Nacional

Castro no interferirá en la proclamación del Rey: su último auto impide acusar a la infanta antes del 19

El caso Noos no perturbará la proclamación del Rey. Así lo fija el último auto del Juez Castro remitido a las partes el viernes por la tarde. Da 7 días de plazo para recurrir las pruebas y otros tres para acudir a la Audiencia de Palma, es decir, hace imposible que se cierre la instrucción y se acuse a la infanta antes de que Felipe de Borbón se convierta en Felipe VI. 

El Príncipe Felipe y la infanta Cristina en un acto religioso
El Príncipe Felipe y la infanta Cristina en un acto religioso EFE

El caso Noos no interferirá en la proclamación del nuevo rey. El auto que el juez Castro ha dictado hoy impiden que la infanta sea imputada antes del día 19 en que Felipe de Borbón se convertirá en Felipe VI. 

En un auto remitido hoy a las partes del caso, el juez de Palma se niega a practicar nuevas diligencias en el Caso Noos, entre ellas, una prueba caligráfica a los Duques de Palma para verificar si la firma que aparece en las actas de Aizoon son, efecto, de su puño y letra. El magistrado ha dicho no a la petición que planteaba la acusación Manos Limpias con el argumento de que realizar nuevas pruebas ahora "haría caprichosamente inacabable la presente instrucción". 

Sin embargo, tan llamativa como la decisión son los plazos de apelación que marca el juez que hacen imposible que el caso se cierre antes de que haya un relevo en la Corona. El juez del llamado 'Caso Noos' concede: 

  • Un plazo de cinco días hábiles para que las acusaciones puedan alegar por escrito. Eso significa que las primeras alegaciones podrían presentarse el lunes 16 de junio. 
  • Transcurridos esos días, el magistrado concede otros dos para que se remitan testimonios a la Audiencia de Palma que debería resolver a partir de ese día 18 de junio y que resolvería pasado el día 19. 

Antes de que esos plazos empiecen a correr, el juez permite a las partes apelar a la Audiencia de Palma por lo que se hace materialmente imposible que se cierren las pruebas y se pueda imputar a la infanta antes de que se produzca el relevo en la Corona. 

El último auto del juez Castro permitirá a la Casa Real celebrar la proclamación del Rey sin sobresaltos judiciales. El magistrado podría imputar a la infanta, pues, semanas después de la proclamación de Felipe VI como Rey.

La acusación protesta por la decisión judicial y adelanta que, previsiblemente, recurrirán la decisión judicial ya que --según los abogados de Manos Limpias-- "se puede dar la paradoja de que cuando Urdangarín se siente en el banquillo asegure que las firmas de las actas no son suyas o han sido falsificadas y que alegue que no denunció esa circunstancia hasta ese momento porque no convenía a su defensa". Eso supondría dejar caer buena parte de las pruebas, asegura la abogada, Virginia López Negrete. 

La agenda real, también despejada

La decisión de Castro despeja, además, la agenda de la Casa Real. El rey tiene previsto mantener citas con el presidente de México, Enrique Peña Nieto, y con diferentes empresarios en el patronato de COTEC la semana que viene.

También el príncipe tiene una intensa agenda la semana que viene. Hasta el viernes presidirá actos como la inauguración de la exposición 'El último viaje de la fragata Nuestra Señora de Las Mercedes'.


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba