El nuevo líder socialista clausura el congreso extraordinario agitando el próximo triunfo electoral del PSOE

Pedro Sánchez exige a Rajoy que explique en el Congreso la perdida de 12.000 millones de euros en la venta de Catalunya Banc al BBVA

El nuevo secretario general del PSOE ha cerrado este domingo el congreso extraordinario exigiendo a Mariano Rajoy que comparezca en el Parlamento para explicar los 12.000 millones que ha perdido el erario público con la venta de Catalunya Banc al BBVA. Pedro Sánchez se ha comprometido también a elaborar una alternativa de gobierno que movilice a los 3,5 millones de votantes que ha perdido su partido desde las pasadas elecciones generales.

El nuevo líder del PSOE, Pedro Sánchez, durante su discurso de clausura del congreso federal extraordinario.
El nuevo líder del PSOE, Pedro Sánchez, durante su discurso de clausura del congreso federal extraordinario. EFE

Con el Congreso de vacaciones parlamentarias, Pedro Sánchez va a exigir a Mariano Rajoy, con quien se entrevista este lunes, que comparezca ante el pleno para explicar la venta de Catalunya Banc al BBVA, una operación por la que esta última entidad ha pagado poco más de 1.000 millones de euros después de que el Estado aportara para su rescate cerca de 13.000. El nuevo secretario general del PSOE también va a proponer que los bancos nacionalizados estén obligados a conceder crédito a las pequeñas y medianas empresas y que, cuando sean vendidos, “se haga por el mismo precio al que fueron rescatados”.

Pedro Sánchez propone que los bancos nacionalizados sean vendidos al precio que fueron rescatados

El caso de Catalunya Banc ha servido de contexto a Sánchez para poner la directa en el problema catalán. Ha ofrecido todo su apoyo al PSC y criticado la hipocresía de Jordi Pujol y de su entorno en Convergencia. “Qué hipócrita es el patriotismo de quien tiene que elegir entre patriotismo y el patrimonio, elige el patrimonio y se lo lleva a paraísos fiscales cercanos”.

La ejecutiva que rodea a Pedro Sánchez ha sido apoyada por el 86% de los delegados y su secretario general se ha comprometido a elaborar una alternativa de gobierno que movilice a los 3,5 millones de votantes perdidos por su partido desde noviembre de 2011. Ha habido fuga de votos a la abstención y también a Podemos, formación a la que no ha mencionado de forma directa, pero a la que sí ha aludido de forma implícita en muchos apartados de su discurso. “Nuestro proyecto es de mayorías, nuestro partido no es fruto de una torrentera, tiene 135 años de historia, el populismo solo es poner la vela en la dirección que sopla el viento y eso no lo vamos a hacer”, ha argumentado.

Compromisos para una remontada electoral

Sánchez ha llamado a los socialistas a ponerse manos a la obra para iniciar “la remontada electoral” y para ello ha adelantado, incluso, algunas de las promesas que figurarán en su programa. Estas son las principales: derogación de la reforma laboral del PP, publicación trimestral de las cuentas del PSOE en Internet y del patrimonio e intereses de sus altos cargos, derogación de los acuerdos con la Santa Sede, endurecimiento del Código Penal para los delitos de corrupción, expulsión de los representantes políticos del Tribunal de Cuentas, una ley de Igualdad salarial para hombres y mujeres, eliminación del aforamiento para los cargos públicos, limitación del mandato del presidente del Gobierno a dos legislaturas, nueva ley de financiación de partidos y una reforma fiscal que equipare las rentas del trabajo a las del capital y acabe con las ventajas de las sicavs. El nuevo PSOE promoverá también una ley Electoral que no incluirá, como reclama el PP, que salga elegido alcalde el cabeza de lista más votado.

El líder socialista opina que Rajoy ha convertido a España es un país "hastiado, indignado y herido"

El objetivo final de su política económica, ha dicho Pedro Sánchez, será evitar que “la clase media y la clase trabajadora siga pagando el coste de las reformas estructurales”. Su estrategia electoral pasa por movilizar a parados, pensionistas, funcionarios y, así, a todos los colectivos que aportan mayor número de votos. La primera parada de esta estrategia será en los comicios municipales y autonómicos de mayo y la segunda en las generales. En este recorrido, ha añadido el nuevo líder socialista, el PSOE va a salir “al encuentro de los indignados, de quienes quieren que las cosas cambien sin populismos ni demagogias” para “modernizar la izquierda” y cambiar un país “hastiado, indignado y herido”.

La clausura del congreso ha sido seguida en directo por Felipe González, José Luis Rodríguez Zapatero, Alfredo Pérez Rubalcaba, Joaquín Almunia y los secretarios generales de UGT y Comisiones, Cándido Méndez e Ignacio Fernández Toxo. Sánchez ha tenido para Rubalcaba palabras de agradecimiento, pero también un último reproche: el rechazo del PSOE a que Jean-Claude Juncker presida la Comisión Europea y su voto negativo "no fue un error" sino, sencillamente, una actitud "coherente".


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba