OPERACIÓN EMPERADOR

Un hijo del ex ministro Rosón lideraba una trama de blanqueo de la mafia china

Javier Eduardo Rosón Boix fue detenido el 16 de octubre en su puesto de trabajo en Madrid de una entidad financiera. La Policía lo considera un "especialista" en el lavado de dinero negro y la evasión fiscal que trabajaba de modo habitual para la red de Gao Ping. Había organizado una "estructura propia" con la ayuda de un gestor de la banca suiza.

Parte del dinero en efectivo incautado durante la Operación Emperador.
Parte del dinero en efectivo incautado durante la Operación Emperador. POLICÍA

Otro apellido célebre salpicado por la mafia china. Javier Eduardo Rosón Boix, el hijo pequeño del que fuera ministro del Interior de UCD fallecido en 1986, Juan José Rosón, es una de los cerca de 90 personas arrestadas el pasado 16 de octubre en el transcurso de la Operación Emperador que dirigió el juez de la Audiencia Nacional Fernando Andreu. Javier Eduardo Rosón, que se presenta en su perfil de la red social Linkedin como abogado especialista en el mercado de valores, fue arrestado en su puesto de trabajo de una entidad financiera. La Policía lo considera un "intermediario especialista en el blanqueo de capitales y la evasión fiscal" que trabajaba de modo "habitual" para la red del presunto cabecilla de la trama, Gao Ping. Los investigadores recalcan que, incluso, contaba supuestamente con una "estructura propia" de lavado en colaboración con un gestor de banca asentado en Suiza.

El nombre del hijo del fallecido ministro apareció en las investigaciones "desde el inicio" de las mismas, destaca la Fiscalía

La figura del hijo del ex ministro apareció "desde el inicio de la investigaciones" y se le relaciona directamente con la ciudadana española de origen israelí Malka Mamman Levy, alias La Sobrina, auténtica cerebro, junto al empresario Rafael Pallardo Calatrava, de la estructura delictiva de blanqueo que utilizaban los empresarios chinos. Según recogen textualmente los informes policiales, esta mujer era "el eje vertebrador de la organización criminal especializada en el blanqueo de capitales en nuestro país, sirviendo de nexo de unión entre la estructura internacional y los clientes donantes/receptores en nuestro país, siendo además 'enlace' de una serie de intermediarios de ámbito nacional dedicados al mercado del dinero negro y que a su vez disponen de sus propios clientes".

Dentro de esta estructura, Javier Eduardo Rosón jugaba presuntamente un papel muy activo como parte de esta última parte de la red, la de los "intermediarios". "Se ha observado que dispone de clientes de los llamados 'donantes (que quieren dar una salida no fiscalizada al dinero en efectivo que disponen) y fundalmentalmente 'receptores' (los que lo adquieren como contraprestación a una transferencia internacional realizada a través de paraísos fiscales)", recoge textualmente el escrito de la Fiscalía Especial contra la Corrupción y la Criminalidad Organizada con el que se solicitaba al juez Andreu su detención.

Conexión suiza

Según las pesquisas, la relación entre el hijo del fallecido ex ministro y La Sobrina era especialmente estrecha. Tanto, que los investigadores destacan que ella le dejaba permanecer en su casa "en ausencia de ella para recoger una cantidad concreta de dinero en efectivo, lo que denota un grado de confianza que no habría alcanzado [Malka Mamman] con otros investigados". Sin embargo, esta cercana colaboración no había impedido a Javier Eduardo Rosón mantener supuestamente una "estructura propia" de blanqueo diferenciada de la que encabezaba la mujer israelí.

El juez ordenó el registro de su puesto de trabajo y de dos domicilios relacionado con él. También le embargó el 'Mercedes' que conducía

En este sentido, las pesquisas apuntan a que había creado su propia organización de lavado junto a un gestor de banca suiza llamado Frederic François Mentha. Esta trama, destacan los investigadores, tenía capacidad para "realizar operaciones de dinero negro por si misma". Por ello, el mismo día que ordenó la detención de Javier Eduardo Rosón, ell juez Andreu solicitó a las autoridades del país helvético el arresto de este ciudadano suizo domiciliado en la localidad alpina de Coppet.

La detención del hijo del fallecido político se produjo en su puesto de trabajo, en las oficinas que el Banco Sabadell tiene en el número 125 de la calle de Príncipe de Vergara. Además, los agentes registraron dos domicilios ligados a él e intervinieron su vehículo, un Mercedes SL500. Fuentes de la entidad bancaria, en la que trabajada desde noviembre de 2010 tras más de 11 años en Caja Madrid, destacaban ayer a este diario que el banco desconocía completamente este tipo de prácticas por parte de Rosón y que, en ningún caso, se llevaron a cabo desde su puesto de trabajo. De hecho, según indican fuentes judiciales, los agentes que procedieron a la detención no se llevaron el ordenador del banco porque "estaba limpio".

"Ssgún las investigaciones, todas sus actividades fueron ajenas a sus funciones en el Sabadell", explican estas mismas fuentes. Tras su detención, Rosón ya no forma parte de la plantilla de la entidad catalana. En su perfil en Linkedin, Javier Eduardo Rosón destacaba que tiene un doctorado en fusiones y adquisiciones, así como dos masters en mercados financieros, uno de ellos con la mejor nota de su promoción. 

El sobrino de Abelló y el directivo de Credit Agricole

Rosón no es el primer apellido célebre que aparecen entre los detenidos en el mayor golpe policial dado al blanqueo de dinero en España. De hecho, un sobrino del financiero Juan Abelló, el empresario Vicente Gregorio Abelló, también fue arrestado en la Operación Emperador por su estrecha relación con la trama de blanqueo que lideraba La Sobrina. Un informe policial señala al familiar del conocido empresario como un integrante especialmente activo en la labor de buscar fortunas españoles interesadas en utilizar los servicios de la trama para traer a nuestro país el dinero que tuvieran oculto en paraísos fiscales salvando los controles de Hacienda.

Con Rosón Boix, ya son tres los empleados de banca arrestados: hay un directivo de Credit Agricole en Madrid y un director de sucursal de Banca Privada Andorrana 

Tampoco es el único empleados de banca. También ha sido arrestado Jorge Torner Garrido Espiga, ejecutivo de banca privada en Madrid de la francesa Credit Agricole. Las investigación señalan a éste como un cercano colaborador a otra de las piezas claves de la red de Gao Ping, en este caso el empresario español Rafael Pallardó, para el que "materializaba" el envío de dinero a China "fuera de los cauces legalmente establecidos". Según fuentes policiales, presuntamente cobraba entre el 1,5 y el 2 por ciento del total del dinero evadido.

Otro empleado de banda detenido por su relación con la mafia china ha sido Sergi Fernández Genes, director de una sucursal de la Banca Privada Andorrana (BPA) en el Principado. Detenido en el pequeño país, sus autoridades no han accedido hasta ahora a su entrega a la justicia española al tener nacionalidad andorrana. La Policía le señala como otro presunto colaborador del empresario Rafael Pallardó para enviar a China ingentes cantidades de dinero.


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba