Nacional

Los abogados de la Infanta trasladan al juez su intención de no responder a las acusaciones

Los abogados de la Infanta han trasladado al juez Castro su intención de no responder a las preguntas de las acusaciones del caso Noos. Castro recordará a Doña Cristina su derecho a contestar "selectivamente respecto de quienes pretendan interrogarla" y tiene ya ultimadas las preguntas de su interrogatorio. 

La Infanta Cristina podrá acceder en coche a declarar en Palma
La Infanta Cristina podrá acceder en coche a declarar en Palma

Los abogados de la Infanta Cristina han trasladado al juez Castro su intención de no responder a las preguntas de las acusaciones del 'caso Nóos' que ejercen el PSOE, el sindicato Manos Limpias y el Colectivo Cívico Somos Mayoría, según han revelado a Vozpópuli fuentes de la causa. Pese a que públicamente los abogados de Doña Cristina aseguran que pretenden trasladar una imagen de colaboración con la Justicia, los letrados en Palma de Mallorca han informado a Castro de su intención de no responder al cuestionario de las acusaciones con el argumento de que “no reconocen la legitimidad de algunas de las acusaciones”.

Según los letrados de la defensa, la Infanta responderá pues a las cuestiones que le planteen el fiscal, su abogado defensor y el propio juez instructor, José Castro, que prepara desde el día posterior a la publicación del auto de imputación su interrogatorio.

Sin embargo, el juez instructor tiene --según fuentes de la causa-- intención de reiterar a la Infanta su derecho a no declarar antes del día señalado para su comparecencia. Así, en su auto de imputación, el magistrado recordaba a la Infanta que “nada impide que (…) ejerza su derecho a negarse a declarar, hacerlo selectivamente respecto de quienes pretendan interrogarla o también selectivamente de las preguntas que se le formulen”. 

La hija del Rey ha pasado los últimos días preparando los interrogatorios con sus abogados en Barcelona y, según fuentes de su defensa, no se trasladará a Palma hasta el mismo día de su declaración, es decir, el próximo sábado 8 de febrero, para evitar concentraciones de protesta.

El interrogatorio del juez Castro

El interrogatorio del juez instructor, según fuentes del entorno del magistrado, gira en torno a dos líneas. Pretende, primero, determinar el grado de conocimiento que Doña Cristina de Borbón tenía sobre las irregularidades atribuidas a Iñaki Urdangarin y, en segundo lugar, su grado de participación en la estructura societaria de Aizoon. Para ello, el magistrado tiene previsto preguntar a la Infanta "qué tipo de dinero era del que estaba en cada momento disponiendo en su beneficio" y por qué aprobó las cuentas de la sociedad. Según muestran los documentos del Registro Mercantil de Barcelona, la esposa de Urdangarin firmó las cuentas de Aizoon durante 9 años, de 2004 a 2012.

El juez no sólo tiene listas ya las líneas generales del interrogatorio, sino que ha dibujado incluso algunas preguntas concretas que —según fuentes cercanas al magistrado— se plasman ya en su auto de imputación. Así, entre las preguntas que planteará a Doña Cristina figuran cuestiones como:

  • “¿Qué motivaciones le llevaron a participar el 11 de febrero de 2003 en la constitución de una sociedad que su marido bien podía haber constituido de manera unipersonal y que, formalmente al menos, nunca ha repartido beneficios?”. La intención de la pregunta no sólo está dirigida a individualizar la responsabilidad de Doña Cristina sino también a determinar si —como dijo el notario de Aizoon— se utilizó a la Infanta como “escudo fiscal” ante Hacienda y ella fue consciente de ello.
  • “¿Tuvo alguna gestión fáctica en la gestión cotidiana de la sociedad?”. El eje argumental de la defensa de la Infanta es que nunca conoció las irregularidades de su marido. Entre las cuestiones que el magistrado prepara, figura la de si se ausentó o no de las conversaciones que Torres y Urdangarin mantuvieron cuando compartían "momento lúdicos".
  • “¿Por qué no utilizó su paritario potencial participativo en Aizoon S.L. para instar la presentación de rectificaciones de liquidaciones anteriores supuestamente defraudatorias?”. La Infanta abandonó el 20 de marzo de 2006 su cargo de vocal de la Asociación Instituto Nóos de Investigación Aplicada ante las primeras denuncias de irregularidades. El parlamento balear llegó a registrar una pregunta parlamentaria que evidenciaba esas denuncias y sospechas. Sin embargo, Doña Cristina no abandonó la empresa que compartía al 50% con su marido ni rectificó unas cuentas que habrían registrado ingresos presuntamente fraudulentos.
  • "¿A qué obedecía que Aizoon S.L. transfiriera el 27 de diciembre de 2006 a la cuenta abierta en La Caixa y de la que era cotitular con su marido 125.000 euros más 25.000 euros y que ese mismo día se traspasara el dinero a la cuenta de que era titular su marido?". Esa operación no aparece recogida en las Cuentas Anuales de 2007, aprobadas en 2008 y sugiere la existencia de una simulación de compraventa de acciones.

Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba