Nacional

La Justicia secuestra y silencia el libro que puede dinamitar la política catalana

Los detectives Julián Peribáñez y Antonio Tamarit, extrabajadores de Método 3, han escrito 'La cortina de humo'. Pero un juzgado de Barcelona ha bloqueado la publicación del libro y ha ordenado a sus autores que no hablen sobre su contenido. La obra aporta numerosos datos sobre la famosa grabación en La Camarga y sobre políticos catalanes de diferentes partidos... 

Más de un político catalán respira tranquilo, al menos de momento. Los detectives Julián Peribáñez y Antonio Tamarit, antiguos trabajadores en la conocida agencia Método 3, han escrito el libro La cortina de humo (Corre la voz). Sin embargo, un juzgado de Barcelona ha decidido bloquear de forma cautelar la publicación de la obra, primero, y hasta prohibir a los autores hablar sobre su contenido, después. Este libro aporta numerosos datos sobre la famosa grabación en La Camarga y sobre miembros de diferentes partidos catalanes que podrían estar implicados en varios escándalos. Una auténtica bomba de relojería para la convulsa política catalana. Los investigadores han llegado a grabar entrevistas que finalmente no han visto la luz por el temor de los medios a publicarlas. 

Esta controvertida obra, editada por Corre la voz y Star Price, se mantiene ahora mismo bloqueada por la Justicia, como ya se ha dicho. Y en los tribunales se dirimirá si finalmente llega a las librerías o no. Pero, en todo caso, es seguro que su contenido es explosivo. Solo hay que ver la portada, que por ejemplo puede consultarse en la web de la Casa del Libro. En la primera página se mencionan algunos de los asuntos que desvelan los dos investigadores: "la interesada filtración a los medios de las grabaciones de La Camarga; novedades en el caso Gürtel; el expolio a la caja del F.C.Barcelona; (...) Jordi Pujol Ferrusola; los hermanos Puig"... Ahí es nada. 

Según ha podido saber Vozpópuli, los autores del libro evitan por todos los medios referirse a su contenido. Incluso, han grabado entrevistas con medios de comunicación que finalmente no se han publicado. Por ejemplo, ambos hablaron con una gran cadena de televisión, pero los servicios jurídicos de ésta han aconsejado que el encuentro con los detectives no se emita todavía para no incurrir en algún delito. Cuestión distinta ocurrirá en caso de que Peribáñez y Tamarit venzan en los tribunales a su antiguo jefe. 

Francisco Marco denuncia

El pasado 4 de noviembre, un juzgado de Barcelona de primera instancia dictó un auto por el que bloqueaba la publicación de La cortina de humo. En concreto, el juez prohibió la publicación, en cualquier formato e idioma, de esta polémica obra. En el documento judicial, revelado por Efe y publicado por varios medios, se notificaba a las librerías que "no procedan a la venta al público de ningún ejemplar" y se ordenaba "la retención y depósito temporal de cuantos ejemplares del citado libro" tuvieran en su poder los exempleados de Método 3. La demanda judicial que ha servido para secuestrar el libro fue presentada por la propia agencia Método 3 y por su director general, Francisco Horacio Marco Fernández, por considerar que el libro contiene información y documentación sometida al deber de confidencialidad. Es evidente, por tanto, la batalla entre Marco y sus exempleados. 

La agencia arguye que los autores del libro "tuvieron conocimiento de los hechos y documentos que se incluyen en el libro" con ocasión de su trabajo como detectives en Método 3 y que podrían violar la confidencialidad que firmaron

Según la demanda de la agencia de detectives, los autores del libro "tuvieron conocimiento de los hechos y documentos que se incluyen en el libro" con ocasión de su trabajo como detectives en Método 3. Asimismo, el auto judicial recuerda que los detectives de Método 3 firmaban un anexo a su contrato de trabajo en el cual se obligaban a mantener absoluta confidencialidad sobre las informaciones que pudieran manejar durante su permanencia en la empresa. La decisión del juez y el anexo de los contratos traen causa del artículo 50 de la Ley de Seguridad Privada.

En dicho artículo se dice, textualmente, que "los detectives privados están obligados a guardar reserva sobre las investigaciones que realicen, y no podrán facilitar datos o informaciones sobre éstas más que a las personas que se las encomendaron y a los órganos judiciales y policiales competentes para el ejercicio de sus funciones". En segundo lugar, el mismo juzgado notificó a los detectives que "se abstengan de divulgar, de forma directa o indirecta, el contenido del libro" y se les advirtió que, en caso de hacerlo, incurrirían en un delito de desobediencia a la autoridad judicial


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba