Nacional

El PSC contrató a Método 3 para investigar la relación entre los Pujol y la corrupción del Palau

El líder del PSC, Pere Navarro, ha asegurado que "si se demuestra que hay personas implicadas en espionaje deberían abandonar inmediatamente la política".

El exsecretario de Organización del PSC José Zaragoza, durante la rueda de prensa que ofrecía este jueves en la sede de Barcelona del partido
El exsecretario de Organización del PSC José Zaragoza, durante la rueda de prensa que ofrecía este jueves en la sede de Barcelona del partido Efe

El PSC, marca del PSOE en Cataluña, habría encargado a la agencia de detectives Método 3 que investigara la conexión entre el caso Palau y la familia Pujol para ver si una parte de las comisiones pagadas por empresas al Palau las recibían finalmente algún miembro de la familia del expresidente catalán, según publica este viernes el diario El Mundo

El líder del PSC, Pere Navarro, ha asegurado este mismo viernes que "si se demuestra que hay personas implicadas en espionaje deberían abandonar inmediatamente la política".

Como parte de la investigación integral sobre las finanzas de CiU, Método 3 habría grabado con micrófonos el almuerzo en el restaurante La Camarga que mantuvieron Alicia Sánchez-Camacho y Victoria Álvarez Martín, expareja de Jordi Pujol Ferrusola, quien habría facilitado hasta tres teléfonos personales de éste. 

El encargo de investigación se habría hecho a través del entonces número dos del PSC, José Zaragoza, quien niega haber solicitado pinchazos pese a que fuentes cercanas a él admiten que el partido pidió una investigación 'integral' para averiguar una posible relación en la trama. Además, el encargo coincide en el tiempo con las primeras investigaciones de la UDEF sobre la corrupción de CiU. 

Según la información, el objetivo de tal encargo de espionaje era actualizar la supuesta red de corrupción tejida entre 1980 y 2003. Se hizo con el caso Palau de fondo, el cobro de comisiones ilegales que CDC constituyó con el palacio de la música barcelonés como tapadera. 

Las investigaciones de Policía Judicial y Fiscalía Anticorrupción concluyeron que CDC percibía desde los 90 una serie de comisiones ilegales a través de la fundación creada por Félix Millet, amigo íntimo de Pujol. Según la UDEF, Convergència recibía el 4% de cada obra o servicio adjudicado, del que el 2,5% financiaba al partido y el 1,5% iba a bolsillos particulares. 

Así aparece reflejado en la información que publica El Mundo referente al borrador de la UDEF, donde aparece el nombre del hijo mayor del expresidente catalán: "Pendiente de pago a JP hijo el 20% de lo asignado al Palau, sacar en efectivo y entregar en mano en lugar habitual. Su padre ya ha sido informado como siempre", se lee. 

La comida 'vigilada'

Es en ese contexto en el que se produce la reunión entre la expareja de Jordi Pujol Ferrusola con Alicia Sánchez-Camacho en el restaurante La Camarga. La comida pudo ser seguida a través de un micrófono instalado en la mesa del negocio hostelero por Método 3, lo que deja entrever que se hizo con la complicidad de alguien del restaurante. El dispositivo habría sido instalado por los detectives Borreguero y Peribáñez -el primero puso el micro en el florero y el segundo fotografió a Álvarez Martín-, y allí permaneció un mes, pudiendo grabar a diferentes comensales del lugar. 

Fue en esa comida donde la expareja sentimental del primogénito de los Pujol facilitó a la Popular tres teléfonos móviles de Jordi Pujol jr, cada uno a nombre de terceros a fin de evitar posibles pinchazos policiales. 

Por último, el diario destaca que Método 3 también trabajaba entonces para CiU, coalición a la que también investigaba. Se trataba de trabajos para Xavier Martorell, exdirector de los Mossos y actualmente responsable de prisiones catalán. 


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba