El exsecretario general del PP madrileño, ante el juez

La Fiscalía intenta evitar la fuga de Granados

Anticorrupción se inclina por solicitar prisión para el presunto cerebro de la trama de corrupción municipal y ex hombre fuerte de Esperanza Aguirre en el gobierno regional. Dos nuevas detenidos por realizar labores de mediación con el Ayuntamiento de Collado Villalba.

La Fiscalía Anticorrupción pedirá este viernes prisión incondicional al exnúmero 2 de Esperanza Aguirre en el PP de Madrid, Francisco Granados, por su implicación en la Operación Púnica, que investiga el cobro de comisiones ilegales por obras en varios municipios de la Comunidad de Madrid. Está previsto que Granados, hombre fuerte de Aguirre durante su etapa en el Gobierno regional -en el que ocupó las consejerías de Transportes, Presidencia, Justicia e Interior-, comparezca ante el juez Eloy Velasco si finalmente no prospera el 'habeas corpus' que su abogado presentó ayer por la tarde para exigir su puesta en libertad. El político fue detenido el lunes junto a otro medio centenar de personas, entre ellas ediles de PP y PSOE y varios empresarios.

Anticorrupción se inclina, pues, por pedir a Granados el ingreso en prisión del exconsejero evitar una posible fuga del exdirigente popular, aunque fuentes de la Fiscalía no descartan solicitar una medida alternativa menos lesiva, como prisión eludible con el pago de una elevada fianza. Hasta ahora, la más elevada impuesta por el juez ha sido de 100.000 euros. La petición definitiva dependerá del contenido de la declaración judicial de Granados.

Durante el jueves, la representante del Ministerio Público ha solicitado el ingreso en prisión incondicional para varios de los implicados en la red, el propietario de la sociedad Waiter Music, José Luis Huerta. El empresario, relacionado con el 'conseguidor' de la red, David Marjaliza, socio de Granados, obtuvo un contrato del Ayuntamiento de Valdemoro para la organización de las fiestas de la localidad, por un importe de 400.000 euros.

Libres bajo fianza

El instructor, el juez Eloy Velasco, decretó anoche prisión eludible bajo una fianza de 60.000 euros para los alcaldes de los municipios madrileños de Torrejón de Velasco, Gonzalo Cubas Navarro (PP), y de Parla, José María Fraile (PSOE), y para el jefe de gabinete de este último, Antonio Borrego, acusados de formar parte de la trama de corrupción municipal y regional.

Velasco tomará declaración a Granados, exsecretario general del PP madrileño, y a Marjaliza, su socio y amigo de la infancia, que llegaron a amasar una fortuna millonaria en varias cuentas de Suiza con dinero supuestamente procedente de la promoción urbanística y la contratación administrativa. Comparecerán también ante el juez otros 15 detenidos, entre ellos el presidente de la diputación de León, Marcos Martínez, y otros cinco imputados que han pasado la noche en la cárcel de Soto del Real tras haber aplazado el miércoles su declaración y haber sido puesto a disposición judicial.

Nuevos arrestos

Este jueves, los agentes de la Unidad Central Operativa (UCO) de la Guardia Civil han detenido a otras dos personas relacionadas con la trama corrupta. Se trata de Víctor Manuel Ortega Martínez y José Manuel Casado del Castillo, a los que se acusa de realizar labores de intermediación con el Ayuntamiento madrileño de Collado Villalba, uno de los municipios implicados. Uno de ellos fue detenido a la vuelta de un viaje al extranjero que había impedido su arresto el pasado lunes.


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba