CiU teme que Iniciativa siga el mismo camino que los socialistas

El PSC se desengancha del 'derecho a decidir' poniendo contra las cuerdas el proceso soberanista de Mas

Los astros empiezan a alinearse en contra de los planes de Artur Mas. Los socialistas catalanes se han desenganchado del ‘derecho a decidir’ tal y como lo había concebido el presidente de la Generalitat y ahora el proceso soberanista tiene más posibilidades de descarrilar emprendiendo una senda parecida a la que transitó hace ocho años el ‘plan Ibarretxe’.

El secretario general del PSOE, Alfredo Pérez Rubalcaba, y el líder de Unió, Josep Antoni Durán i Lleida escenificaron ayer en una reunión celebrada en el Congreso la importancia que ambos dan al hecho de que el Partido de los Socialistas de Cataluña (PSC) haya negado el apoyo a CiU y a ERC para remitir a Las Cortes la consulta soberanista sin el acuerdo previo del Gobierno de Mariano Rajoy. Este desenganche de los socialistas catalanes del llamado ‘derecho a decidir’ no es un movimiento cualquiera ya que, según el análisis que se hace tanto en Madrid como en Cataluña por los principales partidos, “puede contribuir de manera decisiva a que descarrile el plan secesionista de Artur Mas”, pues es el movimiento más significativo desde sus inicios.

Este movimiento del PSC puede hacer descarrilar al plan soberanista, según el análisis que se hace desde los principales partidos

La explicación que ofrecen desde el PSC para justificar, después de tantas ambigüedades, este divorcio de CiU y de Esquerra es muy simple: “No queremos convertirnos en compañeros de viaje de un proceso que cada vez se parece más al que condujo Ibarretxe hace ocho años. Con su actitud, Mas está condenando la consulta y el derecho a decidir de los catalanes a un completo fracaso”.

El líder del PSC, Pere Navarro, siempre dejó claro que su apoyo al referéndum estaba condicionado a que previamente tuviera la autorización del Gobierno. Era una postura ambigua, que le enfrentó a la cúpula del PSOE, pero que mantenía un cierto equilibrio entre el sector del PSC opuesto al catalanismo y el más próximo a las tesis nacionalistas. La negativa de Mas a apurar las posibilidades de un acuerdo con Rajoy y la presión ejercida desde ERC para traer cuanto antes a Madrid el mandato parcial del Parlamento catalán sobre el ‘derecho a decidir’, ha terminado rompiendo la cuerda y provocando el desenganche de los socialistas catalanes.

La presión de ERC sobre Mas para llevar cuanto antes a las Cortes la consulta es condenarla a un completo fracaso, según los socialistas

Ahora Convergencia teme que Iniciativa per Cataluña siga también los pasos de los socialistas y la dejen sola con los republicanos en esta aventura, lo que recortaría todavía más su margen de maniobra. Dentro de Iniciativa pasa algo parecido a lo que ocurre en el PSC: hay un sector al que no le importaría que Cataluña fuera independiente, pero hay otro, el mayoritario, al que esta posibilidad le provoca sarpullido. El ex diputado nacional Joan Herrera se encuentra entre los segundos y tampoco siente entusiasmo por escoltar a CiU por el mismo camino que recorrió en 2005 el ‘plan Ibarretxe’.

Ibarretxe amenazó hace ocho años con celebrar un referéndum en el País Vasco y llevar el conflicto a la UE, pero nunca lo hizo

En aquella ocasión, el plan secesionista diseñado por el exlendakari para el País Vasco solo contó en el Congreso con 29 votos, los del PNV, ERC, Eusko Alkartasuna, Nafarroa Bai y el Bloque Nacionalista Gallego. Una vez derrotado, Ibarretxe amenazó con convocar un referéndum y con llevar el conflicto a la UE, cosas que nunca hizo. Ocho años después, si Mas trae finalmente su plan a Madrid, obtendría unos apoyos parecidos y chocaría con los mismos obstáculos de entonces, foto en la que el PSC no quiere retratarse.


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba