Nacional

Cataluña quiere emitir 'bonos patrióticos', pero con aval del Estado español

La idea gana fuerza. CiU y los mercados financieros cuentan con que el Gobierno apruebe la creación de los llamados “hispabonos”. Estos títulos soberanos, que aúnan bajo el mismo paraguas a Estado y comunidades autónomas, podrían estar más cerca de convertirse en realidad.

La industria financiera ve con buenos ojos que un organismo como el Instituto Oficial de Crédito (ICO) emita estos nuevos bonos patrióticos españoles. “Entre los inversores se da por sentado que el Gobierno lo aprobará. Y sería muy positivo. La creación de estos títulos supondría dos cosas: que las comunidades autónomas dejen de competir entre ellas para captar recursos financieros y la unficación del riesgo país”, afirmaron a Vozpópuli fuentes del sector.

Lavado de imagen

La crisis, Grecia, el estallido de la burbula inmobiliaria y el descrédito de las comunidades autónomas. Los mercados escudriñan la geografía española en busca del más mínimo síntoma de peligro. Y los déficits regionales se revelan como el talón de Aquiles de la economía.

Y ante semejante panorama, la cuestión entra de lleno en el terreno de la confianza. Hasta ahora, los analistas perciben a España a través de dos vías: la del Estado y la de las comunidades autónomas. Y de la segunda, “no se fían”, afirman las fuentes de la industria financiera.

La idea ha circulado entre analistas e inversores desde que el Gobierno catalán demandara la introducción de este sistema el año pasado. Los mercados la voloran postivamente, ya que facilitaría el acceso al crédito a las comunidades autónomas.

Pero no solo. El diferencial entre los bonos del Estado central y de las autonomías llegaba a máximos históricos la semana pasada. "Un síntoma de que los mercados creen que el Gobierno central ya ha realizado sus ajustes, pero no las autonomías", confirmaron las mismas fuentes del sector. Los hispanobos permitirían recuperar la confianza y, por tanto, ajustar el crédito de las regiones a tipos más cercanos a los del Gobierno central. O lo que traducido a dinero, supondría  un ahorro en la factura de unos 1.000 millones de euros en intereres.

Precisamente, para recuperar credibilidad y proyectar la imagen de “país serio” a los mercados, las autonomías han empezado a realizar sus particulares roadshows. La semana pasada, siete representantes de comunidades autónomas, Madrid, Andalucía, Castilla y León, Galicia, Catalunya, Baleares y Valencia, exibieron los cuadros macro regionales ante más de 200 de inversores españoles e extranjeros.

Déficit catalán

Las cifras de déficit responsabilidad de la Generalitat cerraron 2011 en números rojos con un 3,29% de déficit. Esto es, un aumento de 0,63 puntos porcentuales en relación al objetivo de los Presupuestos de ese año.


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba