Nacional

La apertura de dos casinos en Madrid dispara la facturación del juego: sube 146 millones en un año

Hasta la fecha el Casino de Gran Vía, con 15 millones de inversión, va ganando la guerra urbana al de Plaza de Colón, donde se gastaron 20 millones de euros.

Interior del Casino de Gran vía.
Interior del Casino de Gran vía. casinogranvia.com

Los casinos de Madrid aumentaron sus ventas el pasado año en 146 millones de euros a pesar de la crisis económica, según datos de la Consejería de Economía de la Comunidad de Madrid. En el año 2013, los ciudadanos se gastaron 408,8 millones de euros en las mesas de los casinos madrileños, mientras que en el ejercicio de 2014 la cifra creció hasta los 554,4 millones de euros. 

La razón de esta importante subida en la facturación de los casinos es la apertura, a finales de 2013, de dos establecimientos satélites de las dos empresas que estaban instaladas en la capital de España. Se ha pasado de dos casinos a cuatro. No hay peticiones para abrir ningún otro. 

El Gobierno regional negociaba en 2013 el aterrizaje del magnate Sheldon Adelson en España. La Comunidad de Madrid permitió a las dos empresas españolas prepararse para luchar contra el norteamericano. Se autorizó la apertura de casinos urbanos a las dos empresas del sector: Comar (Aranjuez) y Escolano (Torrelodones). Hacía 90 años que el juego había sido prohibido en Madrid. A finales del ejercicio pasado se abrieron dos establecimientos, uno de la Gran Vía y otro en la Plaza de Colón.

Hace un año y medio el Casino de Torrelodones facturaba un 85% del juego, mientras el resto lo hacía Aranjuez. Hoy, se ha logrado casi un equilibrio del 50%

La amenaza de la llegada de Adelson y su ciudad del juego también hizo que la Comunidad redujera la presión fiscal sobre esta actividad en 2014. En 2015 también se produjo otra modificación para paliar la crisis que afectaba al sector y mejorar los premios.

El aumento de las ventas

El importante aumento de las ventas se debe sin duda, a la apertura de los casinos urbanos en Madrid. Lo curioso es que estos nuevos establecimientos han servido para equilibrar la facturación de los dos competidores. Hace apenas un año y medio, el Casino de Torrelodones facturaba un 85% del juego, mientras el resto lo hacía Aranjuez. Hoy, se ha logrado casi un equilibrio del 50%.

La razón es simple. Torrelodones invirtió más de 20 millones de euros en la construcción del local de Plaza de Colón, pero el rendimiento no es el esperado. Aranjuez apostó por la Gran Vía, tras invertir 15 millones de euros, y está ganando en rentabilidad a su oponente. Parece que los turistas que vienen a Madrid entran con mayor afluencia de la prevista a la Gran Vía, muy céntrico, y menos a la Plaza Colón.

Un experto del sector dijo a este periódico que la victoria, dentro de la crisis en la que aún está el sector, “es para Comar”. “Esta empresa ha pasado de tener un casino sobredimensionado y deficitario en el sur de Madrid, a una sala en el centro y a poder competir de tú a tú con el Grupo Gran Madrid”, añadió el experto.


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba