Nacional

Rivera avisa: no será "comparsa de nadie" y exige que no haya imputados en los escaños

El presidente de Ciudadanos arremete en Málaga contra la candidata socialista a la Junta, Susana Díaz, a la que califica de "presidenta sustituta del imputado Griñán y del imputado Chaves".

El presidente de Ciudadanos, Albert Rivera, durante su intervención en un acto electoral en Málaga
El presidente de Ciudadanos, Albert Rivera, durante su intervención en un acto electoral en Málaga Efe

El presidente de Ciudadanos, Albert Rivera, ha advertido este domingo de que no van "a ser comparsa de nadie que tenga a expresidentes imputados por corrupción" y que si depende de su partido un gobierno, una mayoría o un cambio en Andalucía "no hace falta ni que descuelguen un teléfono" para llamarlos. Rivera, que ha participado en un acto electoral en Málaga junto al candidato a la Presidencia de la Junta, Juan Marín, ha apostado por "luchar como una lacra" contra la corrupción, que "hay que abordar como un problema nacional", igual que se pusieron de acuerdo para luchar contra el terrorismo.

Se ha referido a Susana Díaz como "presidenta sustituta", porque "no la han votado y sustituyó al imputado (José Antonio) Griñán y al imputado (Manuel) Chaves", y la ha criticado por anunciar una oficina contra la corrupción, ya que "sólo faltaba decir que el presidente va a ser Chaves". "Suena a risa, pero es para llorar. La oficina la tendrían que tener en la sede del partido, porque harían menos desplazamientos y perderían menos tiempo", ha añadido Rivera. También ha resaltado que "uno no puede anunciar una oficina contra la corrupción cuando está plagado de corrupción y tiene sentado en el Senado y aforado en el Supremo a dos expresidentes de la Junta y no se tiene la valentía y el coraje de echarlos a la calle".

Por otra parte, el líder de Ciudadanos ha destacado que las encuestas que les dan "incluso la posibilidad de gobernar España" muestran que "nada es imposible" y les "sitúan en la línea de salida para poder ganar el partido". Ha animado a sus militantes y simpatizantes a seguir "con la misma humildad y ser igual o más prudentes", aunque sin "ponerse techo", y que lo hagan "sin gritar y sin insultar".

"Merecemos un presidente del Gobierno de Andalucía o de España que no esté siempre cabreado, que no tenga miedo a los ciudadanos, que no se esconda detrás de un plasma y que conteste a las preguntas de los periodistas", ha subrayado Rivera. También ha pedido a los miembros de Ciudadanos que "no pierdan la paciencia", que "conviertan los ataques en virtud" y que "no entren al trapo ni bajen al barro", porque no saben "pegar puñaladas ni jugar sucio".

"No voy a cometer el error de otros, como alguno que se ha autonombrado líder de la posición sin haber entrado en el Congreso", ha asegurado el presidente de Ciudadanos, que ha advertido de que "viene un mapa político en el que claro que habrá que llegar a acuerdos". "Cómo no vamos a llegar a acuerdos si el partido que más votos tiene llega al 21 por ciento y nosotros al 18,5 por ciento", ha destacado Rivera.

Sin embargo, ha advertido de que no han venido "a calentar banquillo" ni a que les den "un carguito", y por eso los otros partidos saben que son "un rival incómodo", porque no les van "a comprar con un cargo, una consejería o una concejalía".


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba