LA LUCHA CONTRA LA CORRUPCIÓN

Gürtel y Púnica se vuelven a 'encontrar': el juez De la Mata investiga a una empresa de Marjaliza

El magistrado pide a un Juzgado de Parla información sobre una causa por delito fiscal abierta en 2010 contra Vancouver Gestión SL, una de las empresas clave del entramado del socio de Granados. No es la primera que aparecen conexiones entre ambas causas por la misma mercantil.

El juez José de la Mata, a la llegada a la Audiencia Nacional en una foto de archivo.
El juez José de la Mata, a la llegada a la Audiencia Nacional en una foto de archivo. EFE

Las investigaciones sobre las dos principales tramas de corrupción destapadas en España se vuelven a 'encontrar'. El titular del Juzgado Central de Instrucción número 5, José de la Mata, ha dictado un auto dentro del sumario de la Gürtel en el que pide información sobre una de las empresas de David Marjaliza, presunto cabecilla de la red destapada en la Operación Púnica. En concreto, el magistrado reclama a un Juzgado de Instrucción de la localidad madrileña de Parla todas las diligencias que hace cinco años inició contra Vancouver Gestión SL por la posible comisión de diversos delitos contra la Hacienda Pública. Esta mercantil es una de las piezas claves del entramado del socio de Francisco Granados y objeto de pesquisas por parte de su colega en la Audiencia Nacional Eloy Velasco. No es la primera vez que ambas causas 'se cruzan'. De hecho, el 'caso Púnica' incluye un pelotazo urbanístico dado por esta misma mercantil en Valdemoro que en su día ya estuvo bajo la lupa del antecesor de De la Mata, el juez Pablo Ruz.

Vancouver Gestión SL, la sociedad de Marjaliza ahora investigada por el juez De la Mata, es una de las piezas claves del entramado empresarial destapado en el caso Púnica

El escrito que vuelve a unir ambas tramas tiene fecha del pasado martes 8 de septiembre, y en él el actual magistrado instructor de Gürtel da respuesta a varias peticiones que cinco días antes le había realizado la Fiscalía Anticorrupción. Una de ellas es, en concreto, requerir al Juzgado de Instrucción número 6 de Parla que remita copia de las Diligencias Previas 1029/2010 abiertas tras una denuncia formulada contra los gestores de la empresa de Marjaliza por delito fiscal. En el mismo auto, De la Mata reclama a otras seis sociedades que le faciliten datos sobre sus relaciones comerciales con tres mercantiles respecto a dos obras concretas: las de un centro comercial en el madrileño barrio de Vallecas y las de un colector en la localidad cántabra de Laredo. En ambas peticiones coincide la presencia de la constructora Teconsa, la mercantil que citada por doquier en el sumario de ‘Gürtel’ como supuesta pagadora de comisiones a políticos del Partido Popular.

No es la primera vez que Vancouver Gestión SL aparece en el sumario que investiga la trama liderada por Francisco Correa. El juez Pablo Ruz, antecesor de De la Mata, ya la investigó en mayo de 2013 por un pelotazo urbanístico de 15 millones de euros en Las Zanjas Norte, uno de los ensanches de Valdemoro, la localidad del Sur de Madrid convertida en epicentro de la trama Púnica. El magistrado pidió entonces información sobre aquella operación que había sido denunciada por la oposición socialista en el consistorio tres años antes pero que parecía haber quedado en el olvido. En concreto, remitió diferentes requerimientos de información en relación con dos operaciones urbanísticas. Una de ellas era precisamente aquella promoción para levantar 693 viviendas en el municipio que gobernó Granados.

Multiplicar por tres los beneficios

El juez Ruz solicitaba a la empresa Vancouver Gestión SL que le remitiera toda la documentación relativa a la compraventa de la parcela así como sus operaciones con la constructora Teconsa. Las sospechas se centraban en la apresurada modificación que el Gobierno municipal del PP hizo del plan urbanístico y que permitió a Marjaliza multiplicar por tres sus beneficios. Para entonces, en el sumario sobre la red de Correa ya había aparecido el nombre del socio de Granados. De hecho, en una de las conversaciones incorporadas a la causa, se escuchaba a un directivo de la constructora Dico, también investigada ahora en Púnica, afirmar al exconcejal de Majadahonda Juan José Moreno, uno de los ediles que destapó el escándalo, que "Marjaliza es el tapado de Granados".

En mayo de 2013, el juez Ruz ya pidió información sobre Vancouver Gestión por un 'pelotazo' en Valdemoro. Su sustituto reactiva ahora esa línea de investigación

Sin embargo, aquella línea de investigación reactivada por Ruz pareció quedar de nuevo en el olvido hasta que su colega Eloy Velasco inició la 'Operación Púnica' y reclamó el pasado 28 octubre, un día después de las detenciones, toda la documentación sobre dicho pelotazo a la Dirección General de Urbanismo y Estrategia Territorial, un organismo dependiente de la Consejería de Medio Ambiente donde los ayuntamientos de la región deben depositar copia de sus planes urbanísticos. Los agentes reclamaron, en concreto, el expediente R9-N de fecha del 30 de noviembre de 2006 que fijaba dicho desarrollo porque sospechan que fue uno de los 'pelotazos' urbanísticos que permitieron tanto al constructor como a su amigo político conseguir parte del dinero que luego acabó en las cuentas en Suiza descubiertas.

La llamada de julio de 2014

Sólo unos meses antes, el 2 de julio de 2014, una conversación telefónica interceptada judicialmente a Marjaliza, revelaba que éste sabía que era investigado por la Gürtel. En dicha conversación, el socio de Granados era advertido por Alfonso Luna, uno de sus hombres de confianza y testaferro, precisamente, en Vancouver Gestión SL, de que el juez Ruz le tenía entonces en su punto de mira, según le había revelado un informante, al parecer un funcionario de la Audiencia Nacional que no identifican.

Alfonso Luna: Sí, el caso ‘Gürtel’ es.

David Marjaliza: ¡Ah! de ‘Gürtel’. ¿Pero qué es lo que ha visto?

A.L.: No lo sé, no puedo hablar por teléfono.

D.M.: ¿Y qué pinto yo en el caso ‘Gürtel’, tío?

A.L.: No sabe más. Me ha dicho que es del juez Ruz. Pero nada más.

En esa misma conversación, el socio de Granados sugería que ya entonces intuía que era investigado, pero que creía que era por otro asunto: "Vale, vale. De momento ya sabemos que es de 'Gürtel'. Pues ya está. No es lo otro que estábamos esperando. Pues ya está", parecía intentar tranquilizar a su presunto testaferro, al que le recordaba que ya había declarado ante el magistrado por aquella operación: "A lo del juez Ruz ya fuimos nosotros y declaramos en su día", recalcó. Además, admitió que eran sus vínculos con la constructora Teconsa la que le podían "meter en algún lío de comisiones, yo no sé que…alguna intermediación, una gilipollez de esta que te llamen a declarar". El reciente auto del juez De la Mata confirma ahora sus temores de hace más de un año.


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba