EL SUMARIO DEL CASO PÚNICA

Marjaliza paga la seguridad de los chalés en Marbella de Granados y un diputado del PP

Un informe de Hacienda incorporado al sumario del 'caso Púnica' desvela que los "recibos por alarmas" de las viviendas en la Costa del Sol del exdirigente del PP madrileño y del parlamentario regional José Moreno son abonados desde hace años por una empresa del constructor.

Imagen de archivo de Francisco Granados en un acto del PP.
Imagen de archivo de Francisco Granados en un acto del PP. EFE

Gratis total... al menos en seguridad. Un informe de la Agencia Tributaria incorporado al sumario del 'caso Púnica' desvela que David Marjaliza, el empresario considerado como uno de los cabecillas de la trama de corrupción, corre desde hace años con los "recibos por alarmas" de los chalés que disfrutan en Marbella sus amigos Francisco Granados y el diputado autonómico madrileño José Miguel Moreno Torres, que sucedió precisamente a éste al frente de la alcaldía de Valdemoro. Los cargos por dicho servicio son cargados en una cuenta a nombre de Servicios Logísticos Inmobiliarios SL, una de las mercantiles de la trama empresarial del constructor encarcelado desde el pasado mes de octubre. Hacienda también ha revisado quién pagaba los recibos de agua de ambos inmuebles. En este caso encontró elementos sospechosos en los que se cargaban por la vivienda de Moreno Torres. Éste último, aforado por su actual condición de parlamentario regional, también está siendo investigado por el juez Eloy Velasco y la Unidad Central Operativa (UCO) de la Guardia Civil por su presunta participación en algunas de las actividades delictivas de la trama.

Pese a que el chalé está registrado a nombre de la mujer de Granados desde agosto de 2010, los "recibos por alarmas" siguen siendo cargados en la cuenta de una empresa del constructor

El informe de la Agencia Tributaria tiene fecha del 7 de mayo de 2014, aunque su existencia se ha conocido ahora tras la decisión del magistrado de la Audiencia Nacional de levantar el secreto sobre una veintena de tomos de la causa. El mismo fue elaborado a instancia de la Fiscalía Anticorrupción, quien lo encargó a finales de marzo de 2014, tras recibir tres semanas antes otro informe de Hacienda sobre las cuentas y propiedades de Granados que desvelaba que éste y su mujer, María Nieves Alarcón, también imputada, eran propietarios de dos viviendas de lujo en la Costa del Sol escrituradas en 2010 y 2012. El Ministerio Público pidió a los expertos de la Agencia Tributaria que investigaran las "cuentas bancarias vinculadas a contratos de consumos y servicios en la Urbanización Playas del Arenal", donde se situaba el inmueble adquirido por la pareja en 2010 para saber si era la fecha real de la compra o ésta era anterior y se había ocultado. También reclamaba los mismos datos sobre las viviendas que en el mismo complejo poseían tanto el empresario como el otro exalcalde de Valdemoro.

Con ello intentaba comprobar la veracidad del argumento que desde 2006, cuando se descubrió que el entonces consejero del Gobierno de Esperanza Aguirre disfrutaba de este chalé, el propio Granados ha esgrimido para justificar que veranease en dicho inmueble de Marbella desde 2003. Entonces, el político aseguró que Moreno, Marjaliza y él, que eran amigos desde la juventud, habían decidido en 2002 comprar sendas residencias en dicha urbanización aún en construcción animados por el empresario, que ya tenía una vivienda en el lugar. Granados aseguró haber entregado entonces una entrada de 5 millones de pesetas (30.000 euros) por el chalé número 55 de dicho complejo, pero que pasados unos meses, su esposa cambió de opinión y decidieron vender el inmueble, algo que también hizo Moreno, que había adquirido el contiguo al suyo. Siempre según esta versión, fue Marjaliza quien los recompró a través de una de sus empresas, para lo cual se subrogó a las hipotecas y les devolvió el dinero que habían adelantado. Finalmente, el inmueble pasó a ser propiedad del exconsejero del Gobierno madrileño el 2 de agosto de 2010, cuando su mujer lo adquirió a la mercantil de Marjaliza por 301.631 euros.

Una cuenta en Parla

Tras analizar los contratos de suministro de agua y de seguridad de los tres chalés, el informe de Hacienda ha sacado a la luz supuestas incongruencias de este relato. El más llamativo, el de los relacionados con los gastos de seguridad de las viviendas de los tres amigos. Éstos han sido sufragados hasta ahora desde una única cuenta abierta en la sucursal que el BBVA tiene en el número 3 de la calle Cuenca, de Parla, una localidad madrileña gobernada por el PSOE donde el socio de Granados ha dado también varios 'pelotazos' urbanísticos. Dicho depósito figuraba como operativo desde octubre de 2000 a nombre de la sociedad Servicios Logísticos Inmobiliarios SL, la empresa de la trama de Marjaliza que recompró los inmuebles de sus amigos en 2002 y que en 2010 le volvió a vender uno a la esposa de Granados. Pese a esa circunstancia, los cargos por este concepto han seguido siendo cubiertos por esta cuenta y por otra de la misma entidad que sustituyó a aquella en 2011 y que es la que se mantiene actualmente operativa. En ambos casos, el constructor aparece como "autorizado" para operar desde las mismas.

El exconsejero aseguró en 2006 que vendió el inmueble de Marbella a su socio en 2002, pese a lo cual ha seguido pagando los recibos del agua del mismo

El informe también analiza quién paga los recibos de agua de las tres viviendas. En este caso, el documento detalla que, pese a que sobre el papel el chalé de Granados no fue de su propiedad hasta el verano de 2010, ha mantenido domiciliado durante todos estos años los cargos por este concepto en la cuenta que él y su mujer tienen abierta en una oficina de Catalunya Caixa de la localidad donde el primero fue alcalde. En el caso de la vivienda de Marjaliza, el recibo es abonado desde otra cuenta de su empresa Servicios Logísticos Inmobliarios SL, ésta abierta en una sucursal del BBVA en Valdemoro, y en la que el empresario vuelve a aparecer como "autorizado". Más llamativos son, sin embargo, los detalles que los expertos de Hacienda han encontrado a analizar los pagos de agua por el chalé de José Miguel Moreno Torres.

En este caso, los recibos también son cargados a una cuenta a su nombre, pese a que también se desprendió del mismo a 2002. Se hace, además, en un depósito abierto en noviembre de 2010 en una sucursal de Bankia en Valdemoro a nombre del propio parlamentario regional, pero que en el día de apertura tuvo como "autorizado" a J.D.M.E., un empresario vinculado a varias sociedades, entre ellas una dedicada "a la promoción inmobiliaria de edificaciones" en el municipio 'epicentro' de la trama. Además, las bases de datos de la Agencia Tributaria recogen que el diputado autonómico realizó "pagos por arrendamientos" por 6.000 euros a la misma empresa de Marjaliza que supuestamente le pagaba la seguridad de su vivienda en Marbella. Eso sí, "únicamente en el año 2006", mucho menos tiempo del que disfrutó como supuesto alquilado del chalé de lujo.


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba