Nacional

Un descuido de los obreros, la causa principal de las goteras en el Congreso de los Diputados

Fuentes de la Cámara Baja relatan que los operarios que trabajan en el tejado del hemiciclo “se dejaron una parte descubierta” sin reparar en la predicción meteorológica de este miércoles, que avanzaba lluvia. Tuvieron que recurrir a planchas de “estaño” para taponar la fuga.

No fue la fuerte tromba de agua que cayó sobre el centro de Madrid en la mañana de este miércoles la única razón de que unas grandes goteras retrasaran dos horas el primer Pleno del Congreso de los Diputados en el curso que arranca. Según cuentan fuentes de la Cámara Baja a Vozpópuli, existió un descuido por parte de los obreros que aún trabajan en el hemiciclo, quienes “se dejaron una parte descubierta” pensando que el tiempo no sufriría alteraciones con respecto a los días anteriores. Así, no atendieron a la predicción meteorológica, que avanzaba lluvia para esta jornada, y no tomaron las precauciones oportunas para impedir el paso del agua en dicho punto.

Las mismas fuentes apuntan que la lluvia, una vez que ya había calado por aquí, se fue filtrando por los conductos del aire acondicionado. Con los escaños de la Izquierda Plural (IU-ICV-CHA) y la tribuna de prensa empapados, la principal tarea consistió en “extender unas planchas de estaño” sobre la superficie descubierta, apuntan las mismas fuentes. Acto seguido, la siguiente labor fue vaciar la balsa de agua que se había formado en el exterior, y ya dentro colocar una gran lona impermeable de plástico y color verde para impedir que el agua cayera a la parte de abajo, donde se sientan los diputados. Posteriormente se llevó a cabo el secado de las zonas afectadas en el interior (suelo, sillones, escritorios, etc.), donde ujieres de la Cámara recurrieron a toallas y cubos de fregar.  

No obstante, una de las primeras reacciones del equipo del presidente del Congreso, Jesús Posada, fue ponerse en contacto con la arquitecta-jefa de las obras que se acometen en el hemiciclo, iniciadas en noviembre de 2012 y que aún no han acabado. Esta arquitecta-jefa, que coordinó rápido los trabajos para frenar la entrada de agua, había recibido el martes, indicaron las mismas fuentes, la felicitación de la Mesa de la Cámara Baja por los servicios prestados en una obra, de gran envergadura, que ya está cerca de concluir.

En un comunicado, el Congreso informó este miércoles de que las obras, que forman parte de un proyecto de Patrimonio del Estado, continúan su curso, y está previsto que finalicen en el mes de noviembre. Las reformas que se habían finalizado esta semana, precisó la Cámara Baja, son las realizadas durante los meses de julio y agosto por el propio Congreso con el objetivo, entre otro, de mejorar “el sistema de aire acondicionado en el Hemiciclo y en el Salón de Pasos Perdidos”. 

Esta imagen de las Cortes convertidas en un “cascada” fue el recuerdo que se llevaron los integrantes de una delegación del Parlamento de Taiwán que asistió en directo al espectáculo (lógicamente lo inmortalizaron rápido con cámaras de fotos al estilo de sus compatriotas turistas) desde la tribuna de invitados. Este fallo en la infraestructura de la soberanía popular española llega apenas unos días después de que otro destino asiático, la capital de Japón, se haya hecho con la organización de los Juegos Olímpicos de 2020 en detrimento de Madrid. Los diputados relacionaban en los pasillos ambos acontecimientos al confundir a la delegación taiwanesa con una japonesa.


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba