Nacional

El 48% de los municipios de Cataluña se opone a celebrar una consulta de independencia

De las 947 localidades que constituyen la región, algo más de 500 han acogido refrendos populares desde 2009. El resto de ayuntamientos de esta comunidad ha optado por mantenerse al margen del desafío separatista. El 'número dos' de CiU, Josep Antoni Durán Lleida, oculta los motivos por los que no acudirá a la 'Diada definitiva'.

El homenaje celebrado este fin de semana por el quinto aniversario de la primera consulta popular de autodeterminación organizada en Arenys de Munt (Barcelona) en 2009 ha servido para medir el tirón que tiene entre los municipios catalanes el desafío separatista de la Generalitat y sus socios. Los promotores de este acto revelaron que desde entonces se han llevado a cabo referéndums sobre la independencia de Cataluña en 554 localidades.

Con este dato en la mano, si se tiene en cuenta que el censo de municipios de esta comunidad se sitúa en torno a los 947 ayuntamientos, puede decirse que el porcentaje de alcaldías que están dispuestas a colaborar con la Generalitat para acoger una consulta independentista, como la prevista para el próximo 9 de noviembre, asciende al 52% del total. Por contra, y aquí está la otra cifra que no tiene eco en los medios afines al proceso, el 48% de los municipios catalanes se opone a dar cobertura a un refrendo al margen de la legalidad.

Desde el Gobierno de Artur Mas, la última información al respecto data del pasado abril, una vez que la vicepresidenta catalana, Joana Ortega, remitió una misiva a los ayuntamientos para conocer su grado de compromiso y su nivel de colaboración con la organización de la consulta del 9-N. Un mes después del envío de estas cartas, el Ejecutivo catalán manifestó que había obtenido el apoyo escrito de 309 municipios. Hasta ese momento sólo habían contestado otros 29 ayuntamientos. Del resto, el 65% del total, no había todavía comunicación alguna.

Los organizadores del acto de Arenys de Mar tampoco hicieron público este fin de semana el dato de la participación media en este tipo de consultas populares carentes de validez legal. Sin embargo, la hemeroteca refleja que el refrendo que tuvo lugar el 10 de abril de 2011 en Barcelona, el municipio con mayor censo electoral (1,4 millones de barceloneses), registró un 21% de participación (fueron movilizados solamente 257.645 ciudadanos).

Los promotores de estas consultas piden a los partidos que "superen el miedo" ante el 9-N del mismo modo que lo hicieron ellos cuando sacaron las urnas a la calle

El resultado de este refrendo en la capital catalana, para el que se habilitaron 347 colegios electorales, fue de un 89,7% a favor de la independencia, 8,8% en contra, 1,5% votaron en blanco, y el 0,2% nulos. En esta convocatoria pudieron participar tanto menores de 16 y 17 años como inmigrantes, perfiles que también tiene previsto incluir la Generalitat en la consulta del 9-N.

El exalcalde de Arenys de Munt y uno de los máximos impulsores de la consulta de 2009 en esta localidad, Josep Manel Ximenis (CUP), ha hecho un llamamiento al Ejecutivo de Mas para que recoja el testigo de la "ola de referéndums no vinculantes" organizados en más de 500 ayuntamientos catalanes y realice la convocatoria del 9-N "superando todos los obstáculos", especialmente la posible anulación por parte del Tribunal Constitucional. "Los dirigentes son los que ahora los que tienen que jugar. Nosotros ya lo hicimos, y superamos todas las dificultades. Ellos tienen que hacerlo ahora y que el 9-N sea una realidad", ha enfatizado Ximenis. Asimismo, el exregidor ha pedido a los partidos políticos que apoyan la consulta que "superen el miedo" del mismo modo que lo hicieron ellos cuando sacaron las urnas a la calle en sus pueblos.

Durán se borra en el momento clave

El número dos de Convergència i Unió, Josep Antoni Duran i Lleida, avanzó ayer que no acudirá a la Diada del próximo jueves y evitó exponer los motivos que expliquen tal ausencia. El presidente de la Comisión de Exteriores del Congreso de los Diputados, que anda inmerso en la constitución de una plataforma cívica que llevaría por nombre Cataluña al centro, según recogió la cadena Ser, no participó tampoco en la hilera humana del pasado año. Su última aparición en la manifestación del 11-S se remonta a 2012, año en que fue abucheado por los asistentes.

"Yo no iré. Si explicara por qué harían un mal uso tanto los centralistas como los independentistas", comentó el líder de UDC, tras puntualizar que los miembros de su partido tienen "libertad" para acudir a esta marcha. "Unió respeta cualquier tipo de manifestación. Que queremos votar, lo compartimos. 'Ara és l'hora' (Ahora es la hora) también, pero si se dijeran otras cosas habría más transversalidad", apuntó.

El portavoz de CiU en la Cámara Baja señaló que tanto el vicesecretario general de Unió, Toni Font, como el consejero de Agricultura de la Generalitat, Josep Maria Pelegrí, entre otros miembros de la formación democristiana, formarán parte de la 'V humana'. Ambos se reúnen este martes con las presidentas de ANC, Carme Forcadell, y de Òmnium Cultural, Muriel Casals, máximas responsables de los preparativos de la Diada más soberanista (por su cercanía al 9-N).


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba