Nacional

Corinna medió para que el Ayuntamiento de Barcelona pagara 8,3 millones por dos galas deportivas

La amiga 'entrañable' del rey Juan Carlos consiguió que el Consistorio que dirigía Joan Clos firmara un contrato para patrocinar los Premios Laureus de 2006 y 2007, según publica eldiario.es. Corinna ofreció a Iñaki Urdangarin una buena cantidad por participar en la organización del evento, que finalmente rechazó por cuestión de imagen. 

La celebración de la gala de los Premios Laureus del deporte le salió cara al Ayuntamiento de Barcelona. El consistorio del entonces alcalde, Joan Clos (PSC), gastó 8,3 millones de euros en dos fiestas que se celebraron en 2006 y 2007. Quien consiguió que el alcalde firmara dicho contrato para el patrocinio de tales eventos deportivos no fue otra que la amiga del rey Juan Carlos, Corinna Sayn-Wittgenstein, según publica este miércoles eldiario.es.

La princesa alemana intentó además que el yerno del monarca, Iñaki Urdangarin, liderase la organización de las galas para lo que le ofreció un contrato de 200.000 euros y un bonus de otros 50.000 euros supeditado a los patrocinadores que pudiera conseguir. La documentación que el socio de Urdangarin, Diego Torres, aportó a la investigación del caso Nóos reveló los correos que Corinna y el duque de Palma, muchos de ellos con copia al rey, intercambiaron para planificar la gala de los Laureus. Don Juan Carlos estaba al tanto de las operaciones como demuestra uno de los emails dirigido al ex de Telefónica: "He puesto a tu suegro en copia".

En otro de los correos electrónicos Urdangarin le llega a enviar a Corinna su número de cuenta de La Caixa, pero a principios de 2005 las negociaciones se frustran y el yerno del rey rechaza presidir Laureus España renunciando también a los 250.000 euros que la amiga íntima del rey le había ofrecido. El duque de Palma justifica su decisión por temas de imagen, ya que según explica en su carta, su presencia en la organización podría levantar críticas que podrían tener un impacto negativo para su familia y el entorno de la Casa Real. 

Aun sin la participación de Urdangarin, Corinna siguió adelante con la negociación y consiguió que el Ayuntamiento de la Ciudad Condal firmase el 1 de diciembre de 2005 un contrato con la Fundación Laureus mediante el cual se comprometía a patrocinar las galas del deporte. Un contrato que se traduce en más de 8 millones de inversión procedentes de fondos públicos

Precisamente fue en representación de la Fundación Laureus cuando Corinna acudió a un acto del Valencia Summit presidido por Urdangarin. Pese a que fue en calidad de observadora en representación de una entidad relevante en el mundo del deporte, logró cambiar el protocolo para finalmente sentarse en la mesa presidencial y así compartir mantel con el marido de la infanta Cristina, la alcaldesa de Valencia, Rita Barberá, y el entonces presidente valenciano, Francisco Camps, entre otros. 


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba