Nacional

El presidente del centro de estudios de la CEOE rechaza que Cataluña sea maltratada fiscalmente

Diferentes expertos económicos han coincidido en un estudio del CSIC en desmontar la tesis nacionalista del maltrato fiscal a la comunidad que preside Artur Mas. "Cuando el saldo fiscal catalán se compara con el existente en otras regiones con similares niveles de renta relativa, la situación de Cataluña no llama la atención", destacan. 

El presidente catalán, cabeza visible de las tesis nacionalistas
El presidente catalán, cabeza visible de las tesis nacionalistas Efe

"Con las cifras en la mano, Cataluña no está especialmente maltratada en términos de su financiación regional, sino que se sitúa prácticamente en la media, que es donde deberían estar todas las regiones sobre la base del principio de igualdad que consagra nuestra Constitución". Esta es una de las principales conclusiones del estudio sobre balanzas y tratamiento fiscal catalán que ha presentado el Instituto de Estudios Económicos, centro de estudios de la CEOE, y que ha sido elaborado por el experto en balanzas fiscales Ángel de la Fuente (CSIC, FEDEA) y Clemente Polo (catedrático de la UAB). 

Ángel de la Fuente ha examinado de manera crítica la tesis nacionalista, comparando los datos con los de otros territorios tanto en España como en otros países, concluyendo que las quejas catalanas no están bien fundamentadas. En cuanto al maltrato fiscal, el estudio refleja que la situación española no es muy diferente de la alemana en cuanto a la elevada desigualdad y el alto grado de arbitrariedad en la "cuestionable distribución de los recursos entre las distintas autonomías". 

Sobre la balanza fiscal catalana, el autor resalta que la existencia de un saldo fiscal deficitario en un territorio de renta elevada no resulta sorprendente y no puede considerarse una evidencia de un trato discriminatorio. "Cuando el saldo fiscal se compara con los existentes en otras regiones con similares niveles de renta relativa, tanto en España como en otros países comparables (Italia, Gran Bretaña, Australia y Canadá) la situación catalana no llama en absoluto la atencuión", señala. Y recuerda que "aunque la región no disfruta de los privilegios de los territorios forales, la ausencia de ellos no constituye una evidencia de maltrato". 

De la Fuente ha considerado que Cataluña "no se puede quejar" del trato que le da el Estado, y ha comentado que lo que ocurre es que "el sistema de financiación es malo" pero no sólo para Cataluña sino para todas las comunidades. "No es un sistema que tenga sesgo anticatalán o antimadrileño. Es un sistema malo pero no dedicado a putear a nadie", ha dicho.

El investigador ha justificado su denuncia sobre la "campaña de marketing" de Cataluña de que España les maltrata en que desde Cataluña se quiere llamar la atención sobre su situación fiscal cuando la realidad es que esta comunidad "no es la excepción sino la norma". En este sentido, ha dicho que "el Gobierno madrileño empieza a sonar como el de Cataluña y tiene las mismas quejas" cuando realmente "Madrid tampoco está maltratada".

Tras destacar que tanto Cataluña como Madrid "están básicamente en la media de financiación por habitante", De la Fuente ha comentado que en Barcelona con frecuencia se dice que si fueran alemanes estarían mucho mejor cuando la realidad es que "estarían en la misma situación fiscal o incluso un poquito peor".

También ha considerado "desproporcionada" la reacción de ciertos partidos o de buena parte de la sociedad catalana de decir que se van y ha mostrado preocupación porque detrás de la "lista de agravios" una "buena parte de ellos son artificiales". Al respecto ha dicho que ello es "fruto de un esfuerzo muy bien hecho de propagada que ha convencido a buena parte de la sociedad catalana de que hay cosas que no existen". Ha puntualizado además que "si el sistema de financiación está mal alguna responsabilidad tendrán los negociadores de la Generalitat".

Unanimidad en las opiniones

El otro autor del estudio, Clemente Polo, ha analizado el escenario en caso de una salida de la Unión Europea de Cataluña, y alerta de que la caída de los intercambios oscila entre el 35% y el 50%, cifras registradas incluso cuando la desmembración se produjo de mutuo acuerdo. Además, resalta que sus cálculos sobre la balanza fiscal catalana hablarían de una manipulación de las cifras publicitadas por el gobierno catalán. 

Por su parte, el consejero independiente del Consejo de Gobierno del Banco de España y catedrático de Economía de la Universidad Pompeu Fabra, Guillem López Casasnovas, ha subrayado que "nadie duda de la viabilidad económica de Cataluña como Estado independiente", pero ha matizado que "los problemas son de los costes de transición", que "son inciertos". "La interferencia política va a generar costes, la negativa a un desenlace pactado va a generar costes, tanto para la comunidad que se desencaja como para la parte principal", ha subrayado Casasnovas, al tiempo que ha considerado que "puede ser que el pequeño arrastre al grande si no conseguimos un desenlace pactado o un encaje satisfactorio".

En su intervención, Casasnovas ha citado el caso de Andalucía que, a su juicio, son "los que menos pueden quejarse del modelo de financiación" y ha asegurado que se trata de un "caso espectacular porque no tiene la renta de Madrid y tiene la misma financiación".

Preguntado por las posibilidades de que Cataluña quedara fuera del euro, el consejero del Banco de España ha dicho que "al cien por cien" esta autonomía no saldría, aunque si de la Eurozona pero sería "por poco tiempo", ya que no cree que la UE aceptase una frontera teniendo en cuenta "la vocación tan europeísta" de los catalanes.

Al respecto, Ángel de la Fuente ha dicho que no concibe que Cataluña se quede fuera de Europa y ha dicho que no es que Europa les echara, es que se saldrían ellos al no formar parte ya de un Estado miembro como es España.

En la presentación del informe, el presidente del IEE, José Luis Feito, ha dicho que "España en su conjunto está mal financiada" y ha explicado que la diferencia de opiniones entre los economistas sobre el coste que tendría para Cataluña la independencia, se debe principalmente al horizonte temporal que se analice, ya que sería muy grande en cuatro o cinco años e irrelevante a la vuelta de 200 años. 


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba