Nacional

El Consejo de Administración de RTVE abronca a su presidente a cuenta de la publicidad

La reunión de ayer del Consejo de Administración de RTVE comenzó con una “reprimenda” a Santos Miguel Ruesga (UGT), presidente de turno de la Corporación, por “extralimitarse” al pretender poner sobre la mesa una propuesta para el retorno parcial de la publicidad cuando no tiene el respaldo del Congreso para ejecutar ese tipo de medidas, según explican a Vozpópuli varios consejeros que mantienen que Ruesga sólo contó con el apoyo de Teresa Aranguren (IU). La dimisión el pasado verano del presidente de la Corporación, Alberto Oliart, dejo al órgano de control sin la autoridad suficiente en la toma de decisiones.

Por ello, el Consejo acordó por unanimidad, tras descartar analizar la propuesta de Ruesga, poner en marcha una comisión que se encargará de reunirse con representantes parlamentarios y el Gobierno antes de adoptar medida alguna. "En función del resultado de estas conversaciones y de los términos concretos del recorte planteado el Consejo establecerá los mecanismos necesarios para implementar las medidas que deban adoptarse", afirmaron sus miembros en un comunicado en el que se asegura que se dará cuenta a los representantes de los trabajadores del resultado de las conversaciones.

Por otro lado, la venta de derechos deportivos y la renuncia al segundo múltiplex de canales son algunas de las alternativas que barajan en el seno del Consejo de Administración de RTVE a los recortes laborales y al retorno de la publicidad, tal y como explican fuentes del propio Consejo que hacen hincapié en que no se tomará ninguna medida sin consultar a las Cortes, los grupos parlamentarios y al Gobierno. La supresión del segundo múltiplex supondría un ahorro de 40 millones de euros, pero obligaría a la renuncia a la alta definición y a Teledeporte, canal sin el que rebajarían los gastos de la Corporación en unos 10M€. Esta medidas, sumada a la venta de derechos deportivos –unos 35 millones por la Champions League, en torno a 6 millones por el tenis, y los 60 millones que cuestan las imágenes los de los Juegos Ólimpicos- implicarían un ahorro de en torno a 150 millones. No obstante, la venta de los derechos de los Juegos Olímpicos es complicada ya que por el momento los operadores privados dudan de su rentabilidad por su alto precio.

Los datos que manejan los miembros del Consejo de Administración de RTVE desaconsejan el retorno de la publicidad como medida para compensar el recorte presupuestario de 200 millones que pretende el Gobierno. Según fuentes del órgano de tutela, la medida conllevaría una rebaja en la tasa que pagan las televisiones privadas y las empresas de telecomunicaciones en una cifra equiparable a los posibles ingresos por venta de espacios comerciales.


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba