Nacional

Acuerdo en el Congreso para que los partidos publiquen sus cuentas y donaciones

La reforma de la Ley de Financiación de los partidos que se aprobará en junio, obligará a los partidos a informar de cada una de las donaciones superiores a 50.000 euros y dará más poder sancionador al Tribunal de Cuentas.

Fachada del Tribunal de Cuentas, al que tras la reforma se le otorgará capacidad
Fachada del Tribunal de Cuentas, al que tras la reforma se le otorgará capacidad Vozpópuli

Los partidos políticos estarán obligados a hacer públicas sus cuentas anuales, las donaciones que reciben y los créditos que mantienen con entidades financieras, según el acuerdo alcanzado en el Congreso para reforzar la transparencia de las formaciones políticas, que se extenderá también a las fundaciones vinculadas a los partidos.Según se informó a Europa Press en fuentes parlamentarias, estos cambios se han acordado en la ponencia de la Comisión Constitucional encargada de examinar la reforma de la Ley de financiación de partidos, que se aprobará en el Congreso el próximo mes de junio.  

El proyecto de ley fue aprobado en diciembre por el Gobierno para reducir un 20% la financiación pública de los partidos políticos pero, una vez en el Congreso, se ha ampliado el recorte a las subvenciones que reciben las fundaciones de los partidos y se ha aprovechado para introducir una serie de cambios legales para reforzar la transparencia y el control de los partidos políticos.

Teniendo en cuenta las enmiendas de la oposición y los principios de transparencia, ejemplaridad y mejora de la fiscalización de los partidos, el secretario general del Grupo Popular, José Antonio Bermúdez de Castro, propuso ampliar el objetivo inicial de la ley con una serie de enmiendas transaccionales que, en líneas generales, han sido aceptados por todos los partidos.

Más información para el Tribunal de Cuentas

En ese sentido, se obligará a los partidos a que, además de enviar cada año al Tribunal de Cuentas un informe global sobre su financiación privada, comuniquen a la institución fiscalizadora cada una de las donaciones de más de 50.000 euros o de bienes inmuebles que reciben de empresas jurídicas (en los tres meses posteriores a la recepción). El Tribunal llevará un registro para comprobar que no se supera el tope anual de 100.000 euros.

Los partidos políticos, como entidades privadas, no están sujetos a la futura Ley de Transparencia de la Administración, pero la ponencia ha acordado aplicarles los mismos principios. Así, una vez que su actividad anual sea fiscalizada por el Tribunal de Cuentas, las formaciones harán públicas sus cuentas en su página web con información sobre su balance económico, su cuenta de resultados y los créditos que tienen firmados con entidades financieros, incluyendo, si es el caso, datos de las operaciones de condonación de deuda.  

 Respecto a estas operaciones de condonaciones de deuda, tanto del capital como de los intereses, se ha acordado también poner un límite anual de 100.000, equiparándolo así al tope fijado para donaciones privadas. En cuanto a las donaciones que reciben los partidos, se ha acordado ampliar el catálogo de empresas que tienen prohibido hacer donaciones a los partidos políticos. Ya no sólo serán aquellas que tienen contratos en vigor con la Administración, sino también todas las que compartan órganos de dirección.

 Más regulación

Es decir, que la prohibición se extenderá a las empresas mayoritariamente participadas por aquellas que contratan con la Administración, a las fundaciones de éstas y a las que forman parte del mismo grupo empresarial.Además, y con el objetivo de que no se repita un caso Palau, se establecerá que ninguna fundación que recibe subvenciones de la Administración, y ello incluye a las vinculadas a formaciones políticas, podrá hacer donaciones a un partido.  

Los partidos políticos han acordado también dotar de capacidad sancionadora al Tribunal de Cuentas, pues hasta ahora la institución sólo podía hacer propuestas, generalmente de recorte de subvención, que luego debía ejecutar la Administración.

 Poder sancionador para el Tribunal de Cuentas

Con esta reforma, el Tribunal de Cuentas podrá imponer directamente sanciones en una serie de supuestos de falta muy grave. En los casos de vulneración del límite anual de donaciones privadas (100.000 euros), se impondrá una multa equivalente al doble de la cantidad excedida. Además, se podrá paralizar la entrega de subvenciones al partido que no presente su contabilidad al Tribunal en tiempo y forma.

 Respecto de las fundaciones de los partidos, se ha decidido que, al igual que las formaciones políticas, habrán de someterse a auditoria privada y que el Tribunal de Cuentas podrá fiscalizar todos sus ingresos, y no sólo las donaciones como hasta ahora. Además, se extiende a las fundaciones la obligación de hacer públicas sus cuentas una vez fiscalizadas y no se descarta que, en próximas reuniones, se les obligue además a comunicar al tribunal cada aportación de persona jurídica que reciban. De entrada, se ha decidido que las fundaciones comuniquen a Hacienda todas las donaciones públicas y privadas que reciben.

La ponencia se ha citado para una tercera reunión para completar la redacción del proyecto y evaluar la posibilidad de introducir más cambios. Sobre la mesa sigue pendiente la pretensión del PSOE de amortiguar la aplicación del recorte del 20% a las subvenciones de los partidos. Proponen que, en vez de que sea efectivo desde la entrada en vigor, se haga en las doce mensualidades siguientes (hasta el verano de 2013), aunque el PP sigue sendo reacio.  

El informe de la ponencia se elevará a la Comisión Constitucional, que después llevará su dictamen al Pleno del Congreso para su aprobación y remisión al Senado. Se espera completar la tramitación en junio.


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba