Nacional

Ciudadanos apuesta por apoyar al PSOE para resolver el puzle de Valencia

El Parlamento de la Comunidad Valenciana está más fragmentado que nunca y los pactos se antojan complicados. El frente de izquierdas se resquebraja por desconfianzas mutuas. Los socialistas recelan de un acuerdo con Compromís...

El Parlamento de la Comunidad Valenciana quedó más fragmentado que nunca el pasado 24-M. El Partido Popular obtuvo la victoria con 31 escaños, el PSOE alcanzó 23 y Compromís logró 19, mientras Ciudadanos y Podemos alcanzaron 13 diputados cada uno. Un puzle difícil de resolver por los intereses cruzados de las formaciones en liza. Los pactos para formar un gobierno estable se antojaban más que complicados y cada vez están más difíciles porque en las últimas horas están creciendo los recelos mutuos entre unos y otros. En ese contexto, el partido naranja que lidera en Valencia Carolina Punset se inclina por respaldar a Ximo Puig, candidato del PSOE.

Lo único seguro es que Alberto Fabra no gobernará; la duda estriba en saber qué mayoría alternativa serán capaces de construir el resto de partidos

Después de años de mayorías absolutas del PP, parece evidente que la sociedad valenciana ha votado para que haya un cambio al frente del Ejecutivo de la Generalitat. Lo único que está claro es que Alberto Fabra no podrá gobernar y se irá a la oposición. Sin embargo, la duda estriba en saber qué mayoría alternativa serán capaces de construir el resto de partidos. A priori, parecía que podría haber con cierta facilidad un acuerdo a tres entre PSOE, Compromís y Podemos, que sumarían una cómoda mayoría, con 55 escaños de los 99 que tiene la cámara regional

Sin embargo, no existe un acuerdo entre esos tres partidos para ver quién debe ser el presidente de la Generalitat. Y ese hipotético frente de izquierdas se resquebraja por las desconfianzas mutuas. Tal y como han publicado varios medios valencianos, Ximo Puig quiere liderar el nuevo Ejecutivo autonónico, pero en Compromís y Podemos prefieren que se haga con el poder Mónica Oltra, candidata del primero de esos dos partidos. La propia interesada ha dicho ya que aspira a la presidencia y ha recalcado la pérdida de votos que ha sufrido el PSOE.

¿Qué va a hacer Podemos en Valencia? Aunque su candidato allí, Antonio Montiel, no descarta entenderse con el PSOE, el propio Pablo Iglesias apeló en una entrevista televisiva al más que probable apoyo de su partido a la candidata de Compromís. Opción que aleja más el acuerdo a tres que al principio parecía obvio. Para enreder más la madeja, en el PSOE no tienen clara la opción de un tripartito porque en la calle Ferraz hay sectores que recelan de un acuerdo con la formación que irrumpió como tercera fuerza política en la comunidad porque no comparten muchos de sus postulados. 

En Ciudadanos aseguran que jamás apoyarán con su voto una alianza en la que esté Compromís, porque "es un partido separatista"

Otro apoyo posible para que Puig consiga la presidencia de la Generalitat sería Ciudadanos. Y esa es la vía que en este momento parece más probable. Fuentes del partido naranja aseguran a Vozpópuli que ahora mismo apuestan por respaldar a los socialistas. En el partido presidido por Albert Rivera aseguran que jamás apoyarían con su voto una alianza en la que esté Compromís. "Son un partido separatista y nuestra única línea roja en Valencia es no pactar con ellos", aseveran. La propia Carolina Punset se ha quejado públicamente del ascenso de la formación liderada por Mónica Oltra y no puede perderse de vista que C's dice en su documento sobre acuerdos postelectorales que no pactará con formaciones nacionalistas

Los tres bloques

Así las cosas, en estos momentos en la Comunidad Valenciana se ha dibujado un escenario con tres bloques políticos. El primero estaría formado solo por el PP y sus 31 diputados, completamente aislado del resto de formaciones, entre otras cosas por los casos de corrupción que hay en sus filas, como la detención del delegado del Gobierno este mismo viernes. En el segundo bloque estarían PSOE y Ciudadanos, que suman 36 escaños. Y, en tercer lugar, Compromís y Podemos, que acumulan 32. Para que la pinza PSOE-C's pueda auspiciar un Ejecutivo de Ximo Puig sería necesaria una abstención del PP. Con esta actitud, los populares, que ya tienen asumido que no gobernarán, conseguirían que no llegasen a la Generalitad Compromís y Podemos. 

En esta coyuntura, resulta más que significativo el encuentro que mantuvieron este jueves en Valencia Puig y Punset. Los líderes del PSOE y Ciudadanos ya han hablado sobre la posibilidad de llegar a un acuerdo. Las negociaciones continúan por buen camino. Aunque el puzle es tan complejo que las piezas pueden volver a variar su posición en cualquier momento. 


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba