6,5 millones de euros en total

El 65% de los ingresos de la Fundación de CDC procedía de empresas en busca de trato de favor

Aparte de desvíar fondos a través del Palau de la Música, CDC también se financió mediante las donaciones de empresas a su Fundación Trías Fargas, a cambio de colmarlas de concesiones, permisos y licencias.

El candidato Artur Mas, junto a su esposa Helena Rakosnik, durante un acto electoral en Sabadell (Barcelona)
El candidato Artur Mas, junto a su esposa Helena Rakosnik, durante un acto electoral en Sabadell (Barcelona) EFE

El sumario del 'caso Palau' sigue desvelando nuevos datos sobre los métodos de financiación de Convergencia Democrática de Cataluña (CDC), el partido político de Artur Mas y Jordi Pujol. Distintas sociedades, sobre todo constructoras, han donado durante años grandes sumas a la Fundación Trías Fargas -perteneciente a CDC- a cambio de recibir concesiones, permisos y licencias, según publica este martes el diario ABC. El propio Mas, al ser preguntado por estas informaciones ha respondido con evasivas y tildandolas de "juego sucio".

La Policía contabilizó las cuotas de afiliados y usuarios, las subvenciones y las donaciones de particulares que recibió esta "plataforma de pensamiento político" entre los años 2002 y 2008, y descubrió que las donaciones alcanzaron en este periodo los 6,5 millones de euros, es decir, un 65% del total recibido. Las cuotas de afiliados, por su parte, sólo aportaron 200.000 euros, un 2%.

<<La partida de donaciones y legados de particulares es a nuestro entender la más trascendentes porque sufre una evolución espectacular en sus emolumentos, llegando a incrementarse en más de un 400 por ciento>>, explica el sumario.

De hecho, lo que llamó la atención de los investigadores fue que las empresas pasaron de donar 400.000 euros en 2002 a inyectar 1,4 millones en 2008 a esta Fundación, algo que no atribuyen a un ataque de generosidad sino a un "entroncamiento" con los poderes públicos para recibir un trato de favor de cara a adjudicaciones.

Lo atestiguan los escritos confiscados por la Unidad de Delincuencia Económica y Fiscal (UDEF), como un fax enviado por Félix Millet (ex presidente del Palau) al representante de Ferrovial en Cataluña, al que urge en el pago <<porque es indispensable para atender las necesidades que tú ya sabes>>.

Estas donaciones, junto con la mordida del 2,5% que se canalizaba a través del Palau de la Música, constituían las principales fuentes de financiación del partido CDC, y forman parte del sumario que investiga el desvío de 35,1 millones de euros de esta institución.

Cinco perfiles de los donantes

Entre las sociedades  'patrocinadoras' de la Fundación Trías Fargas -rebautizada como Catdem en 2009 cuando saltó el escándalo- destacan constructoras de ámbito nacional dedicadas a obras públicas (ACS o FCC); empresas de construcción con implantación autonómica (Copisa o Grupo Excover); concesionarias como Abertis, que explota autopistas, telecomunciaciones y aeropuertos; empresas dedicadas a servicios medioambientales e hidrológicos (Cespa, Sorea o Searsa) o empresas del sector farmacéutico o alimentario, como el Grupo Ferrer Internacional.


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba