Nacional

El magistrado Santiago Vidal encabeza un grupo de diez expertos que prepara la futura Constitución de Cataluña

El borrador de la Constitución, urdido en secreto desde enero a petición de diputados de ERC y CiU, establece que "Cataluña es una nación configurada desde el punto de vista jurídico-político como una república". Su presidente tendría sólo dos mandatos.

El juez Santiago Vidal, uno de los encargados de redactar la futura Constitución catalana
El juez Santiago Vidal, uno de los encargados de redactar la futura Constitución catalana Sindicato Manos Limpias

El magistrado de la Audiencia de Barcelona Santiago Vidal ha explicado este lunes que una decena de jueces -entre los que se encuentra él mismo- trabaja en la redacción de la futura Constitución para una hipotética Cataluña independiente después de que un grupo de diputados de ERC y CiU les encargaran esta misión el pasado mes de enero tras anunciarse las dos preguntas del referéndum previsto para el próximo 9 de noviembre.

En declaraciones a Catalunya Ràdio recogidas por Europa Press, el juez Vidal, miembro de la asociación 'Jueces para la Democracia' y socio director de la empresa 'Consiliors tax & legal', ha asegurado que, aunque colaboran con ellos algunos diputados del Parlament y representantes de entidades soberanistas como la ANC, no se trata de un encargo de la Generalitat ni del Parlamento catalán ni de ningún partido.

"Nosotros estamos trabajando por iniciativa propia, no por encargo oficial de nadie, pero con el conocimiento de toda esta gente", ha afirmado Vidal, quien se cuenta entre la treintena de jueces que redactaron un manifiesto defendiendo la viabilidad jurídica de la consulta de autodeterminación.

Asegura Vidal que la decena de juristas elegidos está trabajando "en la penumbra" y que no mantiene contactos formales con los políticos que les reclutaron. Incluso por "temor a filtraciones interesadas", ni siquiera les han hecho llegar un documento con sus avances.

"Cataluña es una nación que se configura desde el punto de vista jurídico-político como una república", reza su primer artículo

Según avanzó este domingo El Mundo, el borrador de la Constitución catalana está compuesto por nueve títulos, 17 capítulos y casi 100 artículos, y establece entre otros aspectos que Cataluña es una nación que se configura "desde el punto de vista jurídico-político como una república". "Se trataría de una república a la alemana, con un primer ministro plenipotenciario y un presidente puramente representativo", en declaraciones del magistrado.

Se imitaría la estructura del Estado alemana con un presidente de la República, "con funciones protocolarias y diplomáticas" y un primer ministro con amplios poderes, "a lo Angela Merkel". Además, el borrador señala que todos los cargos ejecutivos ejercerían sus puestos un máximo de dos legislaturas, ya que a la tercera, surgen "los vicios".

También se incluye la creación de una Agencia Catalana de Tributos que recaudaría todos los impuestos y de un "fondo de solidaridad" si el resultado del proceso no fuera la independencia total. 

Dinamarca, Noruega e Islandia, su inspiración

Según el rotativo de García-Abadillo, los juristas, que se reúnen en secreto una vez cada semana en sesiones de tres ó cuatro horas, se han inspirado en las Cartas Magnas de países como Dinamarca o Noruega ya que la pauta que se les encomendó a esta decena de juristas fue redactar una Carta Magna "breve, flexible y fácil de entender".

"En Cataluña ha calado el modelo de que para erradicar los déficits acumulados, el mejor modelo a seguir es el nórdico", asegura el juez Vidal

Que los denominados 'sabios' hayan tomado como referencia a los nórdicos no es casual: la elección forma parte "del discurso utópico de los independentistas que venden que una Cataluña libre se homologaría de golpe con las naciones más avanzadas".

Islandia ha sido el tercer referente. Tanto es así que tres expertos islandeses se desplazaron hasta Cataluña para asesorar a la decena de magistrados sobre cómo implicar a la población para que opte por aprobar la hipotética Constitución catalana. 

Por si no hubiera suficientes modelos a seguir, la última fuente de inspiración procede de Estados Unidos. En su trabajo de redactar una Constitución "radicalmente distinta a la española" no podían obviar la inclusión de "una interpretación evolutiva" como la americana. Los magistrados se decantan por una serie de principios cuyo entendimiento esté sujeto al paso del tiempo. 

Adiós al Tribunal Constitucional

En su afán diferenciador de la Constitución española, los sabios terminarían con el Tribunal Constitucional y lo sustituirían por una sala específica del Supremo. "El TC está deslegitimado", zanjan a este respecto.

El objetivo de los magistrados es entregar su texto a finales de este año. Aunque los planes de la Generalitat pasan por votarlo en referéndum el 11 de septiembre de 2015, ellos calculan que no será hasta finales de 2016 o 2017 por el retraso que suelen tener este tipo de procesos.


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba