Nacional

Madrid Destino y el Conde Duque, la herencia envenenada de Gallardón a Botella

UPyD pedirá toda la documentación de esta empresa municipal que adjudica “a dedo” y alquila espacios públicos sin base legal.

La empresa pública Madrid Destino ocupa espacios dentro del Cuartel del Conde Duque sin un procedimiento legal de cesión, algo totalmente irregular.
La empresa pública Madrid Destino ocupa espacios dentro del Cuartel del Conde Duque sin un procedimiento legal de cesión, algo totalmente irregular. FLICKR/Esteban Trigos

Adjudicaciones a dedo de un millón de euros, cesión del espacio público para celebrar fiestas sin tener autorización, adjudicación express de terrazas,… son algunas de las irregularidades que ha venido denunciando en los últimos meses UPyD sobre la empresa municipal Madrid Destino. UPyD cree que esto sólo es la punta del iceberg. Han pedido toda la documentación de la empresa que les facilita el Gobierno de Ana Botella a cuentagotas para conocer la realidad de esta sociedad pública. Están convencidos que la empresa esconde más trampas.

La sociedad no tiene consejero delegado y, según denuncia la concejala Patricia García López, gobierna el consejo de dirección, cuyo coordinador, por cierto, vive en Barcelona.

UPyD cree que el Gobierno municipal quiere que la empresa termine en pérdidas al final de año y proceder a su disolución para que todo el mundo la olvide. Señala que esta empresa pública ocupa espacios dentro del Cuartel del Conde Duque sin un procedimiento legal de cesión, algo totalmente irregular. De hecho, el Ayuntamiento ha reconocido, incluso públicamente, que lleva más de un año con el expediente de cesión que permite el uso del Conde Duque por diversas entidades, entre ellas Madrid Destino.

La concejala Patricia García López (UPyD) también ha denunciado en varias ocasiones lo que considera un “caos” en la gestión del Conde Duque. Permite que una empresa utilice sus instalaciones y posteriormente facture a terceros. El Conde Duque, de propiedad municipal, no recibe nada, solo tiene los gastos. UPyD y algunos trabajadores se hacen algunas preguntas sobre esta empresa municipal: ¿Cómo es posible que durante tres años el Ayuntamiento haya cedido espacios municipales a Madrid Destino sin el correspondiente expediente de cesión de espacios?



También quieren saber con qué empresas subcontrata Madrid Destino y bajo qué condiciones. Otra de las preguntas sin contestar es cómo se elige a los miembros que componen la plantilla y la cúpula directiva de Madrid Destino y cuáles son sus sueldos. Quieren saber cómo el estudio Corazza de teatro lleva años ejerciendo de 'facto' como compañía 'estable' en Conde Duque, incluso utilizándolo para sus cursos.

Pero no sólo se ceden espacios. Los trabajadores han denunciado en algunas ocasiones que responsables de Madrid Destino les ordenan, algo totalmente prohibido por la legislación vigente.

Paralelamente UPyD ha venido denunciando la situación que atraviesa el Conde Duque cuyas obras costaron 70 millones de euros “escandalosamente caras” e “innecesarias” y que han condenado al centro al ostracismo. El Museo de Arte Contemporáneo, uno de los más importantes de Madrid, sigue cerrado y no tiene fecha de apertura.

La concejala de UPyD cree que eran necesarias unas obras, pero no dar la vuelta a todo el centro, añadiendo elementos extraños y destruyendo todo lo previamente hecho. “Se hicieron cosas absurdas y luego se han visto las consecuencias”, añade.

Una de las fases se abrió en 2011, por las elecciones, pero pronto comenzaron a aparecer graves defectos y a comprobar que estaban inacabadas. Inundaciones, falta de seguridad, mala calidad, puertas de cristal que estallan al paso de las personas,… El que fuera centro cultural rehabilitado por Tierno Galván, y respetado por Alvarez del Manzano, ha sido condenado al ostracismo por Gallardón y sus sucesores, añade UPyD.


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba