Nacional

Batalla en el gym: la cadena que más crece en el mundo apuesta por España pasando del 'low cost'

"En España hay un 16% de personas que van al gimnasio, lo cual quiere decir que hay un 84% que aún pueden empezar a cuidarse", dice el director de Anytime Fitness en España, cadena reconocida por Forbes como la de más rápido crecimiento en el mundo. El mercado español mueve 800 millones al año.

Una entrada de Anytime Fitness
Una entrada de Anytime Fitness FLICKR / fraja1127

Anytime Fitness es la cadena de gimnasios que más ha crecido en 2014 según la revista Forbes. Con presencia en los 50 estados de Estados Unidos y en 18 países, esta marca que funciona bajo el modelo de franquicia cree que ha llegado el momento de apostar muy fuerte por España, país que según dicen es el mercado con más potencial de crecimiento en este momento. El mercado español está valorado en 800 millones de euros, al menos en su último estudio de noviembre de 2013 hecho por la consultora DBK. Sin embargo, el potencial de crecimiento, aseguran es amplio y ya se preveía que 2014 registrara subidas después de varios años de caída de valor por la guerra de precios. "Ahora mismo hay en España un 16% de personas que van al gimnasio, esto quiere decir que hay un 84% que aún pueden empezar a cuidarse y esto supone un mercado formidable", asegura el director de la cadena en España, Rod Hill.

Aparentemente puede parecer muy explotado: los alemanes de McFit tienen 30 establecimientos en España, Basic Fit está haciendo una campaña de publicidad muy agresiva para llenar sus 20 gimnasios, la mayoría de ellos en Madrid... el sector ha vivido una deflación en los últimos años causada por el aumento de la competencia, pero según Anytime Fitness es sólo el principio: "Después de 20 años sin apenas movimiento en los gimnasios, ahora estamos en un momento de cambio" y quieren pillar tajada del mismo. Las pérdidas de McFit en sus primeros años en España están siendo cuantiosas (en 2013, nada menos que 9 millones de euros que se suman a los 5 de 2012 y los más de 2 en los años anteriores) porque su intención es ganar cuota de mercado aún a costa de tener pérdidas al principio. En Basic Fit también acumulan pérdidas millonarias con una cifra de negocio que ha ido dramáticamente hacia abajo con la crisis.

Mientras estos dos competidores han roto el mercado cobrando tan sólo 20 euros al mes a sus clientes, en Anytime quieren competir desde un segmento más alto (el precio es de unos 40) con el que ofrezcan más servicios, y sobre todo atención personalizada.

"Alguien que se inicia en el deporte se sentirá solo si su monitor para hacer actividades es una pantalla"

"Hay espacio para todos. Una persona muy acostumbrada puede acudir a un gimnasio masivo donde te lo tienes que hacer tu todo. Pero alguien que se inicia en el deporte, que necesita asistencia se sentirá solo en un gimnasio donde el monitor para hacer actividades es una pantalla. No tenemos miedo a ser más caros. En las ciudades hay gente con capacidad de sobra para pagar nuestra cuota por un mejor servicio", asegura Hill, que no puede esconder por la anchura de sus bíceps que es un adepto a los gimnasios desde muy joven. El mercado en España está ahora mismo muy atomizado, aunque con tendencia a la concentración. Según DBK, los cinco primeros operadores alcanzaron en 2012 una cuota de mercado conjunta del 21,7%, en tanto que los diez primeros absorbieron la tercera parte del volumen de negocio total, 3,5 puntos más respecto a 2010. 

Huyendo del low cost

"El modelo de negocio hace años en este sector no era sostenible. Había gimnasios con 12.000 socios, imagínate si todos querían venir a la misma hora, no cabían. Hemos visto algunos macrogimnasios cerrar porque no tenían capacidad de cubrir los gastos. En nuestro caso tenemos 800 socios de media, pero estamos abiertos 24 horas. Tú entras con tu llave y puedes entrenar a las 5 de la mañana si quieres. La experiencia de nuestro gimnasio en Poblenou (Barcelona) nos dice que siempre hay alguien, en todas las horas del día", asegura Hill, que anima a los emprendedores que quieran a contactar con ellos y dice que el momento es ahora: "Una de las cosas que más me gusta de España ahora mismo es la estabilidad de los precios inmobiliarios, no como en UK donde ahora mismo hay una gran inflación inmobiliaria y es difícil invertir". Su negocio, asegura, es válido para ciudades por encima de 50.000 habitantes.

"El primer mes es clave. Hay que entrar en el corazón de la persona y crear el hábito de hacer ejercicio"

"El primer mes es clave. Hay que entrar en el corazón de la persona y crear el hábito de hacer ejercicio", cuenta Hill, quien tiene claro que los gimnasios low cost han perdido una de las cosas más importantes: "Un gimnasio no vale porque tenga las mejores máquinas, que todos las podemos comprar y son iguales. Es el trato personalizado, dando a cada persona lo que necesita lo que nos hace diferentes. Nosotros necesitamos varias sesiones para ver exactamente qué objetivos tiene el cliente y buscar la mejor manera de que pueda lograrlos. Las lesiones de gente sin experiencia pueden estar a la orden del día si no hay una asistencia adecuada. No es eso". 

"Por optimismo, por el gusto por cuidarse y hasta por culto al cuerpo", España es uno de los mercados más atractivos según dice esta cadena de franquicias. En 2013, el 19% y el 16% de los gimnasios se localizaban en las comunidades de Cataluña y Madrid, respectivamente, siendo las áreas metropolitanas de Barcelona y Madrid las principales zonas elegidas para la apertura de nuevos centros. Estados Unidos y Austrialia ya han vivido el modelo de éxito de estos gimnasios, que rápidamente se extendieron por su geografía. ¿Será España la siguiente parada?


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba