LAS SECUELAS DEL ESCRITO DE ACUSACIÓN DE LA FISCALÍA

'Rebajas Montoro': Fernando Martín también reducirá pena en Gürtel por la amnistía fiscal

El empresario, imputado en la "segunda etapa" del sumario, pagó 342 euros para aflorar una cuenta en Mónaco. Él y otros cuatro acusados que hicieran regularizaciones ordinarias pueden beneficiarse de la 'doctrina Bárcenas' que Anticorrupción fijó en su escrito de acusación al considerar éstas como un atenuante.

Imagen de archivo del ministro de Hacienda, Cristóbal Montoro.
Imagen de archivo del ministro de Hacienda, Cristóbal Montoro. EFE

El escrito de acusaciones de la Fiscalía Anticorrupción contra los 41 imputados en la "primera etapa" del caso Gürtel abre la puerta para que al menos cinco encausados en la otra pieza principal del sumario, la que investiga la "segunda etapa" de la trama, aspiren a ver reducidas las peticiones de pena que dirija contra ellos el Ministerio Público. El motivo: haberse acogido a la polémica amnistía fiscal de Cristóbal Montoro o haber presentado declaraciones complementarias cuando ya eran investigados. La primera ha sido considerada un atenuante por Anticorrupción en el caso de Luis Bárcenas, mientras que la segunda maniobra ha beneficiado al exconsejero del Gobierno madrileño, Alberto López Viejo. Pese a ello, el extesorero se enfrenta a una pena de 42 años y medio de prisión, y el segundo a una de 46 años.

El presidente de Martinsa sólo admitió tener en Mónaco 3.420 euros de dinero negro. Pagó a Hacienda únicamente 342 euros gracias a las amnistía

En concreto, sólo hay otro imputado en Gürtel que se acogiera, como el extesorero del PP, a la Declaración Tributaria Especial (DTE) que el ministro de Hacienda puso en marcha a finales de 2012 para aflorar capitales ocultos en paraísos fiscales. Según un informe que la Agencia Tributaria remitió en febrero de 2013 al juez Pablo Ruz después de que éste le reclamase información fiscal de 21 encausados, se trata de Fernando Martín Álvarez, presidente de Martinsa-Fadesa, quien había reconocido ante Hacienda tener 3.420 euros de dinero negro, los rendimientos de una cuenta radicada en Mónaco en la que atesoraba 57.000 euros. Sólo pagó 342 euros de multa. De aplicar el mismo criterio que con Bárcenas, cuando la Fiscalía presente el escrito de acusación por la "segunda etapa" del sumario de la Gürtel, la que va de 2005 a 2009, debería beneficiarse del criterio que considera esa regularización como "circunstancia atenuante".

Más extensa es la lista de los que, sin acogerse a la amnistía fiscal, sí regularizaron en los últimos diez años sus cuentas con el fisco por el procedimiento ordinario. Son las llamadas declaraciones complementarias o sustitutivas. Es lo que hizo el que fuera consejero en el gobierno de Esperanza Aguirre, Alberto López Viejo, a quien el escrito de la Fiscalía Anticorrupción en el que le piden 46 años de cárcel también considera un atenuante dicha actuación. En concreto, presentó en julio de 2012 las declaraciones complementarias de cuatro ejercicios, los que van de 2008 a 2011, por los que pagó 4.722 euros. Sin embargo, el Ministerio Público recalcaba en sus conclusiones provisionales que "no fue una declaración completa que reflejara la integridad de las cantidades ocultadas". Pese a ello, lo ha considerado un atenuante.

Empresarios y un político

De seguir el mismo criterio, cinco personas se pueden beneficiar de la línea marcada por la Fiscalía con López Viejo, entre ellos, de nuevo, Fernando Martín. El empresario presentó en junio de 2010 una declaración complementaria referida al ejercicio 2008 por la que pagó 3.258,74 euros. Mucho más elevada es la cantidad que abonó el constructor Manuel Salinas Lázaro. En el informe que la Agencia Tributaria remitió al juez Ruz, consta que en los últimos años presentó hasta diez declaraciones complementarias por un valor total de 7,5 millones de euros. Salinas Lázaro, empresario zaragozano que está acusado de haber pagado 12 millones de euros a Francisco Correa a través de una cuenta en el Principado de Mónaco, presentó entre septiembre de 2010 y febrero de 2011 dos declaraciones complementarias referidas al ejercicio 2005, cuatro al 2006, dos al 2007 y una al 2008 y 2009, entre IRPF y el Impuesto sobre el Patrimonio.

El empresario zaragozano Manuel Salinas presentó diez declaraciones complementarias por las que pagó a Hacienda 7,5 millones de euros 

En cuantía le sigue Amando Mayo Rebollo, ligado precisamente a Salinas Lázaro. Este aparecía como el administrador de una fundación vinculada a la familia del empresario zaragozano cuyo principal activo era la tenencia del 26% de la sociedad buque insignia del grupo, Comercial Salgar. Amando presentó ocho declaraciones complementarias (seis del IRPF y dos más del Impuesto sobre el patrimonio) entre finales de 2010 y comienzos de 2011 referidas al periodo 2005-2009 por las que tuvo que abonar 1,35 millones de euros. También numerosas 'complementarias' presentó José Ramón Blanco Balín, asesor fiscal y expresidente del comité de auditoría de Repsol. Blanco Balín, que es señalado por la Policía como la persona que presuntamente montó la estructura en el extranjero que sirvió a Correa para evadir dinero, hizo en 2009 cuatro declaraciones complementarias de IRPF y cinco del impuesto de patrimonio referidas a los ejercicios 2005, 2006 y 2007. En total, pagó 504.742,99 euros.

El último imputado en el 'caso Gürtel' que se puede ver afectado por el escrito de Anticorrupción es un excargo público del PP. Se trata de Alfonso Bosch, exdiputado autonómico madrileño y exconcejal de Aranjuez. Bosch presentó dos regularizaciones ordinarias en junio de 2008 por las que desembolsó al fisco 3.111 euros. Con ellas, regularizó su IRPF de los años 2005 y 2006. Cuando se siente en el banquillo de los acusados, ese pago puede restarle algunos años de condena.


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba