VOZPÓPULI ENTREVISTA A ALBERT RIVERA

“No aceptaremos un ‘carguito’ para que gobierne el PSOE y menos con dos expresidentes imputados”

Albert Rivera no esconde su optimismo ante la posibilidad de ganar las elecciones andaluzas y arrebatarle el poder a Susana Díaz. Eso sí, tiene claro que su formación no facilitará pactos de gobierno ni “hará de comparsa de nadie”. Ciudadanos quiere ganar las elecciones para gobernar.

Albert Rivera durante el acto de presentación del proyecto económico de Ciudadanos en Madrid.
Albert Rivera durante el acto de presentación del proyecto económico de Ciudadanos en Madrid. EFE

El diputado catalán y presidente del grupo parlamentario de la formación naranja recibe a Vozpópuli en su despacho en el Parlamento catalán, en pleno corazón del parque de la Ciutadella en Barcelona. La entrevista se desarrolla pisando una alfombra de color morado, “pero nada tenemos que ver ni con UPyD ni con Podemos, ¡que conste!”, asegura Albert Rivera. Detrás de su silla, rodeada de un mobiliario oscuro y funcional y a la derecha de una pequeña ventana que da al exterior del parque se vislumbran los árboles y el cielo mediterráneo; Rivera tiene colgado una fotografía enmarcada de Martin Luther King, el líder negro que combatió la discriminación racial en Estados Unidos al grito de “I have a dream”. 

El sueño de Rivera, que compró esa foto en un viaje a Washington para conocer las instituciones de Estados Unidos, es “convertir a España en un país basado en el talento, sin corrupción política y que dé más oportunidades a los ciudadanos que lo están pasando mal y cargan con el peso de los impuestos en esta crisis”. Reconoce en esta entrevista que Ciudadanos, a pesar de su juventud tras ocho años de oposición interna en Cataluña, está listo para gobernar en Andalucía, en los municipios, en las autonomías y en las generales.

-¿Aceptaría usted pactar con un gobierno ganador distinto al suyo y formar coalición en Andalucía si PSOE y PP no logran la mayoría absoluta el próximo domingo?

No estaremos en el gobierno de Susana Díaz aceptando una o dos consejerías si no somos la lista más votada en las elecciones andaluzas

Ciudadanos no va a estar en ningún gobierno que no presidamos. Esto significa que no vamos a entrar en el gobierno andaluz si no somos el partido más votado y que, por lo tanto, ha ganado las elecciones autonómicas andaluzas. No vamos a estar de comparsa de nadie. No estaremos en el gobierno de Susana Díaz, por ejemplo en Andalucía, aceptando una o dos consejerías si no somos la lista más votada en las elecciones andaluzas del próximo domingo. Esto lo tenemos muy claro en Ciudadanos. No voy a ser consejero de Artur Mas, pero tampoco de Susana Díaz. 

-Pero la política es también el arte de conformar mayorías…

Otra cosa es si nosotros ganamos las elecciones como primera fuerza en Andalucía, pero no tenemos mayoría, podemos buscar pactos puntuales. Además, el PSOE en Andalucía tiene imputados a los dos expresidentes de la Junta de Andalucía, socialistas. Ante esto ¿cómo vamos a sentarnos a hablar en el mismo gobierno de la Junta si tienen a estos dos señores –Manuel Chaves y José Antonio Griñán- imputados? Lo primero que hay que hacer para hacer limpieza en Andalucía es que estos dos señores se vayan a la primera instancia ante la juez Alaya que investiga la corrupción en los EREs de Andalucía y no al Tribunal Supremo protegidos por el PSOE. La cosa está muy clara: el cambio profundo en Andalucía pasa por un cambio de gobierno.

-¿Qué propone Ciudadanos, una fuerza política sin experiencia de gobierno en Andalucía ni tampoco en el resto de España?

Ciudadanos se presenta a las elecciones para hacer un cambio profundo. No podemos hacer este cambio profundo si los que ganan las elecciones, como en el caso de que lo haga el PSOE en Andalucía, que habrá que verlo el domingo, quieren perpetuar el desastre en la gestión en Andalucía. Por lo tanto, los datos económicos y sociales en Andalucía merecen un cambio profundo y no un maquillaje o un “carguito” en cualquier consejería de la Junta de Andalucía. Ni Juan Marín ni ninguno de nuestros compañeros de Ciudadanos en Andalucía va a ser consejero de Susana Díaz ni de otro candidato porque aspiramos a gobernar en Andalucía y en toda España para dar un giro de 180 grados a la política que se ha hecho hasta ahora. A partir de ahí, si entramos en el Parlamento andaluz con fuerza y si conseguimos formar mayorías, que quizás es con otro partido que el PSOE, y esas mayorías sirven para cambiar cosas podemos liderar muchos cambios sin estar en el gobierno. Sería absurdo dilapidar todo el cambio político que necesita España por un “carguito” en un parlamento autonómico. 

-Reconocerá conmigo que si un candidato es poco conocido, como Juan Marín en Andalucía, quizás sea un lastre para los electores…como también le ocurre al PP andaluz…

Proponemos dar un vuelco a la Junta para pasar de la política del subsidio y el reparto a la reactivación económica

Estamos demostrando en Andalucía que con una candidatura poco conocida, como la de Juan Marín, una persona sensata y razonable por Ciudadanos, y con el apoyo de todo el partido podemos conseguir un buen resultado en Andalucía. Proponemos dar un vuelco a la Junta para pasar de la política del subsidio y el reparto a la reactivación económica. Ciudadanos es la llave de cambio para que cambie la ley electoral y tener listas abiertas, para despolitizar la justicia,  para hacer un pacto nacional por la educación y para reformar las duplicidades de la administración pública y eliminando la corrupción. 

-¿Puede garantizar que su partido está preparado para tomar decisiones, aplicar recortes… en definitiva, dejar de ser oposición y gobernar?

Ciudadanos está preparado para gobernar en España. Y en las autonómicas y en las municipales. Nuestra formación supone la garantía del cambio profundo y sensato que España necesita. En relación al crecimiento de Ciudadanos en las encuestas esto se produce porque nuestra formación da confianza porque es la llave de cambio dentro de un marco de convivencia estable en un sistema democrático, no contra él. Hay muchas personas que confían en Ciudadanos porque tienen la esperanza y la ilusión de que cambien las cosas en nuestro país, no los defraudaremos. 

-En su caso, todavía no ha decidido si será como hasta ahora candidato a la presidencia de la Generalitat o a la del Gobierno central, ¿qué espera para decidirse?

Si Podemos o Rajoy después de todo lo que estamos conociendo de los casos de corrupción se presentan a la presidencia del Gobierno en las próximas generales, yo también puedo presentarme. Es cierto que todavía no he decidido si voy a optar a la presidencia de la Generalitat de Cataluña o a la del Gobierno central de todos los españoles. Estoy haciendo campaña con Juan Marín, el candidato de Ciudadanos en Andalucía y lo haré en las municipales de mayo en toda España.

-Entonces, ¿cuándo decidirá a qué elección se presenta como candidato?

Quiero esperar a que se celebren las municipales de mayo antes de decidirme si voy a ser el candidato a las generales o a las autonómicas en Cataluña

Para Ciudadanos, el mes de mayo va a ser determinante, también será el momento en el que decidamos nuestros candidatos tanto a las generales como a las autonómicas, también las catalanas. Hay que ser prudentes en la vida. Quiero saber si la implantación de Ciudadanos a nivel nacional va a ser igual, menor o mayor de la que reflejan todos los sondeos que parece que va a ser muy buena. Por eso quiero esperar a que se celebren las municipales de mayo antes de decidirme si voy a ser el candidato a las generales o a las autonómicas en Cataluña. Creo que hasta junio o finales de julio no sabremos si hay elecciones autonómicas porque seguramente CiU y ERC buscarán aliarse después de las municipales. 

-¿No teme que si se presenta a la presidencia del Gobierno en unas generales dejará huérfano a su partido en Cataluña dando paso a un candidato desconocido?

Si fuera el candidato a la presidencia del Gobierno, no dejaría huérfano al partido en Cataluña. El candidato no debe ser conocido, sino solvente y válido. Y tener facultades para liderar un estamento público. Se va a demostrar que tenemos equipo y que tenemos un buen banquillo, un buen líder es aquel que se rodea de un gran equipo. Uno no se convierte de pequeña empresa a multinacional sin saber delegar ni confiar en un gran equipo y en Ciudadanos lo tenemos y si me presento a la presidencia del Gobierno no dejaré huérfano al partido en Cataluña.

-Ya veo que no me quiere decir si prefiere ser candidato en Cataluña o en las generales…

Eso lo decidirán los militantes. Pero le explico mi sentir personal. Para mí presidir la Generalitat sería un honor después del trabajo intenso que llevamos realizando en Ciudadanos en los últimos ocho años. Hay encuestas que nos sitúan a dos o tres puntos de ganar las próximas elecciones catalanas, pero también soy consciente de que ser presidente de España, mi país, y mi nación también es muy tentador para mí y una gran responsabilidad. 

Tomaré esa decisión en junio con todo mi equipo. Y celebraremos primarias internas en Ciudadanos en las que los 16.000 militantes y más de 100.000 simpatizantes en todo el territorio nacional, que en junio serán muchos más, elegirán a los diferentes candidatos para optar a las autonómicas y a las generales de este año. Si me presento como candidato a la Moncloa lo haré para convertirme en el presidente del Gobierno de España, porque el presidente de España también es el presidente de Cataluña.

-Sí, pero hay que respetar los cargos institucionales, el presidente de la Generalitat tiene las competencias para gobernar Cataluña…

Esa idea absurda extendida por el nacionalismo y el independentismo catalán de que el presidente de España no tiene nada que decir sobre lo que ocurre o cómo se gestiona Cataluña, que es lo que hemos visto con Mariano Rajoy y con José Luis Rodríguez Zapatero, me parece que es uno de los errores mayores que han cometido el PP y el PSOE. Yo lo digo alto y claro: el presidente del Gobierno de España también preside Cataluña. Después de mayo Ciudadanos tendrá un gran equipo en toda España: en Asturias, en Murcia, en Galicia…

-Se le ha reprochado que su programa económico no fuera tan liberal como se pretendía y que parece más socialdemócrata al proponer medidas que aumentarán el gasto público…

El 21 de abril presentaremos nuestra reforma fiscal para España y el 25 de marzo presentamos el plan para favorecer a pequeñas y medianas empresas e I+D

Tenemos seis ejes económicos. Hasta ahora sólo hemos presentado nuestro primer eje basado en dar soluciones para combatir la precariedad laboral para sortear la crisis económica. Pero puedo adelantarle como novedad que hasta ahora no se sabía que el próximo 21 de abril presentaremos en Madrid nuestra reforma fiscal para España y el 25 de marzo presentamos, junto con nuestro economista Luis Garicano, el plan para favorecer a pequeñas y medianas empresas e I+D.

-¿Dígame, entonces, qué impuestos bajaría, sea concreto?

Hay que pagar impuestos para mantener los servicios públicos, pero nosotros defendemos que esos impuestos no sean confiscatorios y que no sobrecarguen el trabajo de la clase media y que reactiven la economía. Para reactivar la economía tiene que haber tipos moderados y por tanto más base de recaudación y en el IRPF. Un tipo del IRPF del 56% en Cataluña o en Andalucía es totalmente confiscatorio. Soy partidario de que se reparta el peso fiscal. Vamos a analizar un tipo único de IRPF. 

-¿Qué propuestas presentarán ustedes para ayudar a los autónomos y emprendedores?

Para los autónomos proponemos bajar los 270 euros que paga un autónomo cuando se da de alta aunque tenga pérdidas. Proponemos que el primer año paguen sólo 50 euros no sólo autónomos sino también jóvenes emprendedores y a partir del segundo año revisar su pago en función de si obtiene beneficios o si tiene pérdidas, en este último caso no deberían pagar. 

-¿Cree que ha bajado el sufflé independentista?

CiU está perdiendo fuerza porque su credibilidad se ha visto afectada por el caso de fraude fiscal de Jordi Pujol y por sus políticas económicas y sociales, que hacen de Cataluña la comunidad autónomas más endeudada y con recortes salvajes en sanidad y educación. El separatismo va en contra de nuestro tiempo. 

-¿Se atreve a vislumbrar un escenario político tras las autonómicas catalanas de septiembre?

La marcha de la gente moderada y razonable de CiU que no cree en la independencia afectará al partido

Creo que CiU y ERC no sumarán mayoría si finalmente se celebran las elecciones catalanas el próximo 27 de septiembre, que todavía está por ver si Mas las convoca o no. La corrupción de CiU la va a castigar. Mas tenía 62 diputados hace cuatro años y ahora las encuestas no le dan más de 30. La marcha de la gente moderada y razonable de CiU que no cree en la independencia afectará. Europa, Grecia, el euro y la barbarie yihadista deja muy pequeño al debate local. Cuando sale ERC hablando de independencia es completamente contrario al sentido de unidad que prevalece en Europa. 

-¿Es partidario de incrementar las competencias de la Generalitat para contentar a los independentistas catalanes?

No se puede ni debe contentar a los que quieren separar a Cataluña del resto de España. Cataluña no necesita más competencias. De lo que se trata es de gestionar mejor. La sanidad catalana, por ejemplo, está gestionada desde hace más de treinta años por la Generalitat y es un desastre con los recortes actuales. 

-¿Dígame las diferencias, si las hay, en el ideario político y programático de Podemos con Ciudadanos?

Claro que las hay ¡y muchas! Ciudadanos defiende que la Constitución Española de 1978 es la garantía de los derechos, las libertades y de la convivencia, no reniega  del euro y quiere avanzar hacia los Estados Unidos de Europa y no cuestiona la economía de mercado, a diferencia de la formación de Pablo Iglesias. Podemos hace política del pasado. 

-¿Es irreversible la falta de acuerdo para concurrir juntos Ciudadanos y UPyD a pesar de los intentos por su parte?

Llevamos muchos años intentando un acuerdo con UPyD. Pero ha fracasado en varias ocasiones. Es cierto que con Rosa Díez las negociaciones no han sido fáciles. Hemos visto cómo más de un millar de afiliados de UPyD se han pasado a Ciudadanos y eso es lo que ahora más nos importa. Pero no veo en el horizonte próximo con la actual cúpula directiva de UPyD un pacto con Ciudadanos.


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba