LA LUCHA CONTRA LA CORRUPCIÓN

Valdemoro aborta el concurso de su cabalgata al saberse que lo iba a ganar una empresa de la Púnica

El alcalde de la localidad renuncia al concurso convocado tras desvelar 'Vozpópuli' que estaba a punto de ganarlo Waiter Music, una de las sociedades controladas por David Marjaliza y Francisco Granados. "Recurriremos al patrocinio y a los medios propios", anuncia en un comunicado.

Registros de la Guardia Civil en el marco de la Operación Púnica.
Registros de la Guardia Civil en el marco de la Operación Púnica. EFE

Waiter Music, una de las empresas presuntamente implicadas en la trama de corrupción desmantelada en la Operación Púnica, ha estado a punto de adjudicarse la organización de la Cabalgata de Reyes 2015 de la localidad madrileña de Valdemoro, epicentro de la red. Sin embargo, tras la información adelantada este viernes por Vozpópuli de que la compañía bajo sospecha de haber servido a Francisco Granados y su socio DavidMarjaliza para cobrar comisiones estaba a punto de ganar el concurso, el actual primer edil del municipio, el 'popular' David Conde, hacía público un comunicado en el que mostraba su intención de paralizar dicho concurso y "recurrir al patrocinio y a los medios propios para organizar el evento".

El alcalde alega para suspender el concurso ajustes económicos y recalca que fue convocado cuando el primer edil era su antecesor, detenido por la Guardia Civil

El comunicado se hacía público poco antes de las 12:30 y en él se asegura que dicha adjudicación aún no se había producido y que, de hecho, aún no se había convocado la Junta de Gobierno Local que debía tomar esa decisión. Sin embargo, fuentes municipales consultadas por este diario admitían que ya se habían abierto los sobres con las ofertas de tres de las cuatro empresas que habían concurrido (la cuarta había sido excluida al no cumplir los requisitos) y que de todas ellas la mejor económicamente era Waiter Music. "Es cierto que la decisión no estaba tomada y que aún había que analizar si la documentación presentada cumplía todos los requisitos, pero el hecho de que se hubiera presentado y sus condiciones fueran las más ventajosas nos había puesto en un serio aprieto", reconocen estas mismas fuentes. "Por ley, si cumplían todos los requisitos, habría que haberle adjudicado a Waiter Musir si no queríamos que la empresa nos demandara", añaden.

Sin embargo, el gobierno ha optado por una segunda vía ante el escándalo provocado por la información de Vozpópuli: renunciar al concurso. En la nota de prensa, el consistorio recalca que el mismo había sido convocado cuando aún era alcalde José Carlos Boza, detenido en la Operación Púnica y que dimitió poco después de su encarcelamiento. Y añade que detrás de su decisión está "la situación económica en la que el Ayuntamiento está inmerso". El contrato para organizar la Cabalgata tenía un coste presupuestario de algo más de 64.000 euros, IVA incluido. Por ello, anuncia, buscarán patrocinios y utilizaran los medios del propio Ayuntamiento para "organizar este evento". "No podemos dejar a los niños sin esa noche", recalcan fuentes cercanas al alcalde. Oficialmente, sus portavoces no hacen referencia a la presencia de la empresa bajo sospecha entre las candidatas, aunque desde el PP se admite que "ha sido la clave de la decisión final".

Denuncia de la oposición

Las explicaciones no han convencido, sin embargo, a la oposición. UPyD ha asegurado a este diario que se plantea pedir la disolución del Ayuntamiento de Valdemoro y la creación de una gestora, como se hizo en Marbella, hasta las elecciones. El objetivo que persigue la formación magenta es “destapar la corrupción que al parecer sigue oculta en este municipio y conseguir un Gobierno municipal que esté verdaderamente al servicio de los ciudadanos”, según ha explicado el candidato a la presidencia de la Comunidad de Madrid y portavoz adjunto en la Asamblea, Ramón Marcos.

UPyD pone en cuestión la contratación del gobierno 'popular' de Valdemoro durante toda la legislatura

Marcos se pregunta “qué le debe el alcalde de Valdemoro a Waiter Music para que siga contratando con ellos” a pesar de todo lo conocido tras la Operación Púnica y denuncia “la corrupción institucionalizada en este Ayuntamiento con redes clientelares y enchufismo de familiares de concejales y alcalde”. “Hay que abrir las ventanas de par en par en el Ayuntamiento de Valdemoro, epicentro de la trama Púnica, sin perder ni un minuto más, porque la gente tiene todo el derecho a saber qué es lo que pasa y cómo gestionan las administraciones que pagan con sus impuestos”, ha añadido.

Para el concejal portavoz de UPyD en Valdemoro, Enrique Morago, el hecho de que el consistorio haya dado marcha atrás anulando la adjudicación a Waiter Music implica que ”el pueblo de Valdemoro gana esta vez”, pero denuncia que el Ayuntamiento continuara “impunemente contratando con esta empresa”. “Si la licitación no se llega a hacer pública, se hubiera pagado con el dinero de todos los ciudadanos una cabalgata de Reyes a una de las empresas puesta en cuestión por la trama corrupta”, concluye. UPyD pone en cuestión la contratación del gobierno 'popular' de Valdemoro durante toda la legislatura.


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba