Segunda vuelta del debate de investidura

Ciudadanos pide a Díaz más hechos que palabras contra la corrupción para facilitar su investidura

Tanto el líder de Ciudadanos como su portavoz en Andalucía han advertido de que quieren un acuerdo por escrito y con "garantías" de cumplimiento de las palabras de Susana Díaz para abstenerse en la votación. Podemos agradece los guiños pero también reclama hechos.

Susana Díaz en la segunda sesión de debate en el parlamento andaluz
Susana Díaz en la segunda sesión de debate en el parlamento andaluz Efe

El líder de Ciudadanos, Albert Rivera, ha avanzado hoy que su partido votará 'no' a la investidura de la socialista Susana Díaz el próximo jueves en segunda vuelta si el PSOE no firma por escrito y con "garantías" de cumplimiento un pacto anticorrupción así como el paquete de medidas económicas que propone su partido, según recoge Efe.

En rueda de prensa en la sede central de Ciudadanos, en Barcelona, Rivera ha explicado que no facilitarán la investidura de Díaz si el PSOE no firma previamente unas propuestas que son "irrenunciables" como el pacto anticorrupción, que la candidata socialista se ha comprometido a suscribir, si bien no se ha materializado por el momento.

Marín ha reclamado cambios "profundos" contra la corrupción y las políticas de empleo, y le ha ofrecido "arrimar el hombro" con acuerdos puntuales durante el mandato

Para facilitar la investidura en segunda vuelta, el dirigente de Ciudadanos ha exigido también un acuerdo que recoja sus propuestas económicas, como una menor presión fiscal para la clase media y trabajadora o una línea de crédito para las Pymes, además de otros compromisos como la supresión de cargos públicos en la administración o un cambio en la ley electoral. Además, Rivera ha precisado que su partido quiere "garantías" de cumplimiento en el caso de que su partido llegue a un acuerdo con el PSOE, y ha advertido de que "no firmarán papeles en blanco". 

Su compañero de partido en Andalucía, Juan Marín, ha reclamado en este segundo debate a la candidata socialista cambios "profundos" contra la corrupción y las políticas de empleo, y le ha ofrecido "arrimar el hombro" con acuerdos puntuales durante el mandato.

Durante su intervención, de unos treinta minutos, el dirigente de Ciudadanos ha trazado los principales objetivos de grupo en la décima legislatura andaluza que ha resumido en la idea de que su formación "no viene a romper nada, sino a sumar y a aportar". Marín ha puesto especial énfasis a lo largo de su discurso en que los principales problemas de la comunidad son el alto porcentaje de desempleo y el "bochornoso espectáculo" de la corrupción.

Pese a las coincidencias con los contenidos del programa de gobierno de Susana Díaz, el portavoz de Ciudadanos ha aseverado: "No es nuestro programa y le anuncio el voto negativo a su investidura". Se mostrado convencido de que las elecciones andaluzas han marcado un antes y un después en la comunidad, al asegurar que una "era ha terminado cuando las ilusiones se han agotado y que ha llegado una época nueva porque el pueblo ha recuperado la confianza", si bien ha criticado las razones del adelanto electoral que ha dicho "no entender". "Nada perjudica más a la democracia que no escuchar a la gente", ha sostenido Marín, que ha achacado a las políticas de los gobiernos socialistas en la Junta el "aumento" de las desigualdades y la distancia real en la convergencia con otras regiones de España y la UE.

A su juicio, Andalucía lleva demasiados años "sufriendo" las políticas de subsidios en lugar de la apuesta por los incentivos a los sectores productivos y al "músculo" económico, y ha aseverado que "es hora de hacer otra política, de los derechos, de las personas y de sus libertades para sacar a Andalucía de la situación".

"Probablemente, con Ciudadanos se ha hecho más contra la corrupción en los últimos 30 días que en los 30 años pasados", dice Marín, que no quiere "cargos ni consejerías"

Marín ha afirmado que su partido no quiere cargos, ni consejerías sino "políticas de impulso económico y de igualdad que se cumplan", y ha aclarado que el objetivo de Ciudadanos es "arrimar el hombro con acuerdos puntuales para dignificar" las instituciones. "Ni defenderemos el silencio ante las injusticias ni vamos permitir que la corrupción continúe", ha sentenciado Marín, que ha lamentado los "gravísimos" casos de que "salpican" a dirigentes de la Junta y de otros representantes que "han alimentado" la sensación de descrédito en las instituciones. "Hemos asistido a un espectáculo impropio de una sociedad moderna. Hay garantizar instituciones limpias, gestiones claras y transparentes", ha reclamado.

El portavoz parlamentario se ha congratulado de que Díaz incluyera en su programa de gobierno propuesta contra la corrupción de Ciudadanos, iniciativa a la que espera que se sumen el resto de formaciones, pero ha advertido de que las palabras "no son suficientes y hay que pasar a los hechos". "Probablemente, con Ciudadanos se ha hecho más contra la corrupción en los últimos treinta días que durante los treinta años pasados", ha enfatizado.

Ha propuesto un cambio en modelo económico, la apuesta por la sanidad y la educación públicas y gratuitas, por planes específicos que favorezcan a los autónomos y la pymes andaluzas, por eliminar duplicidades en la administración autonómica o por favorecer la colaboración público-privada. Marín ha abogado en este sentido por un pacto andaluz por la productividad, aunque en materia fiscal ha saludado la rebaja propuesta por Díaz en el tramo autonómico del IRPF.

Podemos, en la misma línea

Por su parte la secretaria general de Podemos en Andalucía, Teresa Rodríguez, ha agradecido también los "guiños" a su partido de la candidata socialista a la Presidencia de la Junta, pero ha reclamado también "gestos y hechos" dirigidos a la gente, tras asegurar que quieren ser "los carteros del pueblo".

Podemos ha confesado que "le cuesta creer" las promesas de Días, de la que no se "fía"

"De alguna manera algo está cambiando, y se lo agradecemos, le agradecemos que quiera hablar de rescate de los ciudadanos, de que los partidos se hagan cargo de los casos de corrupción, de reducir los altos cargos o de ampliar las plantillas en educación y sanidad", ha dicho Rodríguez en su intervención en el debate de investidura, aunque ha confesado que "le cuesta creer" las promesas de Díaz, de la que no se "fía".

Rodríguez, que ha llamado la atención sobre el incumplimiento de otros compromisos de investidura, ha reprochado al PSOE que no haya "intentado" cumplir las propuestas que en el ámbito de la lucha contra la corrupción su formación "puso sobre la mesa", y ha subrayado la necesidad de una "profesionalización" de la administración pública. "Acabar con la impunidad es limpiar la vida pública", ha clamado la dirigente de Podemos, que entre otras iniciativas ha exigido que empiecen a funcionar las comisiones parlamentarias, al tiempo que ha propuesto que los senadores en representación de la comunidad autónoma se elijan mediante primarias.


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba