Antes de fijar la fecha del referéndum, Artur Mas encargó un estudio detallado del electorado catalán

La Generalitat identifica al ‘enemigo’ de la secesión: mujer, residente en Barcelona, mayor de 60 años y con estudios primarios

Los nacionalistas catalanes no han querido dar palos de ciego y antes de fijar la fecha y las preguntas del referéndum soberanista se han arropado en un amplio estudio demoscópico que identifica el perfil de los contrarios a la independencia. En su mayoría son mujeres mayores de 60 años, con estudios primarios o sin ellos y residentes en Barcelona.

En el estudio electoral que la Generalitat ha manejado antes de dar el paso de anunciar la fecha y el contenido del referéndum se definen con bastante precisión los perfiles de los residentes en Cataluña que están a favor y en contra de la consulta. “El tipo de individuo menos favorable” a ella, se relata en el informe, es una mujer de la demarcación de Barcelona de más de 60 años, con estudios primarios o sin estudios, de un municipio de entre 10.000 y un millón de habitantes, nacida fuera de Cataluña y con padres nacidos también en otros lugares de España.

Los nacionalistas han concluido que el rechazo a la consulta es más alto en el litoral, sobre todo en algunos municipios de Barcelona y el Bajo Llobregat. A continuación les siguen Tarragona y determinados ayuntamientos del Vallés oriental y occidental, Tierras del Ebro y el Valle de Arán.

El rechazo al referéndum es más alto en el litoral, sobre todo en algunos ayuntamientos de Barcelona y el Bajo Llobregat, seguidos de Tarragona, Tierras del Ebro y el Valle de Arán

El estudio financiado por la Generalitat delimita perfectamente las zonas en las que hay más partidarios de la independencia y de la consideración de Cataluña como Estado. En todo caso, concluye que incluso dentro de los perfiles menos identificados con la apuesta soberanista, se da un alto grado de apoyo a la celebración del referéndum, con porcentajes superiores al 40%.

Los datos globales manejados por Artur Mas antes de poner fecha a la consulta reflejan que cerca del 75% de los catalanes la apoyan, el 20% están en contra y para el 5% es indiferente. El respaldo a su celebración es alto o muy alto en el cuadrante norte de Cataluña y el perfil de los más entusiastas también queda bastante definido en el estudio: hombre, residente en Gerona, menor de 30 años, con estudios universitarios, de un ayuntamiento de menos de 10.000 habitantes, natural de Cataluña y con los padres nacidos también en esta comunidad. Dentro de este perfil, el rechazo a la celebración del referéndum no llega al 10%, según los datos demoscópicos utilizados por la Generalitat.

El perfil del independentista más entusiasta: hombre, residente en Gerona, menor de 30 años y con estudios universitarios

El referéndum como tal no está todavía convocado formalmente y en los planes de Artur Mas figura no dar este paso hasta el mes de septiembre con el objetivo de que el Gobierno no impugne su convocatoria hasta el último momento y, de esta forma, poder alimentar la expectativa de la consulta a lo largo de casi todo 2014.

Los pasos previos a la convocatoria del referéndum están también estudiados. En breve, se solicitará al Congreso de los Diputados la autorización para que Cataluña pueda celebrar la consulta y, con posterioridad, una vez sea denegada, comenzará el trámite de aprobación de una ley de Consultas en el Parlamento autonómico que será recurrida por el Gobierno al Tribunal Constitucional. La controversia llegará así hasta bien entrada la primavera, hasta que al principio del verano la Generalitat vea negro sobre blanco que tiene cegadas todas las vías legales para convocar el referéndum.


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba