CiU, ERC, PNV, Amaiur y BNG se visten de largo en Madrid con una defensa del derecho de autodeterminación

El frente soberanista exige al Gobierno central que facilite el reconocimiento internacional del futuro Estado catalán

El programa de máximos con el que Artur Mas y Oriol Junqueras quieren convertir a Cataluña en un Estado independiente se hará hoy presente en el Congreso de los Diputados a través de una propuesta promovida por Esquerra Republicana y avalada por los nacionalistas catalanes, vascos y gallegos, que deja a los socialistas en tierra de nadie. En ella se exige al Gobierno que facilite el reconocimiento internacional del futuro Estado catalán.

El frente soberanista, 33 de 350 diputados, se viste hoy de largo en la madrileña Carrera de San Jerónimo con una proposición no de ley presentada por Esquerra Republicana que obligará a todas las fuerzas políticas de ámbito nacional a retratarse sobre el camino que ha empezado a recorrer Cataluña hacia la independencia. La formación que dirige Oriol Junqueras defiende sin ambages en ella el derecho de autodeterminación de Cataluña, el País Vasco y Galicia sirviéndose de una excursión histórica que pasa por Naciones Unidas, la Carta Internacional de Derechos Humanos y la Corte Internacional de Justicia, sin olvidar al Tribunal Supremo de Canadá.

El frente soberanista se cree amparado por Naciones Unidas, la Carta Internacional de Derechos Humanos, la Corte Internacional de Justicia y el Tribunal Supremo de Canadá

La propuesta de Esquerra (3 diputados) contará con el acompañamiento de CiU (16 diputados), PNV (5), Amaiur (7) y el Bloque Nacionalista Gallego (2). En ella se insta al Gobierno de Mariano Rajoy “a trasponer al ordenamiento jurídico español el derecho a la libre determinación de las naciones”, entendidas por tales a “Euskal Herria, los Països Catalans y Galiza”, así como de todas las que lo definan así en su estatuto de autonomía. Los ejes sobre los que el frente soberanista aspira a asentar sus objetivos están descritos con claridad en la iniciativa parlamentaria: podrán convocar referéndum de autodeterminación a instancia propia todos los gobiernos autonómicos que quieran, sus parlamentos o el 20% del censo electoral de los últimos comicios municipales. Tendrán derecho a voto los mismos ciudadanos que pueden participar en estas últimas elecciones. El resultado de la consulta se considerará válido si la participación supera el 50% del censo. Si más de la mitad de los votos son favorables, el gobierno autónomo declarará la independencia. Una vez proclamada, se negociarán los derechos y deberes con el Estado para “el pleno traspaso de poderes y recursos”. Y aquí llega lo más novedoso y, al mismo tiempo, extravagante: será el Gobierno central el que facilite el reconocimiento internacional del nuevo Estado y, especialmente, por parte de la Unión Europea. Por último, en el caso de que haya discrepancias, ambas partes se someterán a la mediación de Naciones Unidas. Ni más, ni menos.

Nacionalistas y republicanos exigen que sea el propio Gobierno central quien facilite el reconocimiento internacional del futuro Estado catalán

La iniciativa va firmada por los diputados de ERC, Amaiur y el BNG, pero a ella piensan sumarse, además, CiU y los nacionalistas vascos, aunque con matices que hoy mismo expondrán desde la tribuna los diputados Jordi Jane y Emilio Olabarria. Fuentes de ambos partidos comparten el objetivo final de la proposición, pero no todos los pasos que encierra. En cualquier caso, podrán mantener la coherencia con la que han venido defendiendo en el pasado sus planteamientos. Por el contrario, a quienes pilla con el pie cambiado es a los socialistas catalanes. Salvo escaramuzas de última hora, que nunca pueden descartarse tal y como está hoy el PSC, sus 14 parlamentarios votarán en contra, refugiados en la llamada ‘tercera vía’, que apoya el ‘derecho a decidir’ solo si la consulta se produce con la autorización del Gobierno.

El PSC votará hoy en contra del derecho de autodeterminación, pese a respaldar en el pasado el 'derecho a decidir'

De momento, Alfredo Pérez Rubalcabacree haber evitado una nueva ruptura de la disciplina de voto en el Grupo Socialista. Con la exministra Carmen Chacón al otro lado del charco, los socialistas catalanes parecen poco propensos a repetir la misma aventura que costó 600 euros de multa a sus diputados cuando en febrero pasado respaldaron una resolución de CiU a favor del ‘derecho a decidir’, sumándose a las mismas fuerzas políticas que hoy votarán a favor del mismo objetivo. Cinco meses después, recularon en el Parlamento catalán en una votación parecida al no amparar el llamado Pacto Nacional por el Derecho a Decidir. Sus contradicciones volvieron a quedar en evidencia el pasado 27 de septiembre cuando el PSC sí se sumó en Cataluña, junto a CiU, ERC e Iniciativa, a una moción a favor de la consulta.

El debate de hoy será la antesala del que se celebrará en el Congreso cuando Artur Mas y Oriol Junqueras traigan formalmente a Madrid su propuesta soberanista

El debate de hoy será la antesala del que se producirá en el Congreso de los Diputados cuando el presidente de la Generalitat, Artur Mas, y el líder de ERC, Oriol Junqueras, traigan la consulta a Madrid y pidan el inicio de un diálogo con las instituciones del Estado para acordar las condiciones legales en las que debe celebrarse el referéndum. A ello se han comprometido, aunque todavía sin un calendario preciso.


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba