Industria catalana

Cataluña ya no es el motor de España: la economía nacional supera a la catalana por primera vez desde 2010

Las tornas están cambiando y la economía catalana se está ralentizando respecto de la del resto de España. Por primera vez desde el tercer trimestre del ejercicio de 2010, la economía de Cataluña presenta una tasa de crecimiento del Producto Interior Bruto (PIB) por debajo de la economía española. A finales del año 2012 la diferencia a favor de la catalana era de casi un punto porcentual.

El presidente catalán, Artur Mas
El presidente catalán, Artur Mas Efe

En los últimos cuatro años, en plena crisis económica marcada por el retroceso del crecimiento y el desendeudamiento de las empresas, la economía de Cataluña ‘tiraba del carro’ de la economía española y se mostraba más pujante que en el conjunto nacional.

Según los datos de evolución comparativa del PIB que ofrece el Instituto Catalán de Estadística (Idescat) y a los que ha tenido acceso Vozpópuli, Cataluña creció en términos interanuales el 1,5% de su riqueza total, una décima por debajo respecto del crecimiento interanual del 1,6% ofrecido por la economía española, que lleva creciendo tanto trimestralmente como a nivel interanual en tasas positivas desde el primer trimestre de 2014. Hace un año, en el cuarto trimestre de 2013, el PIB de la economía española se mantenía en el 0% del PIB, mientras la catalana lo hacía en el 0,4%.

Buena parte de la culpa de la pérdida de empuje de la economía catalana está en la pérdida de peso industrial, dejando de ser el “motor” de las principales regiones europeas

Desde entonces, a nivel trimestral, la economía española ha crecido con más vitalidad que la economía catalana. Mientras Cataluña crecía en los primeros trimestres de este año a ritmos del 1% del PIB (primer trimestre); 1,3% en el segundo y 1,5% en el tercer trimestre de este año, la economía española lo ha hecho a ritmos del 0,7% del PIB (primer trimestre), 1,3% (segundo trimestre) hasta el 1,6% en el tercer trimestre del año. Buena parte de la culpa de la pérdida de empuje de la economía catalana está en la pérdida de peso industrial, dejando de ser el “motor” de las principales regiones europeas.

Se amplía la caída del PIB catalán

La aplicación de la nueva base contable quela UE obliga a aplicar, la de 2010, ha ampliado la caída del PIB catalán en 2013 del 0,8 % estimado hasta ahora a un 1,2 %.Cataluña es una de las cinco comunidades que se han visto perjudicadas por la entrada en vigor de esta nueva base contable, al igual que Asturias, Baleares, Cantabria y Madrid, mientras que dos comunidades se han quedado igual (Canarias y Comunidad Valenciana) y otras diez comunidades se han visto beneficiadas.

Hasta ahora, el Instituto Nacional de Estadística aplicaba la base contable de 2008, mientras que ahora está obligado a introducir la de 2010. El PIB de la economía catalana creció un 1,5% interanual durante el tercer trimestre de este año gracias al buen comportamiento de la demanda interna (incremento del 2%) y a la moderación en el saldo exterior que ha contribuido negativamente (-0,4%), y acumula cuatro trimestres consecutivos de aumento.

En cuanto al comportamiento intertrimestral, la producción de bienes y servicios en Cataluña ha aumentado un 0,3%, según Idescat. La comunidad autónoma crece al mismo ritmo que la UE, tanto en términos interanuales como intertrimestrales, pero lo hace más lentamente que la economía española que ha crecido un 1,6% y un 0,5% respectivamente en el tercer trimestre.

La economía catalana creció un 1,5 % en el tercer trimestre de este año en comparación al mismo período del año pasado, mientras que el incremento en comparación al trimestre anterior fue del 0,3 %. La economía catalana ha crecido gracias a la demanda interna (un 2 % en términos interanuales), mientras que la contribución del sector exterior ha sido negativa (-0,4 %).

Este crecimiento de la demanda interna supera al registrado en los dos trimestres anteriores y se ha sustentado en un aumento del gasto en consumo de los hogares (+1,7 %), en el gasto en consumo de las administraciones públicas (+1,9 %) y también en el de la formación bruta de capital (+3,5 %).

Cataluña pierde en exportaciones

En cuanto al sector exterior, su aportación fue negativa en un 0,4 %, a causa del mayor aumento de las importaciones (+9,3 %) respecto a las exportaciones (+4,3 %).Por sectores, el industrial creció apenas un 0,4 %, en consonancia con el estancamiento del índice de producción industrial en este mismo período, mientras que los servicios continúan la senda de crecimiento y aumentaron un 2,2 %.

Por su parte, el sector de la construcción y el de la agricultura se situaron en tasas negativas (-2,9 % y -3,5 %). El Idescat ha precisado que está preparando la adaptación al nuevo Sistema Europeo de Cuentas (SEC 2010), que es el marco metodológico para elaborar las estimaciones de las cuentas nacionales en todos los países dela UE.

Los datos industriales de Cataluña señalan que en la última década se ha perdido un tercio del PIB y de los puestos de trabajo en el sector industrial. “Por esta razón podemos concluir que la crisis económica pasará, pero lo que sí es concluyente es que Cataluña ha dejado de ser una potencia industrial”. Ésta es una de las demoledoras conclusiones del economista catalán Josep Oliver en un detallado estudio realizado parala Fundación Industriade Sabadell, ciudad que en otros tiempos fue un verdadero motor textil donde se instalaban prometedoras industrias de toda España y ahora convertida en una ciudad de servicios, como tantas otras en las comarcas del Maresme y del Vallès.

Discurso triunfalista nacionalista

El estudio deja por tierra el discurso triunfalista del propio Artur Mas y que esgrimen también los sectores independentistas de ERC y de la propia CiU para alardear y justificar una hipotética secesión del resto de España. Ante el resto de regiones europeas que son potencias industriales donde la industria tiene un peso de entre el 25% y el 32% del Producto Interior Bruto (PIB) –como las alemanas de Tübingen, Stuttgart (sede del consorcio Daimler con Mercedes Benz al frente de sus marcas), República Checa, Veneto, Schwagen, Lombardía, Alsacia y Emilia Romagna, entre otras- Cataluña ha visto frenar el peso de su industria sobre el PIB desde el 30% a comienzos de la década de los años ochenta del siglo pasado a mínimos del 18% a finales de 2012, precisamente cuando empezó el órdago secesionista de Artur Mas y su gobierno autonómico.

Cataluña ha visto frenar el peso de su industria sobre el PIB desde el 30% a comienzos de la década de los años ochenta del siglo pasado a mínimos del 18% a finales de 2012

La Fundación por la Industria de Cataluña ha augurado que la congelación salarial en la industria continuará por un período "muy dilatado" de tiempo porque consideran que es la única manera de mantener el nivel del sector, y ha vinculado futuros aumentos a mejoras de productividad.

El catedrático de Economía Aplicada por la Universidad Autónoma de Barcelona (UAB) Josep Oliver presenta el estudio, bajo formato de libro, sobre la evolución del sector industrial catalán desde 1995: en él llega a la conclusión de que "Cataluña ha dejado de ser una potencia industrial", y se encuentra muy lejos de las regiones alemanas y del norte de Italia.

Oliver atribuye la pérdida de posiciones a un incremento de sueldos mucho más elevado que el de la productividad durante la fase de expansión, y a una disminución de los beneficios empresariales que han desincentivado la inversión. También se destaca la excesiva burocratización de la economía catalana.

El pormenorizado estudio explica que, pese al peso que han adquirido las exportaciones durante la crisis, éstas han ido reduciendo durante los últimos años, y ha destacado que la crisis ha destruido 250.000 empleos del sector industrial, que son "prácticamente" imposibles de recuperar a corto plazo, por lo que lo ha situado en un horizonte mínimo de 10 años.

La industria catalana ha destruido 210.700 empleos

El cierre de Derbi de finales del año pasado para despedir a los 98 empleados que quedan en Martorelles se suma al lento pero incesante goteo de cierres de empresas industriales en Cataluña desde que comenzó la crisis.

Entre 2008 y 2012, la industria catalana ha destruido 210.700 empleos, según la Encuesta de Población Activa

Solo en un año se han producido los cierres de empresas como Tradema, Noge, Gallostra, Arbora-Ausonia y GE Power Controls. Entre 2008 y 2012, la industria catalana ha destruido 210.700 empleos (el 28% de los que había en el sector), según la Encuesta de Población Activa. El número de empresas que han cerrado ha sido de 8.246, según el Directorio Central de Empresas. Y la producción ha caído el 16,3%, de acuerdo al índice de producción industrial.

Por otra parte, cada vez son más los empresarios catalanes que alzan su voz en contra del proyecto secesionista de Artur Mas y ERC como la recién creada agrupación Empresaris de Catalunya –que agrupa a más de 300 empresas de distintos sectores ubicadas en la comunidad- y alertan de que en los próximos meses, si sigue la presión soberanista en Cataluña, se producirán fugas de inversiones extranjeras.


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba