Nacional

La obsesión cuatribarrada del fiel escudero de Artur Mas

Joan Maria Piqué es un nombre desconocido para el gran público, aunque siempre lo encontrarán a escasos metros de donde esté el presidente de la Generalitat. En una carrera de nacionalistas catalanes, pocos encontraríamos tan obsesionados con la bandera y la identidad como él.

Joan Maria Piqué desde el Palau de la Generalitat
Joan Maria Piqué desde el Palau de la Generalitat facebook

Joan Maria Piqué es un periodista a un político pegado. Su nombre es desconocido para el gran público, aunque es una persona clave dentro de la política catalana y siempre lo encontrarán a escasos metros de Artur Mas i Gavarró, el presidente de la Generalitat. A nacionalista catalán e independentista pocos, ni siquiera en ERC o las CUP, pueden superar a Piqué: su fijación con la identidad y la bandera es notable, una auténtica 'obsesión cuatribarrada' por la que parece que interpreta todo o casi todo en clave catalanista, o al menos es lo que se puede deducir si se observan los mensajes que comparte por las redes sociales, donde la senyera tiene el papel protagonista y los agravios históricos a Cataluña un tema de conversación diaria.

Estudiante de Periodismo en la elitista Universidad de Navarra, nada hacía presagiar para los que compartieron aulas y barras de bar con él que acabaría convirtiéndose en la mano derecha de Mas, y sobre todo que acabaría desarrollando una animadversión a España como la que muestra en redes. "Odia todo lo que viene de Madrid", dicen algunos que lo conocen en persona y lo tachan de "fundamentalista". Es un nacionalista atípico, que mezcla su fervor patriótico con fuertes creencias religiosas (milita en el Opus Dei) y un estilo de vestir moderno con unas características gafas de pasta blancas. Un perfil completado con un trato hacia los medios "prepotentísimo", según alguno de los que ha trabajado con él.

"España a los catalanes nos ha matado"

Muchas han sido las polémicas de Joan Maria Piqué i Fernandez (un segundo apellido que dicen que prefiere no destacar) desde que abandonó el diario 'Avui' para ser nombrado jefe de prensa de Mas en enero de 2011. Fue muy sonada, por ejemplo, esta frase que incluyó en su Twitter y luego tuvo que retirar:

Aunque ni mucho menos ha sido la única declaración poco afortunada de este ilerdense de buena familia, que según algunos de los que lo conocen "se ha encontrado todo hecho y quizás eso no le sirve para ver las cosas con matices". Otra importante polémica fue cuando relacionó la batalla de sensibilidades del 9N con la Segunda Guerra Mundial, donde el independentismo estaría representado por Winston Churchill y el unionismo nada menos que con Adolf Hitler. También en esta ocasión tuvo que borrar el tuit y explicarse.

Incluso en las filas del periodismo más catalanista, Piqué genera controversia: "No tengo claro que el jefe de prensa de un presidente, del que sea, tenga que tener un perfil tan marcado, aunque es cuestión de gustos", dice un profesional de la información de un diario independentista. Piqué ha tenido que puntualizar, en catalán y en inglés, que "los puntos de vista son solo míos". No obstante, el president cede mucho poder en él, hasta el punto de que actúa de portavoz oficial de la Generalitat ante medios internacionales como la agencia Reuters y donde por cierto sus declaraciones fueron tan poco comedidas como siempre: "España es un pesado lastre que nos está costando seguir llevando. Nos está costando nuestro desarrollo", decía en mayo de 2012, unos meses antes del primer 11-S de la 'nueva era' de desafío de la Generalitat.

Barras rojas y amarillas

De este modo, pasearse por los perfiles en Twitter y Facebook de Joan Maria Piqué es toda una lección de como piensa un individuo con una excelente información, manejo de idiomas, conocimientos de historia, política y economía pero tremendamente nacionalista. Piqué sigue el día a día de Artur Mas y cuenta lo que le interesa en Twitter, donde supera los 10.000 seguidores. Este mismo día de Navidad estuvo con el president en la tumba de Francesc Macià en Montjuïc.

Aunque si hay algo que define a este ilerdense de 38 años es su obsesión, su pasión por la bandera cuatribarrada. Hacemos aquí una recopilación de las últimas fotos que ha puesto como portada de Facebook, casi todas ellas relacionadas con la enseña catalana. Así es el perfil de parte de los que conforman el gobierno de CiU actual: con una fijación enfermiza por la nación, bien sea con dibujos.

Representando al Palau de la Generalitat.

O las esteladas en un pueblo, aparentemente de la Catalunya interior.

La personalidad de Piqué es tan carismática que incluso ha sido representado en un gag del programa 'Polònia', de TV3, siempre próximo a Artur Mas como en la vida real.


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba