Nacional

'Caso Urdangarín': la mediación de Carmen Iglesias ante Pedro J. es mercancía averiada

Se han escrito ríos de tinta y por lo que se ve y se lee el caudal se antoja inagotable. Pero en la corriente circula mucha mercancía averiada, entre ella la que implica a la académica Carmen Iglesias en un supuesto intento de mediación entre La Zarzuela y el diario El Mundo para que esta publicación frene su ímpetu periodístico y ponga sordina al ‘caso Urdangarín’.

Se han escrito ríos de tinta y por lo que se ve y se lee el caudal se antoja inagotable. Pero en la corriente circula mucha mercancía averiada, entre ella la que implica a la académica Carmen Iglesias en un supuesto intento de mediación entre La Zarzuela y el diario El Mundo para que esta publicación frene su ímpetu periodístico y ponga sordina al ‘caso Urdangarín’.

La indigesta película se inicia el pasado 1 de diciembre cuando una web huérfana de credibilidad lanza el siguiente titular: “Carmen Iglesias pidió frenar las informaciones sobre Urdangarín y Pedrojota se negó”. La maquinaria de la intoxicación se pone entonces en marcha y en medios políticos y periodísticos se disparan las especulaciones sobre las razones últimas que llevaron a la prestigiosa académica a abandonar la presidencia de Unidad Editorial. Que si el monarca le pidió por favor que convenciera a Pedro J. para bajar el diapasón en las revelaciones que nacen del sumario secreto del caso, que si el director de El Mundo no solo le negó el favor, sino que le advirtió que tiene munición para seis meses, que si la presunta mediadora tiró la toalla al encontrarse entre la espada del periódico y la pared de Zarzuela…

De todas estas versiones, lo único cierto es que la interesada, en su día tutora del Príncipe Felipe, decidió dejar su cargo en Unidad Editorial al conocer el nombramiento de Antonio Fernández Galiano como presidente ejecutivo. El ascenso de este último limitaba el espacio profesional de Iglesias, por lo que ésta llegó con Pedro J. a un acuerdo amistoso que finalmente ha supuesto su abandono de la empresa antes del vencimiento de su contrato.

La duda obligada que se hace a continuación cualquier mortal con dos dedos de frente es si Carmen Iglesias, ya fuera de Unidad Editorial, medió a favor de don Juan Carlos intentando limar la profesionalidad del director de El Mundo para convencerle de que con la explotación periodística del ‘caso Urdangarín’ se ponía en riesgo el prestigio mismo de la Monarquía como institución. Pues fuentes fiables aseguran que tampoco hubo nada de esto. ¿Por qué? Pues por la sencilla razón de que la opinión de la ex tutora del Príncipe Felipe sobre el caso es altamente negativa, vamos que se siente profundamente consternada con los datos del sumario que están saliendo a la luz sobre el yerno del rey. Aspecto sin duda importante a tener en cuenta, a sabiendas de que es una de las personas que mejor conoce a la Familia Real y que más aprecio profesa por ella.


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba