Nacional

El PSC reorganiza sus escaños y 'castiga' a los tres diputados díscolos en última fila

La dirección del grupo parlamentario del PSC ha reorganizado la distribución de sus escaños en el Parlament y ha relegado este miércoles a los tres diputados díscolos hasta la última fila correspondiente al grupo, junto a los parlamentarios de Ciutadans.

Los diputados díscolos del PSC, Marina Geli, Joan Ignasi Elena y Nuría Ventura, en sus nuevos escaños
Los diputados díscolos del PSC, Marina Geli, Joan Ignasi Elena y Nuría Ventura, en sus nuevos escaños EFE

La dirección del grupo parlamentario del PSC ha reorganizado la distribución de sus escaños en el Parlament y ha relegado este miércoles a los tres diputados díscolos hasta la última fila correspondiente al grupo, junto a los parlamentarios de Ciutadans.

En el pleno del Parlament que ha arrancado esta mañana, Marina Geli, Joan Ignasi Elena y Núria Ventura, los tres diputados que rompieron la disciplina de voto la semana pasada en una votación sobre la consulta soberanista, han sido arrinconados hasta la última de las cuatro filas de las que dispone el grupo socialista, que tiene veinte diputados.

Una más atrás de la que ocupaban hasta la semana pasada, cuando estaban situados en uno de los extremos de la penúltima hilera, alternados entre ellos con otros diputados como Esteve Terradas y Celestino Corbacho.

Ahora, los tres diputados han sido agrupados en los últimos tres escaños del grupo -que ocupaban Ferran Pedret y Núria Segú, mientras el tercero estaba vacío-, justo al lado de los principales diputados del grupo de Ciutadans: Matías Alonso, Carina Mejías, Jordi Cañas y el líder Albert Rivera.

Según fuentes del PSC, el motivo de la redistribución ha sido por el nombramiento de Celestino Corbacho -que se situaba entre Geli y Elena- como portavoz adjunto tercero, en sustitución de Jaume Collboni, que ha dejado dicho cargo debido a su intención de presentarse a las primarias del PSC a la alcaldía de Barcelona. Es por ello que la dirección del grupo socialista acordó este martes, en su reunión, organizar los escaños en función de las responsabilidades de los diputados, según esas mismas fuentes. Fue en esa reunión en la que se decidió que los tres disidentes fueran suspendidos de todos los cargos de representación del grupo socialista, pero continuarán formando parte de él.

Así, Xavier Sabaté ha pasado a ser portavoz del PSC en la Comisión de Cultura, en sustitución de Joan Ignasi Elena; Núria Segú releva a Marina Geli como portavoz de la Comisión de Salud, mientras que la portavocía en la Comisión de Infancia recae en Eva Granados, en el lugar de Núria Ventura.


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba