Nacional

Elpidio Silva quiere no ser juzgado mientras siga abierto el 'caso Blesa'

El abogado de Silva, Gonzalo Boyé, ha cuestionado la imparcialidad del tribunal y ha argumentado que existe una demanda civil de protección de derechos fundamentales contra dos magistrados, entre ellos, el presidente de la sala que le juzga, Arturo Beltrán.

El juez Elpidio José Silva a su llegada al Tribunal Superior de Justicia de Madrid
El juez Elpidio José Silva a su llegada al Tribunal Superior de Justicia de Madrid EFE

El magistrado Elpidio José Silva ha intentado nuevamente hoy suspender su juicio por presunta prevaricación hasta que se dé por concluida la investigación del “caso Blesa” y ha cuestionado la imparcialidad del tribunal, que decidirá si prosigue con la vista, según informa EFE.

El nuevo letrado de Silva, Gonzalo Boyé, ha planteado en la primera sesión del juicio que otra razón para la cancelación es que ha sido admitida a trámite una demanda civil de protección de derechos fundamentales contra dos magistrados, el presidente de la sala que le juzga, Arturo Beltrán, y la magistrada María Tardón, que formó parte del tribunal que empezó a juzgarle en abril pero apartada por su pertenencia a la Asamblea General de Caja Madrid durante la presidencia de Blesa.

Beltrán ha reconocido de la importancia del asunto, pero que a él no se le ha notificado “nada”, y ha anunciado que será mañana cuando la sala determine sobre las cuestiones previas solicitadas por las partes.

El letrado de Silva ha indicado también la situación de excedencia de su cliente, solicitada al Consejo General del Poder Judicial (CGPJ) una vez suspendido cautelarmente de sus funciones para poder concurrir a las elecciones del25-M, en las que no obtuvo ningún escaño como cabeza de lista del Movimiento Red.

Boyé ha cuestionado la legitimidad de la personación como acusación del expresidente de la CEOE, Gerardo Díaz Ferrán, y que el abogado de Blesa, Carlos Aguilar, ejerza como parte cuando también es testigo en el proceso. El letrado, nombrado tras la renuncia de Cándido Conde-Pumpido Varela en el juicio anterior, considera que no goza de aforamiento y por ello no puede ser juzgado en el Tribunal Superior de Justicia de Madrid (TSJM).

El abogado ha explicado a los periodistas la salida del TSJM que estas razones podrían acarrear la suspensión del juicio -que, a diferencia del anterior, ha discurrido con toda normalidad- o, al menos, un aplazamiento hasta que se designen unos nuevos magistrados. Además ha explicado que existen "motivos legales para entender que este juicio no debería realizarse antes del juicio al señor Blesa", en referencia al caso que sigue abierto en los Juzgados de Plaza de Castilla por la compra del City National Bank de Florida.

Mientras, el fiscal, ha pedido que se dice a declarar a un nuevo testigo, el director de Publicaciones de Ausbanc, Luis Suárez, y que se sume la declaración que hizo el pasado 16 de junio en el otro procedimiento abierto a Silva por la filtración de correos de Blesa, tun testimonios con el que pretender acreditar que entre Silva y el abogado de Ausbanc que ejerció de acusación en representación de Manos Limpias en el "caso Blesa", Luis Pineda, "excedía de lo meramente profesional" y era de "amistad".

El tribunal ha dado por concluida la sesión hasta mañana, en la que informará de su decisión sobre todas las cuestiones planteadas. De seguir adelante, el juicio continuará con el interrogatorio al acusado y, el miércoles, con el testimonio de, entre otros, Miguel Blesa.


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba