Nacional

El caso López Madrid salpica también a Ricardo Fuster, otro amigo íntimo de Felipe VI

La doctora Elisa Pinto asegura que recibió mensajes amenazantes desde un teléfono que está a nombre de Ricky Fuster y que es utilizado por su esposa, Mónica Sánchez Navarro. El matrimonio forma parte del círculo del rey y López Madrid... 

Javier López Madrid no es el único amigo íntimo de Felipe VI que aparece en el sumario del acoso a la doctora Elisa Pinto. En la causa también se menciona a Ricardo, alias Ricky, Fuster. En su largo relato de hechos explicado en sede judicial, la dermatóloga acosada y apuñada declaró que había recibido un mensaje amenazante desde un teléfono móvil en septiembre de 2013. En concreto, una mujer no identificada espetó a Pinto: "Puta, aléjate de López Madrid, me vale madres llevarte por delante". Pues bien, según ha podido saber Vozpópuli de fuentes conocedoras de la causa, las pesquisas posteriores señalan a que ese teléfono estaría a nombre del citado Ricky y sería utilizado habitualmente por su esposa, la mexicana Mónica Sánchez Navarro.

Este escándalo de índole sexual ha revolucionado a la alta sociedad madrileña. Entre otras cosas porque López Madrid, hasta ahora casi desconocido para el gran público, está casado con Silvia Villar Mir y es, por tanto, yerno del empresario Juan Miguel Villar Mir. Por ello, es consejero delegado del Grupo Villar Mir. Además, es conocida y viene de antiguo la estrecha relación que mantiene el presunto acosador con el Monarca. De hecho, se ha publicado en numerosas ocasiones que el matrimonio López Madrid-Villar Mir forma parte del círculo más íntimo de las amistades de los Reyes

Los hermanos Ricardo y Álvaro Fuster son amigos de Felipe VI desde que se conocieron en el colegio de Los Rosales; en multitud de imágenes se les ha visto juntos

También están en ese grupo de amigos de la élite económica los hermanos Ricardo y Álvaro Fuster, que estudiaron en el exclusivo colegio de Los Rosales junto a Felipe VI. Las imágenes del Rey con los Fuster -y en alguna ocasión con López Madrid- han aparecido constantemente en los medios, por ejemplo con motivo de la boda entre la infanta Cristina e Iñaki Urdangarin, años atrás. Y estos días dichas fotografías han vuelto a las primeras páginas a cuenta de la imputación por acoso del también consejero delegado de OHL. Hasta ahora, en esas instantáneas del grupo solo podía señalarse al único implicado directo, pero hay otro amigo salpicado por el caso, aunque de forma colateral.

La llamada y el teléfono

Elisa Pinto demandó a López Madrid por un supuesto acoso ante el juzgado de instrucción número 39 de Madrid. En el sumario que allí se instruye aparece mencionado el matrimonio que conforman Ricky Fuster y Mónica Sánchez Navarro. Fuentes inmersas en el caso explican que en las pesquisas policiales efectuadas durante la instrucción se detalla que el 18 de septiembre de 2013 la dermatóloga recibió una llamada desagradable. Una voz de mujer le dijo: "Puta, aléjate de López Madrid, me vale madres llevarte por delante". Después, se averiguó que dicha llamada provino de un teléfono a nombre de Fuster y cuya usuaria sería su esposa.

A no ser que haya otra explicación, como que la identificación del teléfono fuera errónea, parece que el matrimonio amigo de López Madrid intervino en el asunto. No obstante, sobre la pareja no pesa acusación alguna, al menos por el momento. Tras conocer estos hechos, este diario telefoneó este martes en varias ocasiones al domicilio del matrimonio para conocer su versión al respecto. Una empleada de servicio aseguró que "el señor no está en la casa; está de viaje, porque está trabajando fuera del país" y dijo también que "la señora tampoco se encuentra aquí, también está en el extranjero"

Elisa Pinto ha denunciado a otra amiga de López Madrid que la acusó a ella de haber acosado a su padre veinte años atrás

En los últimos días también ha aparecido públicamente el nombre de otra amiga del empresario que habría intentado ayudarle en sede judicial. Se trata de Alejandra Soto López de Toledo, quien denunció ante la Guardia Civil que su padre habría sido acosado por Elisa Pinto veinte años atrás. “Mi padre me confesó que E. P. R. le estaba sometiendo a numerosos chantajes por la esporádica relación sexual que tuvieron”, explicó Soto López de Toledo a la Benemérita. “Le dijo en 1998 que estaba embarazada de él y le pidió 2 millones de pesetas para ir a abortar a París. Le chantajeaba con enseñar fotos a familia y amistades influyentes”, agregaba. Ocurre, sin embargo, que poco después el periodista Eduardo Inda desveló en su blog que Alejandra era una amiga de la familia Villar Mir. En concreto, el suegro del presunto acosador, el constructor Juan Miguel Villar Mir, fue testigo de la boda de la denunciante. De hecho, la dermatóloga ha respondido con otra denuncia contra ella


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba