Nacional

Mensaje del Ejército al Gobierno sobre Cataluña: un "poder central débil" alienta procesos soberanistas

El jefe del Estado Mayor del Ejército de Tierra compara la situación actual en Cataluña con la pérdida de las colonias en 1898, que achaca a la "debilidad de la metrópoli".

Artur Mas deposita su papeleta en la jornada participativa del 9N.
Artur Mas deposita su papeleta en la jornada participativa del 9N. EFE

El jefe del Estado Mayor del Ejército de Tierra (JEME), el general Jaime Domínguez Buj, ha aludido este martes a una supuesta "debilidad" del Gobierno ante el desafío soberanista catalán, al afirmar que es "cuando la metrópoli se hace débil" cuando "se produce la caída" y que "procesos" de este tipo se dan "cuando el poder central es débil". Domínguez Buj, que ha comparado la situación actual con la pérdida de las últimas colonias españolas en 1898, ha querido dejar claro que no cree que el problema se resuelva con "el empleo de la fuerza".

Preguntado por el papel de los Ejércitos ante el proceso soberanista, Domínguez Buj ha recalcado que las Fuerzas Armadas "no son garante de nada, sino una herramienta del Gobierno para hacer cumplir la ley y la Constitución". Los militares, ha dicho, "estamos preparados para intervenir en la forma que el Gobierno decida en cada escenario interior o exterior" y "para ir a Afganistán o a Valencia". El JEME ha hecho estas declaraciones tras una conferencia titulada Un Ejército para el siglo XXI y organizada por el Instituto de Cuestiones Internacionales y Política Exterior (Incipe).

El JEME cree que la solución al problema catalán pasa por un cambio en el mensaje que se dirige a los ciudadanos

"A todos no duele España", ha admitido en respuesta a una pregunta sobre la situación de Cataluña. El JEME ha añadido que "también nos duele ver cómo cada día aparecen casos de corrupción". En el caso de Cataluña, Domínguez Buj cree que al asunto puede arreglarse con un cambio en el mensaje que se dirige a los ciudadanos. Así, ha apostado por "ganarse los corazones y las mentes de los españoles" para que los ciudadanos vean que "tenemos un futuro mejor juntos". 

Tensión política y judicial

La tensión política se ha trasladado también a las instancias judiciales. La Fiscalía de Cataluña no consideraba procedente presentar una querella contra Artur Mas por seguir adelante con el proceso participativo del 9N después de ser tumbado por el Tribunal Constitucional. Ante esta negativa, la decisión del fiscal feneral del Estado de actuar en solitario contra Mas ha acabado dividiendo aún más el Ministerio Público en torno al tema catalán. 

Sin embargo, el Gobierno celebra la actuación de Eduardo Torres-Dulce. Según el ministro del Interior, Jorge Fernández Díaz, la Fiscalía actúa con unidad de acción y jerarquía, y ha manifestado su confianza en que el Ministerio Público "va a cumplir su misión" de defender la legalidad en relación con la consulta alternativa en Cataluña del pasado 9N.

Fernández Díaz ha aclarado además que se trata de una institución autónoma del Gobierno y por tanto ha eludido hacer más declaraciones en relación a la disparidad de criterio entre el fiscal general del Estado y los fiscales de Cataluña, que no ven motivos para impulsar ninguna acción tras el 9N. "El gobierno la postura que tiene es la que establece la Constitución y que desarrolla el estatuto de la Fiscalía", ha declarado.

"La Fiscalía tiene por misión promover la acción de la Justicia en defensa de la legalidad y la ley. Actúa bajo las órdenes del fiscal general del Estado bajo los criterios de unidad de acción y jerarquía y con autonomía respecto del Gobierno. Y yo, con respecto a esa autonomía, no tengo más que añadir salvo que tengo plena confianza en que la Fiscalía va a cumplir con la misión constitucional que tiene establecida", ha dicho.


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba