Los republicanos siguen desconfiando de las intenciones reales de CiU

Los planes de ERC para que Mas no recule: llenar el Camp Nou y convocar a 600.000 catalanes a una cadena humana a favor de la independencia

Esquerra Republicana y todas sus terminales se están movilizando para dar una resonancia internacional a su proyecto independentista. Próximas paradas: llenar el Camp Nou el 29 de junio y dar el campanazo en la próxima Diada del 11 de septiembre con una cadena humana que abrace la costa catalana con la participación de, al menos, 600.000 personas.

No lo admiten en voz alta, pero los dirigentes de Esquerra Republicana siguen albergando grandes reservas sobre las verdaderas intenciones de Convergencia i Unió dentro del plan soberanista que ambas formaciones trazaron después de las últimas elecciones autonómicas. “Estamos contentos y un tanto sorprendidos de hasta dónde hemos conseguido arrastrar a Artur Mas, pero no nos fiamos mucho de que corone con éxito el recorrido hacia la independencia, porque hace movimientos que nos desconciertan”, admiten fuentes republicanas.

Primera parada: llenar el Camp Nou el 29 de junio para que las aspiraciones independentistas tengan resonancia internacional

Para evitar que el Gobierno catalán retroceda, nada mejor que generar presión en el ambiente. En eso está Esquerra y también la Asamblea Nacional Catalana, una organización en la que conviven políticos y dirigentes sociales de diferentes tendencias bajo el imán soberanista. Su primera convocatoria con gancho para dar a conocer al mundo lo que ellos denominan “las aspiraciones del pueblo catalán” tiene ya fecha fija: el próximo 29 de junio, en el estadio del Barça, quiere reunir a 100.000 personas para que coreen a favor de la secesión de Cataluña. Fuentes de CiU reconocen que se terminarán sumando a un acto en el que los nacionalistas toman como referencia el que organizó la Crida, movimiento catalanista al uso, cuando en 1982 se levantó en armas -es un decir- contra la célebre LOAPA, la ley que armonizó el proceso autonómico. En ERC se espera con entusiasmo esta cita: “sabemos que solamente por el hecho de celebrarse en el Camp Nou vamos a tener una gran resonancia internacional”, admiten.

No será ésta la primera vez que en el campo del Barça se escucharán proclamas a favor de la independencia, pero sí la primera gran convocatoria de estas dimensiones en este estadio a favor del proceso independentistas, algo que no ha pasado desapercibido a los responsables del propio Club, que están teniendo sus más y sus menos con los organizadores.

Segunda parada: formar en la próxima celebración de la Diada una cadena con más de 600.000 personas que recorra Cataluña para reclamar la soberanía

La segunda parada a favor del soberanismo incluida en la agenda de ERC es todavía más ambiciosa: los movimientos vinculados al independentismo aspiran a formar una cadena humana el próximo 14 de septiembre que concentre a más de 600.000 personas y recorra buena parte de perímetro de Cataluña, desde Portbou hasta Vinaroz. En esta ocasión, informan fuentes de ERC, el ejemplo a seguir será lo sucedido en los años ochenta en Lituania, el primer estado dentro de las repúblicas bálticas en el que surgió la “revolución cantada” que precedió a su independencia de la antigua Unión Soviética.

“Si en la próxima Diada participara el millón y medio de catalanes que salimos a la calle el pasado 14 de septiembre, se podrían dar hasta dos vueltas a Cataluña”, asegura en tono mordaz un dirigente de Esquerra que observa con cierta envidia el gran éxito de convocatoria que se dio en los países bálticos antes de que accedieran a su independencia.


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba