Del Complemento Salarial de C's a los Ingresos Mínimos socialistas

Podemos, padre de la Renta Básica, al margen de la “subasta” de ayudas iniciada por el PSOE

Tras los 6.000 millones de Pedro Sánchez, los 2.000 de Javier Maroto, o los 10.000 de Ciudadanos... Podemos se mantiene al margen de las cifras en el debate electoral de las ayudas a los más pobres

El secretario general de Podemos, Pablo Iglesias.
El secretario general de Podemos, Pablo Iglesias. EFE

Es año electoral, y ya ha dado comienzo la batalla de las propuestas de ayudas, subvenciones y complementos salariales. El lunes fue el turno del PSOE, que presentó su renta mínima, y del PP, que respondió hablando de 2.000 millones ahorrados en desempleo utilizables en ayudas sociales. Este martes, distintos responsables de Ciudadanos, en declaraciones a Vozpópuli, han asegurado que piensan combatir, con su Complemento Salarial Anual Garantizado a los trabajadores en precario, tanto las propuestas de Sánchez, “que desincentivan la búsqueda de empleo” y “fomentan la economía sumergida”, como las del PP, al que consideran “falto de sensibilidad”. Mientras, Podemos, que inició este debate en las europeas con su Renta Básica Universal, insiste a Vozpópuli que no van a adelantar propuesta de cifras de su Renta Mínima de Inserción hasta que esté listo el programa. Pero dan, eso sí, la bienvenida a que al PSOE “ahora en la oposición se le peguen algunas de las ideas de izquierdas”.

Este lunes Pedro Sánchez propuso un “Ingreso Mínimo Vital”, que consiste en extender de forma indefinida el subsidio por desempleo para las familias sin recursos, como ya había avanzadoVozpópuli. En las condiciones actuales, estiman en casi 1.8 millones los beneficiarios directos, y un total de alrededor de 730.000 hogares. El precio de la iniciativa será de unos 6.000 millones de euros. Es “seis veces”, aseguran, el gasto actual en Renta Mínima de Inserción. Tratan de paliar con ello la pobreza de unos 2.3 millones de niños españoles. Por ello darían un complemento de 150 euros al mes para las familias que ingresen menos de 7.100 euros, 100 euros al mes para los que estén entre esa cifra y 11.500, y 50 euros al mes a aquellos hogares que ganen menos de 17.000 euros.

Podemos prefiere no dar ninguna cifra a un plan de Renta Mínima de Inserción

Inmediatamente después del anuncio del PSOE, Javier Maroto, vicesecretario del Partido Popular, puso en el tapete 2.000 millones de euros extras para luchar contra la pobreza. Tal es la cantidad, dijo, que se ha ahorrado en prestaciones por desempleo y que ahora iría a engordar el programa social de los populares. “Un partido de gobierno debe hacer promesas con números que las avalen”, aseguró Maroto, que calificó la propuesta socialista de “humo” porque “dicen 6.000 millones como han podido decir 60.000”, además de haber “copiado” la propuesta a la de Podemos.

En la misma línea ha ido este martes el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, que ha criticado la “subasta” en la que han entrado el PSOE y Podemos. “Decir: voy a dar 6.000, 8.000 o 12.000... no podemos entrar en esa dinámica porque no conduce a parte alguna”.

Desde Ciudadanos se pospone para más adelante cualquier revisión de las ayudas de Inserción actuales, y se pone el foco en su estrategia para gastar miles de millones de euros en ayudas para los trabajadores precarios o temporales. Lo llaman Complemento Salarial Anual Garantizado (CSAG) y subrayan que, al contrario que las alternativas del PSOE o de Podemos, puede ayudar a acabar con la economía sumergida. Sólo si se ha cotizado en un año puede aspirarse a completar el sueldo con el CSAG. “Nuestro plan tiene un coste similar a la propuesta de Sánchez pero posee, creemos, un diseño técnicamente muy superior”, opina Luis Garicano, coordinador del programa económico de Ciudadanos. “La mayor parte de los desempleados en España trabajan en algún momento y que por tanto podemos complementar sus ingresos en esos momentos con resultados similares sobre la equidad. Podemos trabajar contra la pobreza mejorando los ingresos de los ciudadanos cuando trabajan”, asegura. “Si se da subsidios de forma indiscriminada se dispara la economía sumergida y se desincentiva el empleo”, incide a su vez Francisco de la Torre, ex secretario General de la Organización Profesional de Inspectores de Hacienda y ahora miembro de Ciudadanos. ¿Y cuánto costará este programa? El partido de Albert Rivera ha presentado un documento en el que explica cómo su plan podría beneficiar a hasta cinco millones de hogares, con un coste estimado de 10.000 millones de euros (un 1% del PIB) en un escenario adverso como el actual.

Y mientras, en el ministerio de Empleo, responsable último de la mayoría de estas ayudas, se duda de todas estas propuestas, incluidas las del PP. Aseguran que tanto Maroto como Sánchez están calentando el calendario electoral. Recuerdan que ya existen muchos planes de apoyo: el Prepara, que cubre a centenares de miles de parados de larga duración; el Programa de Activación de Empleo, aún con escasa implantación (unas 70.000 personas a principios de junio) http://vozpopuli.com/economia-y-finanzas/65377-solo-70-000-de-400-000-posibles-beneficiarios-reciben-los-426-euros-del-plan-pae-para-parados o las propias Rentas Activas de Inserción de las comunidades autónomas, cuyos importes varían considerablemente según de qué comunidad se trate.

Podemos inició este debate con una enorme Renta Básica Universal que ya ha quedado descartada, en parte porque el “círculo” que la promocionaba no ha conseguido los apoyos suficientes, informa Segundo Sanz. La propuesta maximalista ya estaba esencialmente retirada del discurso tras las fuertes críticas recibidas por aquella idea, cuyo coste se estimó en decenas de miles de millones de euros. Ahora, portavoces que prefieren no ser nombrados, reconocen a Vozpópuli que estudian la inclusión de algún tipo de Renta Mínima de Inserción, pero no quieren dar ninguna cifra estimativa de cuánto va a costar su plan. Está en estudio en estos momentos y sólo se conocerá más adelante, cuando lo concluyan los expertos.

La crisis se ha extendido tanto en el tiempo que ha drenado las ayudas a los parados. Hay centenares de miles de personas sin ningún ingreso. Los índices de pobreza relativa están disparados. España es el segundo país de la Unión Europea con mayor índice de pobreza infantil relativa (en el fondo un medidor de la desigualdad social, aquellos que viven con menos del 60% de la media de ingresos nacional), sólo superado por Rumanía, según el último informe de Cáritas Europa. Todo el asunto de las ayudas a los parados de larga duración, las subvenciones contra la pobreza y las políticas sociales, promete ser una de las claves de la cita electoral de este año. Y la guerra de cifras ya ha comenzado.


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba