EL SUMARIO DEL CASO PÚNICA

El socio de Granados dio un 'pelotazo' de 20 millones en Valdemoro con una residencia de ancianos

Empresas de David Marjaliza construyeron y gestionaron un centro de la tercera edad en la localidad donde fue alcalde el exdirigente del PP. Las millonarias facturas anuales las pagó el consistorio. Fue uno más de los múltiples negocios que hizo en este municipio.

Imagen de archivo de Francisco Granados, en la cárcel por el 'caso Púnica'.
Imagen de archivo de Francisco Granados, en la cárcel por el 'caso Púnica'. Europa Press

Valdemoro no sólo era el 'epicentro' dela trama Púnica. También fue una fuente de negocios inagotable para uno de sus principales cabecillas, David Marjaliza. Según un informe de la Agencia Tributaria incorporado al sumario y al que ha tenido acceso Vozpópuli, el empresario y amigo íntimo de Francisco Granados, quien hasta 2003 fue el regidor de este municipio madrileño de 70.000 habitantes, dio uno de sus mayores 'pelotazos' con la construcción y posterior gestión de una residencia para la tercera edad que pagó el consistorio y que recibía aportaciones de la Comunidad de Madrid para su funcionamiento. Entre 2007, fecha en que una de las empresas ligada a Marjaliza recibió la adjudicación para edificarla, y 2013, último año en que constan en los archivos de Hacienda ingresos de otra de las mercantiles del empresario por la gerencia del centro, se embolsó 19.921.496 euros. Una millonaria cantidad que sumar a los otros negocios del ladrillo que el empresario acaparó en Valdemoro con otras seis mercantiles diferentes.

Sólo por la construcción del centro de la tercera edad, una constructora de Marjaliza se embolsó 7,9 millones de euros. Por su gestión, otra empresa recibió 12 millones entre 2008 y 2013

Según el informe de la Agencia Tributaria en el que se detalla la estrecha relación entre el municipio madrileño y la trama, el negocio de la residencia de ancianos se inició en junio de 2006, cuando el entonces alcalde de Valdemoro y hoy parlamentario regional, José Miguel Moreno, que había sucedido a Granados en la alcaldía, colocaba junto a la consejera de Familia y Asuntos Sociales del gobierno de Esperanza Aguirre, Beatriz Elorriaga, la primera piedra del edificio. En aquel acto, el regidor destacó que la construcción del centro iba a suponer un desembolso para las arcas municipales de cerca de 11 millones de euros. "La inversión más importante que Valdemoro haya realizado", presumió entonces Moreno, según recogen los expertos de Hacienda. Sólo unos meses después, en noviembre de ese mismo año, una empresa de Marjaliza, Obrum Urbanismo y Construcciones SL, visaba en el Colegio de Arquitectos de Madrid el proyecto por un importe de 7,9 millones.

Esta empresa no era una desconocida para el Ayuntamiento. Según las bases de datos de la Agencia Tributaria, en los años anteriores a la construcción de la residencia ya había hecho trabajos para el consistorio por importes también elevados. Así, en 2003 facturó a las arcas municipales 1,58 millones de euros. En 2004 esta cifra se elevó a 3,8 millones. Una cantidad que se repitió casi al céntimo al año siguiente. Además, hizo pagos a la empresa pública Gestión del Suelo y Vivienda Valdemoro SA. Fue en 2005 para levantar 121 viviendas en dos parcelas de la localidad. En todo este tiempo, Obrum figuró como propiedad de una sucesión de mercantiles, también propiedad de Marjaliza de modo indirecto, con las que éste difuminaba que era él quien se encontraba realmente tras ella.

La titularidad de Marjaliza de las empresas adjudicatarias del 'pelotazo' de la residencia de ancianos aparece difuminada en una sucesión de mercantiles que figuran como administradoras unas de otras 

El negocio de la residencia de ancianos de Valdemoro no acabó para la trama Púnica con la colocación del último ladrillo. En enero de 2008, el socio de Granados creó la sociedad Atención Social y Residencial Valdemoro SL para, precisamente, hacerse con el contrato de gestión del centro de la tercera edad. En su accionariado figuraba con el 50% del capital social Aruba Gestión SL, otra de las empresas de Marjaliza. Ese mismo año la nueva mercantil ya facturó 1,45 millones de euros al Ayuntamiento de la localidad, cifra que se fue incrementando en los siguientes ejercicios. Así, en 2009 recibió del consistorio 1,95 millones que pasaron a ser 2,11 millones en 2010 y 2,38 millones en 2011, para descender ligeramente hasta los 2,23 millones en el año 2012 y los 1,83 millones en los doce meses siguientes. El informe de Hacienda incorporado al sumario destaca que en la página web de la Residencia Nuestra Señora del Rosario se menciona a dicha sociedad como la encargada de gestionarla, aunque la propiedad del edificio seguía siendo del consistorio. Además, resaltaba que el gasto de 80 de sus 134 plazas eran financiadas por la Comunidad de Madrid.

Los otros negocios de Marjaliza en la localidad

Sin embargo, las dos empresas implicadas en la construcción y gestión del centro de la tercera edad no han sido las únicas ligadas al socio de Granados que han hecho importantes negocios en Valdemoro. Así, en varios informes de la Agencia Tributaria incorporados al sumario se relacionan otras cinco mercantiles con los que Marjaliza consiguió embolsarse importantes cantidades de dinero procedentes de las arcas públicas o conseguir suelo para edificar a un precio muy ventajoso. Así, Murana 1057 SL recibió en 2002 del Ayuntamiento de Valdemoro 1,87 millones de euros y realizó pagos al consistorio por 1,96 millones por la compra de numerosas fincas registrales en uno de los sectores de expansión urbanística de la localidad. Hacienda sospecha que esos terrenos fueron enajenados dos años más tarde por la empresa con unas plusvalías de 6,3 millones de euros

Hacienda sospecha que una empresa de Marjaliza adquirió un edificio al consistorio por 1,87 millones y sólo dos años después lo vendió con unas plusvalías de 6,3 millones de euros 

Más actividad tuvo la empresa Valparaíso Técnicas de Construcción y Promoción SL. Con ella adquirió al consistorio un inmueble en 2002 por 1,6 millones de euros y, al año siguiente, un parcela por una cifra ligeramente superior al millón de euros en el Sector Canto Negro, donde Granados también tenía terrenos. La Agencia Tributaria investiga si el primero de estos bienes fue vendido sólo un año después de su compra por 4,3 millones de euros, más del triple de lo que había pagado. En 2006 se deshizo también de las fincas adquiridas al municipio por 1,7 millones de euros, con un beneficio de cercano a los 700.000 euros.

El largo brazo constructor de Marjaliza también llegó al sector Las Zanjas Norte de la localidad, donde figuraba como gestor de la cuenta bancaria de la Comisión Gestora de la Junta de Compensación de aquellos terrenos. En dicha condición, abonó en 2005 algo más de 5 millones de euros al Ayuntamiento. En esta promoción, que también apareció durante la investigación de la trama Gürtel, el socio de Granados dio un pelotazo de más de 15 millones de euros, pese a que las 693 viviendas a construir en aquellos terrenos habían sido calificadas en el plan urbanístico original como de protección pública básica, es decir, las más baratas. Lo consiguió gracias a la mayoría absoluta del PP en el consistorio, que cambió la calificación de las mismas por la categoría de viviendas de precio limitado, lo que elevaba el precio de las mismas y, por consiguiente, el beneficio de los constructores, entre ellos Marjaliza, que era propietario del 60% del suelo.

La construcción de 693 viviendas permitió al socio de Granados dar un 'pelotazo' de 15 millones de euros. Este negocio fue investigado en el 'caso Gürtel' y, ahora, lo es en Púnica

Otras dos empresas implicadas en los negocios urbanísticos de Marjaliza en Valdemoro fueron Aruba Gestión SL, la misma que poseía la mitad de las acciones de la mercantil que gestionaba la residencia de ancianos, y Dara Integral SL. Con la primera adquirió al Ayuntamiento en septiembre de 2010 cinco fincas por un precio de 56.526 euros cada una, una de las cuales fue transmitida sólo dos meses después precisamente a Dara Integral por 65.000 euros. Ésta, además, figura también como adquiriente de otros dos terrenos al consistorio en la misma zona por 133.576 euros. Negocios muy menores a los que realizaron las dos grandes empresas de la trama, Servicios Logísticos Inmobiliarios SL y Vancouver Gestión SL a las que la Agencia Tributaria dedicó sendos informes individualizados en los que detallan los millonarios negocios que hicieron en el 'epicentro' de Púnica que era Valdemoro. 


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba