Este jueves se aprueba en el Congreso la actualización del Concierto Vasco

Mano dura con CiU y mucha vaselina para el PNV: así combate el Gobierno la fiebre soberanista

El diálogo entre el Gobierno de Mariano Rajoy y el PNV está engrasado, tanto que no existe el riesgo de que éste último se sume a la excursión soberanista de CiU. El Congreso aprueba este jueves la actualización del Concierto Económico, demostración del hilo directo que mantiene el lendakari Iñigo Urkullu con La Moncloa.

 El ‘plan Ibarretxe’ vacunó al nacionalismo vasco contra cruzadas fracasadas y sus efectos todavía se dejan notar en la política española. Este jueves se constituye en el Parlamento de Vitoria la ponencia encargada de revisar el Estatuto de Gernika y aunque hay voces dentro del PNV que empiezan a jalear de nuevo el derecho de autodeterminación, en la intención del lendakari, Iñigo Urkullu, no está poner en dificultades a Mariano Rajoy antes de que finalice la legislatura, ni mucho menos acompañar a los nacionalistas catalanes en su aventura soberanista.

Hasta el final de la legislatura, el PNV no entrará a fondo en la reclamación del derecho de autodeterminación en el País Vasco

Urkullu ha dejado clara su agenda no solo al presidente del Gobierno, sino también al líder socialista, Alfredo Pérez Rubalcaba, y a varios presidentes autonómicos. Su prioridad es sacar al País Vasco de la crisis económica, asentar la recuperación y esperar a ver qué color tiene el Gabinete que salga de las próximas elecciones generales para encauzar la mejora del autogobierno vasco.

El descuelgue del PNV de la fiebre soberanista de CiU está provocando escozor en la Generalitat, aunque no tanto en el grupo parlamentario catalán, controlado por diputados de Unió. Sin embargo, la situación no es cómoda para éstos, pues hoy se verán en la tesitura de tener que apoyar en el Congreso la actualización del Concierto Económico vasco, el mismo marco financiero al que aspiraba Artur Mas cuando al inicio de la legislatura reclamó a Rajoy sin éxito el llamado ‘pacto fiscal’.

Este jueves se vota en el Congreso el nuevo Concierto económico vasco, lo mismo que reclamaba CiU con su pacto fiscal

La actualización del Concierto es, según fuentes del PNV, la demostración palpable de que el diálogo entre La Moncloa y Ajuria Enea está engrasado lo suficiente como para garantizar que el nacionalismo vasco caminará el resto de la legislatura por derroteros bien distintos a los que transita Artur Mas. Esta puesta al día del Concierto fue pactada entre los dos Gobiernos al máximo nivel el pasado enero e introduce en el acuerdo la mayoría de los cambios tributarios registrados desde 2007, fecha de la última actualización.

Los nacionalistas vascos no tienen intención alguna de acompañar a Artur Mas en su cruzada soberanista

El cambio legislativo se canaliza a través de un proyecto de ley cuya aprobación influirá en el buen clima con el que arranca este jueves en Vitoria la ponencia que pondrá a punto el Estatuto vasco. Durante sus trabajos, el PNV espera que no surja ningún tipo de paralelismo con el proceso secesionista en Cataluña, más allá de las apelaciones del sector más radical del partido a resucitar el derecho de autodeterminación, sobre todo ahora que el Constitucional ha dejado abierta la puerta a un encaje legal, acuerdo político de por medio, del llamado ‘derecho a decidir’. El tablero pinta así: mano dura contra CiU y vaselina para el PNV.


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba