La ejecutiva socialista ha perdido el control sobre el futuro del partido

Susana Díaz se enfrenta a la 'vieja guardia' y sondea al PSOE para que los militantes elijan directamente al sucesor de Rubalcaba

La presidenta de Andalucía, Susana Díaz, sabe que tiene que arriesgar si quiere ser algo en el PSOE a nivel nacional. Ha empezado a sondear al resto de los ‘barones’ para que el nuevo líder del partido sea elegido por toda la militancia, algo que provoca sarpullidos en la ‘vieja guardia’.

Susana Díaz con parte de su equipo, este miércoles en Sevilla
Susana Díaz con parte de su equipo, este miércoles en Sevilla efe

Eduardo Madina fue ayer martes el primero que advirtió que si se convoca un congreso extraordinario debe ser para no ceñirse a las reglas clásicas y permitir que los más de 200.000 militantes del PSOE elijan directamente, sin intermediarios, al nuevo secretario general.  Hoy ha reforzado su advertencia añadiendo que si no es como el dice, no competirá por el relevo de Alfredo Pérez Rubalcaba. La voz del joven diputado vasco, sumada también a la de la exministra Carmen Chacón, enseguida ha tenido eco en buena parte de las federaciones. Guillermo Fernández Vara (Extremadura), Emiliano García-Page (Castilla-La Mancha), Patxi López (País Vasco) y otros responsables orgánicos del PSOE, creen que después de la debacle del domingo, el partido tiene que arriesgar y están dispuestos a cambiar las reglas de juego que han regido, hasta ahora, en los casi cuarenta congresos celebrados por los socialistas a lo largo de toda su historia.

La federación extremeña, vasca y castellano manchega respaldan el voto directo de los militantes

Desde ayer, la presidenta andaluza, Susana Díaz, sondea a las distintas federaciones para permitir que sean los militantes los que tengan el voto directo en el congreso que elegirá al nuevo secretario general. Según fuentes socialistas, Díaz es consciente de que si quiere ser algo en el PSOE a nivel nacional, no puede cerrarse al sentir de la mayoría de los militantes, ya que entonces su hipotética elección como secretaria general quedaría cuestionada desde el primer momento.

Tanto se está moviendo Susana Díaz como si estuviera ya en la secretaria general, que ha obligado a  Rubalcaba a ceder. Hoy miércoles no ha aparecido por el Congreso de los Diputados, pero ha difundido a través de personas de su confianza que él está dispuesto a cambiar las reglas del congreso de julio si la mayoría de las federaciones están de acuerdo. De hecho, las está sondeando igual que Susana Díaz para no dar la sensación de que está desbordado por los acontecimientos ya ha perdido el control del partido.

Bono: "No puede ser un pase de modelos"

Esta tendrá que ser una decisión que adopte el comité federal del PSOE, su máximo órgano de decisión entre congresos, y va a resultar, en todo caso, polémica. El expresidente del Congreso José Bono ha hecho hoy su aparición en la madrileña Carrera de San Jerónimo para hacer oír su voz y decir que la elección del nuevo líder de su partido “no puede convertirse en un pase de modelos”. El expresidente andaluz Manuel Chaves le había secundado antes: “Las reglas del juego que rigen el funcionamiento del partido no se pueden cambiar”, ha advertido, como si fuera portavoz de la vieja guardia socialista. La olla sigue en ebullición.

En el supuesto de que el voto directo de la militancia en el próximo congreso prosperara, habría que hacerse una consulta previa y podría darse el caso, incluso, de que surgiera una bicefalia de triste recuerdo para el PSOE. Este supuesto se daría en el caso de que saliera elegido para el cartel electoral alguien distinto al que, posteriormente, el congreso eligiera para secretario general. Un lío morrocotudo.


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba