Nacional

El Ayuntamiento de Leganés (PP) entorpece una auditoría de la Cámara de Cuentas de Madrid

El órgano fiscalizador público dice que no ha facilitado la información necesaria para las auditorías de 2010 y 2011 y que las cuentas no representan la situación financiera y patrimonial.

La Cámara de Cuentas de la Comunidad de Madrid, órgano fiscalizador del dinero público de la región, ha denunciado que el Ayuntamiento de Leganés, gobernado por el PP, no ha facilitado la información necesaria para realizar correctamente la auditoría de los ejercicios 2010 y 2011.

En unas de las conclusiones de la auditoría, aprobada el día 29 de julio por el pleno del organismo, se dice que “las cuentas anuales del Ayuntamiento de Leganés rendidas para los ejercicios 2010 y 2011 no representan razonablemente, a juicio de esta Cámara de Cuentas, la situación financiera y patrimonial”. En el informe señala que el estudio “se ha encontrado limitado por la insuficiencia de la información facilitada por el Ayuntamiento a esta Cámara”.

De hecho, dedica dos de los capítulos a relacionar toda la documentación que no ha sido facilitada “y hay que resaltar, que dicha información fue requerida reiteradamente a los gestores del Ayuntamiento y que no fue remitida a esta Cámara, en plazo, incumpliendo el deber de colaboración previsto en el artículo 11 de su Ley Reguladora”.

A los auditores les llama la atención que el Ayuntamiento, que preside el popular Jesús Gómez, no haya presentado ninguna alegación al informe, algo totalmente inusual. También llama la atención a los autores del informe que no se ha entregado la documentación correspondiente al periodo anterior, “lo que, como es evidente, perjudica la posición de la propia Corporación en el marco de la fiscalización realizada”.

El informe se refiere a una parte de la gestión del anterior equipo de Gobierno, que dirigía el socialista Rafael Gómez Montoya, que sí hizo unas alegaciones. Estos argumentos fueron tenidos en cuenta por los redactores antes de presentar el texto definitivo.

Jesús Gómez fue la apuesta del PP para hacerse con el municipio de Leganés. Ganó las elecciones sin mayoría absoluta y ha protagonizado una gestión repleta de polémicas no sólo con la oposición, sino con su propio grupo. En el PP están preocupados por el futuro político del cuarto municipio en número de habitantes de Madrid. En esa ciudad del sur viven más de 180.000 personas.

Un sinfín de irregularidades

La auditoría relata que el Ayuntamiento no dispuso durante el periodo fiscalizado, ni dispone en la actualidad, “de manuales o procedimientos escritos sobre las distintas operaciones de gestión de su patrimonio, ingresos y gastos”. Las distintas aplicaciones informáticas para patrimonio e inmovilizado, gastos de personal, ingresos y tesorería no están conectadas entre sí, ni con la aplicación contable y no vuelcan sus datos automáticamente en la contabilidad. Esta situación produce constantes problemas.

Pero la falta de información técnica no es todo. Los auditores dicen que hay “ausencia de comunicación entre distintas áreas del Ayuntamiento cuya fluida relación es básica para el adecuado funcionamiento”. No se ejerce ningún control sobre los ingresos procedentes del Centro de Empresas y no realiza comprobación alguna sobre las liquidaciones que realiza la empresa del suelo, llamada Emsule.

Tanto la Cuenta General del ejercicio de 2010 como la del 2011 se han rendido fuera del plazo establecido por la ley. No incluye en ninguno de los ejercicios fiscalizados la de la sociedad Suroeste Digital TV AHL, participada en un 51% por el Ayuntamiento. La Fundación Juan Muñoz no ha rendido sus cuentas anuales de ninguno de los dos ejercicios.

Se han detectado numerosas deficiencias en la tramitación y formación de los expedientes de los presupuestos de 2010 y 2011 e importantes deficiencias en la modificación presupuestaria. El informe incluye una veintena de deficiencias dentro del apartado de liquidación de los presupuestos de dichos ejercicios, entre las que destaca: no dispone de un inventario detallado y valorado de los bienes que componen su inmovilizado; no contabiliza amortizaciones para su inmovilizado, por lo que sus valores en el balance no recogen el deterioro por el paso del tiempo.

El Ayuntamiento ha realizado en el ejercicio 2011 un cambio en el criterio de registro contable de las subvenciones y transferencias recibidas. El reconocimiento del derecho ha pasado a realizarse por el total, sin esperar a tener constancia de que la entidad concedente hubiera reconocido su obligación. No se realiza ninguna anotación contable ni presupuestaria por los pagos aplazados o fraccionados. Asimismo se relatan irregularidades en la rescisión del contrato en la Escuela de Música Pablo Casals, o el convenio para ceder terrenos a una gasolinera.

La Cámara de Cuentas aconseja al Ayuntamiento a “reorganizar su estructura y modificar sus procedimientos” para garantizar el funcionamiento de la organización, el intercambio de información entre las distintas unidades “y la correcta asunción de responsabilidades según el puesto desempeñado por cada uno de los trabajadores o cargos políticos”.


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba