LA INVESTIGACIÓN JUDICIAL

Un testaferro de 'Púnica' alerta al juez de recientes cambios en cuatro empresas de Marjaliza

Antonio Cándido Ruiz García, imputado en la causa al figurar como administrador único de varias sociedades de la trama, envía al magistrado un escrito con documentos notariales del pasado mayo en el que la mujer del socio de Granados le destituye de sus cargos en ellas.

David Marjaliza junto a Granados, en una de las pocas imágenes que existen del primero.
David Marjaliza junto a Granados, en una de las pocas imágenes que existen del primero.

Cesado por correo postal. Un presunto testaferro de la trama de corrupción desmantelada en la 'Operación Púnica' ha remitido recientemente al titular del Juzgado Central de Instrucción número 6, Eloy Velasco, un escrito en el que alerta a éste de recientes cambios en varias empresas de la trama societaria de uno de los principales implicados, David Marjaliza, amigo del exdirigente regional del PP Francisco Granados. En dicho escrito, Antonio Cándido Ruiz García, imputado también en la causa por seis delitos, entre ellos los de blanqueo y organización criminal, asegura que el pasado mes de mayo recibió en su domicilio cuatro cartas con documentos notariales en los que se le comunicaba que había sido destituido como administrador único de otras tantas mercantiles de la red. Todas ellas tenían como socia única a Adela Cubas, esposa del cabecilla de la trama y también encausada, que es quien acudió al fedatario público dado que su marido sigue en la prisión de Aranjuez (Madrid).

Antonio Cándido Ruiz recibió el pasado 29 de mayo cuatro cartas con sendas escrituras públicas en las que la mujer de Marajliza le cesaba como administrador único de otras tantas empresas 

En el escrito, fechado el pasado 1 de junio y al que ha tenido acceso Vozpópuli, el presunto testaferro detalla que las cuatro misivas las recibió el mismo día, el 29 de mayo, y que cada una contenía documentación notarial referida a una empresa en la que él ocupaba sobre el papel un cargo directivo aunque asegura no haber tenido nunca "el control efectivo de las mismas". Se trata, en concreto, de Ocio Sano SL, Doble Cota SL, La Vid Servicios Hosteleros SL y Ruta de Negocio SL. Ésta última mercantil es, por ejemplo, la tenedora de todas las acciones de una de las sociedades clave en la trama: Ruta Energética SL, la empresa a través de la cual Marjaliza cobraba presuntamente las 'mórdidas' de los contratos fraudulentos que la multinacional Cofely-GDF Suez firmaba con ayuntamientos de la Comunidad de Madrid gracias a sus gestiones.

En todas las escrituras, copia de las cuales el presunto testaferro también ha remitido a la Audiencia Nacional, la mujer de Marjaliza cesa a Antonio Cándido Ruiz García y nombra en su lugar como administrador único a N.R.C. Éste último, que no está imputado en la causa, también ha pasado a ocupar recientemente un puesto similar en otras empresas de la trama mercantil del socio de Granados, como Tiare Inizia SL, Aruba Gestión SL y Anahid Gestión SL.Esta última fue utilizada en el verano de 2013 por el presunto cabecilla de Púnica para la compraventa de cuadros, esculturas, fotografías y estilográficas supuestamente utilizadas por Marjaliza para el blanqueo de 4,2 millones de euros procedentes de Singapur.

Desconocedor de las actividades

Antonio Cándido Ruiz García destaca en el mismo escrito que, curiosamente, aún no ha sido cesado como administrador único de Ruta Energética SL, "sociedad implicada en la supuesta trama con la entidad Cofely". En este sentido, el testaferro insiste que, cómo ya ha "reiterado en sede policial y judicial", él no tuvo "conocimiento alguno de las operaciones realizadas" con la misma pese a figurar en el registro mercantil como su máximo responsable. De hecho, asegura que el pasado 26 de marzo llevó a la Audiencia Nacional la documentación que entonces le hicieron llegar desde la multinacional de eficiencia energética: una factura por importe de 16.536,65 euros que Ruta Energética pretendía cobrar entonces, cuatro meses después de las primeras detenciones de la trama, y que Cofely-GDF Suez devolvía sin abonar.

El testaferro ya llevó en marzo a la Audiencia Nacional una factura de 16.536 euros que una de las empresas de Marjaliza aún pretendía cobrar cuatro meses después de las detenciones

Con todo ello, el testaferro pide al juez Velasco que le devuelva en su integridad o, al menos, en parte la fianza de 25.000 euros que tuvo que depositar para abandonar la cárcel el pasado 30 de octubre, donde le envió el magistrado al considerarle "cooperador necesario" en la trama para "evitar la vinculación de la actividad empresarial y de sus beneficios con David Marjaliza" ya que figuraba precisamente como administrador de numerosas de sus empresas. En este sentido, recuerda que desde que recuperó la libertad "no ha participado en las sociedades de las que ostenta el cargo de administrador" y que, de hecho, ha vuelto a su actividad profesional como "mediador inmobiliario" en Valdemoro, localidad del sur de Madrid donde reside con su mujer y su hija menor de edad. Además, asegura que en su caso "no existe riesgo de destrucción de pruebas ni influencia en otros imputados" ya que "el verdadero administrados de la sociedad era el imputado señor Marjaliza" y que él ya ni siquiera ocupa un cargo de manera ficticia, como considera "probado con las escrituras públicas" que ha incorporado ahora al sumario.

El 'clan Marjaliza' y su RECIENTE celo CON el irpf

Adela Cubas Navarro, la mujer de David Marjaliza, ha remitido al juez Velasco un escrito en el que le solicita que desbloquee una de las cuentas intervenidas el pasado mes de octubre en la 'Operación Púnica', en la que también está imputada. En concreto, pide que libere 347,21 euros de la que tiene a su nombre en una sucursal del Banco Popular para hacer frente con dicha cantidad al resultado positivo de la declaración del IRPF de 2014 que acaba de presentar. La esposa del presunto cabecilla de la trama ha sido precavida y, pese a la pequeña cuantía que tiene que abonar por dicho impuesto, ha presentado a la Agencia Tributaria el impreso acogiéndose al pago fraccionado: 208,33 euros ahora y los 138,88 restantes después de verano. El juez aún no ha respondido.

Un celo para hacer frente a sus obligaciones fiscales que el 'clan Marjaliza' inició en febrero de 2014. Según detallaba un informe de la Agencia Tributaria incorporado a la causa, en aquella fecha y coincidiendo con el estallido del escándalo por el descubrimiento de una cuenta en suiza de su amigo Francisco Granados, el empresario realizó declaraciones complementarias de los años anteriores salvo de 2004, "resultando importantes cuotas a ingresar", aunque sobre algunas el empresario "solicitó el aplazamiento del ingreso". Junto al IRPF, también se puso al día en el pago del IVA, impuesto que nunca había pagado y del que presentó de golpe declaraciones de los cuatro trimestres de 2003, 2006, 2007, 2008, 2010 y 2011, solicitando a su vez "el aplazamiento del pago de las cuotas resultantes". Unos días después, "cede y apodera" a la Agencia Tributaria "los fondos depositados en cuentas bancarias abiertas en Suiza" en las entidades BNP Paribas y UBS.

El empresario también aprovechó esa regularización para declarar nuevas rentas respecto a los ejercicios 2008 (1.185.352 euros por actividades económicas y otros 189.656 de IVA); 2009 (480.000 euros de rendimientos de capital inmobiliario y actividad profesional); 2010 (420.000 euros por idénticos conceptos); 2011 (40.467 euros) y 2012 (242.558, también por rendimientos de capital inmobiliario). En su informe, la Agencia Tributaria dejaba constancia de que varias de las autoliquidaciones complementarias realizadas por Marjaliza correspondían a periodos "aparentemente prescritos administrativa y penalmente". Un celo pagador de impuestos que ahora, con las cuentas bloqueadas judicialmente, su esposa pretende continuar.


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba