EL SUMARIO SOBRE LA TRAMA DE CORRUPCIÓN

La UDEF vuelve a poner en apuros al PP por Gürtel: tacha de mentirosa a la mujer de un senador

El último informe policial desmonta la coartada esgrimida para desmarcarse de la trama por la esposa del miembro de la Cámara Alta Tomás Burgos Beteta: "Su relación comercial [con la red de Correa] fue algo más extensa de lo manifestado".

María Dolores de Cospedal, durante una conferencia que dio ayer en Madrid.
María Dolores de Cospedal, durante una conferencia que dio ayer en Madrid. EFE

De mujer de negocios y esposa de un senador del PP a último quebradero de Génova 13. La Unidad de Delincuencia Económica y Fiscal (UDEF) de la Policía remitió el pasado martes al titular del Juzgado Central de Instrucción número 5, Pablo Ruz, un informe en el que no sólo refuerza las pruebas ya existentes sobre las supuestas irregularidades en la concesión por parte del Ayuntamiento de Pozuelo de Alarcón (Madrid) de un contrato a la red Gürtel para organizar un congreso sobre parques y jardines, sino que también tira por tierra la coartada esgrimida por Mar Rodríguez, esposa del miembro del Grupo Popular en la Cámara Alta Tomás Burgos Beteta y propietaria de una empresa de marketing implicada en la operación bajo sospecha. El documento policial desvela la existencia de un correo electrónico que desmiente lo que hace sólo unos días ella había manifestado a los agentes para exculparse: que su relación con los dirigentes de la red corrupta se limitó a una llamada de teléfono.

La mujer del senador aseguró al juez y a la Policía que su relación con los miembros de la Gürtel se limitó a una llamada de teléfono. Un 'email' la desmiente 

El informe de la UDEF analiza a lo largo de 19 folios el cruce de correos electrónicos que mantuvieron dos empleadas de la red de Francisco Correa con un concejal del municipio madrileño y un abogado que ejercía de director de los servicios jurídicos del Ayuntamiento de Majadahonda, localidad también con fuertes vínculos con la Gürtel. De dicho cruce de emails, la Policía concluye que la trama corrupta amañó el concurso para el montaje del 31º Congreso Público de Parques y Jardines Públicos que en 2004 iba a celebrarse en Pozuelo de Alarcón y que, para ello, participó directamente en la elaboración del pliego de condiciones de tal manera que fuerse adjudicado a la que los investigadores consideran una empresa 'pantalla' de la trama. El objeto de utilizar dicha mercantil era evitar que figurase el nombre del propio Correa o algunas de sus empresas en una adjudicación que superaba los 150.000 euros, ya que los ediles de la oposición de varios municipios madrileños ya habían comenzado a denunciar las maniobras irregulares de éstas en contrataciones similares.

La mercantil que iba servir supuestamente de tapadera de la operación no era otra que MR & Asociados SL, una sociedad con sede en Madrid dedicada a la organización de eventos y cuya administradora y única accionista era, precisamente, Mar Rodríguez Alonso, esposa del senador del PP por Toledo Tomás Burgos, uno de los hombres fuertes de la formación en el feudo de María Dolores de Cospedal y que entre 1991 y 1996 fue diputado en la Asamblea de Madrid. La documentación aportada al sumario revela que fue la propia mujer del parlamentario 'popular' la que firmó el contrato con el Ayuntamiento de Pozuelo, pero los investigadores se muestran convencidos de que el beneficiario último del negocio fue la trama de Correa después de analizar la documentación que el propio consistorio remitió a la Audiencia Nacional el pasado mes de agosto.

Pérdidas d 5.000 euros

En un primer momento, Mar Rodríguez fue llamada a declarar con testigo, primero por la propia UDEF y más tarde por el juez Ruz, ante el que compareció el pasado 11 de octubre. A finales de ese mes, el magistrado decidía imputarla por su presunta participación tanto en el amaño del contrato de 2004 de Pozuelo como en otra operación similar tres años antes en Majadahonda para montar en esta localidad un stand denominado 'Infoeuro' sobre la implatación de la moneda única europea. Tanto ante la Policía como en la Audiencia Nacional, la esposa del senador ha negado cualquier irregularidad en aquellos contratos y el pasado lunes, tras su imputación, envió al Juzgado un escrito de tres folios en el que volvía a negar cualquier relación con las supuestas ilegalidades destapadas por la Policía. De hecho, aseguraba que en aquel concurso su empresa perdió cerca de 5.000 euros.

Un día antes de que llegara el informe de la UDEF al juzgado, Mar Rodríguez remitió un escrito en el que negaba que hubiera participado en la manipulación de ningún concurso público

Un día después de que presentara dichas alegaciones en el Juzgado, llegaba al mismo el informe de la Policía sobre el contrato de Pozuelo en el que los agentes detallaban la sucesión de correos electrónicos en los que se confirmaba la supuesa elaboración 'a la medida' del pliego de condiciones para que ganase el concurso la empresa de la mujer del senador. Los agentes concluían en el mismo que "la mercantil MR & Asopciados SL ejercía como una mera pantalla de las actividades de la organización empresarial de Francisco Correa [...] al objeto de conseguir ser los adjudicatarios finales del mismo". Al hacer referencia a la empresa de Mar Rodríguez, la UDEF destacaba que en las declaraciones efectuadas por ésta "en sede policial", ella aseguró que "no llevaba la relación con los empleados" de las empresas de la trama y que sólo recordaba una llamada del que resultó ser el 'número' 2 de la misma, el exdirigente del PP gallego Pablo Crespo, "para quejarse de la forma de pago de una factura". Mar Rodríguez incluso afirmó que no sabía la relevancia de éste y que pensó que era "un trabajador" más de esas mercantiles.

En este punto de su informe, la UDEF saca a relucir el correo electrónico que desmiente dicha coartada. En este mensaje, redactado el 23 de febrero de 2004 al mediodía, Mar Rodríguez se puso en contacto con el 'número 2' de la trama, al que se refiere en el encabezamiento del mensaje como "estimado Pablo", para indicarle que "teniendo en cuenta el atraso en la apertura de plicas" en un concurso había decidido "apartarnos del tema". La mujer del senador añade que "en otras ocasiones hemos iniciado nuestro trabajo antes de que nos lo comunicasen, pero en esta ocasión supone un riesgo por lo que considero es más prudente 'frenar' a tiempo". El correo concluye señalando que ya tendrán "ocasión de presentarnos a [la Feria Internacional del Club del ] Gourmets" que se iba a celebrar dos meses más tarde "con toda la documentación que ya tenéis hecha". El email iba a compañado, precisamente, del pliego de prescripciones técnicas para participar en dicho concurso. El mensaje fue reenviado ocho horas después por Crespo a una de las empleadas del la trama,Isabel Jordán, también imputada.

La Policía concluye que "del contenido de dichos correos electrónicos se puede inferir que la organización de Francisco Correa Sánchez pretendía utilizar nuevamente la sociedad MR Asociados SL como pantalla en la adjudicación de un concurso público de la Comunidad de Madrid" y que la mecánica utilizada para ello guardaba evidentes paralelismo con el que supuestamente emplearon para conseguir la organización del Congreso de Parques y Jardines Públicos en Pozuelo de Alarcón. El informe añade que, en contra de lo manifestado por Mar Rodríguez ante los agentes, su verdadera relación con la trama Gürtel "fue algo más extensa de lo manifestado". Una supuesta mentira que salpica a un nuevo cargo del PP, el senador Tomás Burgos, uno de los hombre fuertes de María Dolores de Cospedal.


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba