Nacional

Albert Rivera incumple su promesa: los simpatizantes de C's no votarán en las primarias

Solo los afiliados del partido naranja tomarán parte en las elecciones internas. La moderación será la estrategia del presidente de Ciudadanos en su intento de llegar a Moncloa... 

Corría el mes de febrero cuando Albert Rivera prometió en una entrevista de El Objetivo (La Sexta) que impulsaría en su formación las primarias abiertas para las elecciones generales. Es decir, podrían votar tanto los militantes como los simpatizantes de Ciudadanos para elegir a su candidato a La Moncloa. Ahora el presidente del partido naranja ha oficializado su candidatura pero en estas elecciones internas que se celebran el próximo 4 de julio solo votarán los afiliados que hayan pagado sus cuotas. 

"Me gustaría que el candidato de las generales fuera escogido no solo por los militantes de Ciudadanos sino también por todos los que simpatizan o pueden votarnos"

Más en concreto, el presidente de C's hizo esta afirmación en La Sexta el pasado 15 de febrero: "Estamos estudiando esa posibilidad y si todo va bien y técnicamente se puede hacer, me gustaría que el candidato de las generales fuera escogido no solo por los militantes de Ciudadanos sino también por todos los que simpatizan o pueden votarnos. Me gusta, voy a promover eso y de hecho los estatutos han cambiado para que eso sea posible". E insistió en que "si técnicamente es posible y si convenzo al resto de mis compañeros de partido, lo vamos a hacer de esa manera porque me parece que es un paso adelante en la forma de entender la política en España". (Ver vídeo, a partir del 2'24'').

En efecto, Ciudadanos cambió sus estatutos a finales de 2014 de forma que contemplan la posibilidad de convocar unas primarias en que podría participar toda la sociedad. En palabras del propio Rivera, se trata de una opción similar "al modelo anglosajón, al modelo del Partido Socialista Francés (...), un proceso abierto a todos los ciudadanos". En los estatutos del partido naranja se dice textualmente que "en los procesos de primarias y elección de candidatos se determinarán quiénes son electores en el momento de la convocatoria" ("Capítulo Quinto: candidaturas electorales. Artículo 5.4. Aprobación de las listas electorales").

En otras palabras, la dirección de C's tiene potestad para incluir en las primarias la participación de los simpatizantes si así lo desea. Sin embargo, en el proceso interno que termina el próximo 4 de julio solo podrán votar "los afiliados al corriente de sus obligaciones", según fuentes oficiales del partido. De hecho, cuando el pasado sábado el Comité Ejecutivo de C's aprobó la celebración de estas primarias, Fran Hervías, secretario de organización del partido, remarcó que “con este proceso, Ciudadanos quiere facilitar la participación de todos los militantes, y dar respuesta así, a las necesidades de democracia interna en los partidos que demandan los ciudadanos y que requiere la nueva política”. 

Los sectores críticos de Ciudadanos han hecho públicas en las últimas semanas algunas quejas por los procesos de primarias del partido. Un grupo de afiliados se quejó en una carta pública de los errores en este ámbito. Y llegaron a proponer un decálogo de medidas, entre ellas que no se pidieran avales a los candidatos. Fuera un guiño o no a estos críticos, el caso es que la dirección decidió rebajar el número de avales del 10% a solo el 2% en estas primarias "para facilitar la participación". En el proceso ahora en marcha -para elegir candidatos en las elecciones generales y catalanas- los aspirantes tienen hasta el próximo 2 de julio para reunir avales. Y todos los afiliados decidirán con su voto el próximo 4 de julio por vía telemática. 

La moderación como camino

Aparte del tipo de primarias que van a celebrarse, en Ciudadanos ha quedado claro que su estrategia para llegar al Palacio de la Moncloa consiste en defender la moderación. En línea con su discurso de los últimos meses, Rivera apuesta por "el cambio sensato". Tanto en la comparecencia en la que confirmó el secreto a voces de su candidatura como en diversas intervenciones televisivas posteriores, el presidente de C's repitió que el cambio que necesita España "no puede hacerse desde el inmovilismo del PP o el PSOE, pero tampoco desde el odio, la venganza y el sectarismo que proponen otros"

Para cautivar al votante de centro, Rivera se sitúa entre los representantes del bipartidismo y Podemos, el otro partido emergente con el que por ahora se disputa la tercera plaza

Para cautivar al votante de centro, Rivera se sitúa entre los representantes del bipartidismo y Podemos, el otro partido emergente con el que por ahora, según las encuestas, se disputa la tercera plaza en el tablero nacional. Insistió en que "en este país siempre ha triunfado la moderación y la centralidad", por lo que se mostró convencido de que su partido es "el mejor" para "encabezar la segunda transición". Con su habitual tono optimista y sus eslóganes positivos, afirmó que quiere cumplir su "sueño" de lograr un "país diverso y unido". Esa idea de "España diversa y unida" es otro de los leitmotivs de su discurso, en el que la moderación es el camino. 


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba