Nacional

El Gobierno aparca la Ley de Servicios y Colegios Profesionales tras las protestas de los arquitectos

El Ejecutivo no quiere líos en unos meses electorales que terminarán con las generales. Y sobre todo no quiere problemas con los arquitectos, un sector castigado por la crisis.

El Gobierno aparca la Ley de Servicios y Colegios Profesionales tras las protestas de los arquitectos
El Gobierno aparca la Ley de Servicios y Colegios Profesionales tras las protestas de los arquitectos Colegio de Arquitectos de Sevilla

Hace unos días los arquitectos sevillanos, uno de los grupos más activos de España, desmontaron una gran pancarta colocada en el edificio de su Colegio contra la nueva Ley de Servicios y Colegios Profesionales (LSCP). Habían ganado la guerra que les ha tenido movilizados dos años. El Gobierno ha frenado la nueva ley con la disculpa de que tienen que esperar las conclusiones sobre una directiva europea. Los arquitectos, tanto los de Sevilla como los del resto de España, han respirado contra lo que consideraban un ataque directo contra su profesión. 

¿El motivo de la retirada? El Ejecutivo no quiere líos en unos meses electorales que terminarán con las generales en noviembre de este año. Y sobre todo no quiere problemas con un sector, el de los arquitectos, que ha sido uno de los más castigados por la crisis. Había hecho ya algunas modificaciones, pero aún tenía a parte de los profesionales en contra.

El Consejo Superior de Colegios de Arquitectos de España ya ha notificado a todos sus afiliados que el Ejecutivo de Rajoy “ha desistido” en sacar adelante la LSCP. La norma nacía bajo iniciativa de Europa que cree que la liberalización en la prestación de servicios traerá más competencia y por lo tanto rebajas en los costes.

La nueva Ley cambiaba las atribuciones profesionales del sector de la edificación, establecida hasta la fecha en el artículo 2 de la Ley de Ordenación de la Edificación. Los arquitectos de toda España se movilizaron primero en las redes sociales, luego en los medios y finalmente con los colegios profesionales.

La Ley nacía por iniciativa europea con el objetivo de liberalizar la prestación de servicios para traer más competencia

El texto pretendía modificar las atribuciones, competencias y responsabilidades de los agentes que intervienen en el sector de la edificación. Uno de los arquitectos que se opuso a la norma explica a este medio que se quería abrir la posibilidad a que “todos pudieran edificar de todo”, o lo que es lo mismo, que los ingenieros pudieran hacer obras que hasta la fecha estaban reservadas para los arquitectos. “Bajo este afán liberalizador se abrían una serie de incertidumbres jurídicas y una falta de garantía para los ciudadanos bajo el argumento de que la competencia haría las obras más baratas”, afirmaba este profesional.

Los arquitectos son partidarios de mejorar la Ley de Ordenación de la Edificación, pero no en buscar un problema donde no lo había. Pero el Gobierno insistía en que Bruselas exigía los cambios para liberalizar los servicios y de ahí la nueva Ley, que fue redactada por el Ministerio de Economía.

Los arquitectos habían logrado en el último borrador que se reconocieran los principios de su especialización. Pero el nuevo texto había planteado problemas con algunas ingenierías, por lo que el Ejecutivo ha preferido aparcar el proyecto para mejor ocasión. 


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba