Nacional

La Casa Real mantendrá a Revenga como asesor hasta que declare ante el juez

La Casa del Rey mantendrá a Carlos García Revenga en su puesto de asesor y secretario de las Infantas Elena y Cristina y no tomará ninguna decisión antes de su comparecencia ante el juez del próximo 23 de febrero.

Carlos García Revenga, junto a la Infanta Cristina durante un acto en 2010.
Carlos García Revenga, junto a la Infanta Cristina durante un acto en 2010. gtres

La Casa del Rey mantendrá a Carlos García Revenga en su puesto de asesor y secretario de las Infantas Elena y Cristina y no tomará ninguna decisión sobre él, "en su ámbito de responsabilidad", antes de su comparecencia como imputado ante el juez del 23 de febrero, dentro de la investigación del caso Nóos.

"La Casa de Su Majestad el Rey no tomará decisión alguna en su ámbito de responsabilidad sin haber antes conocido y valorado la declaración de don Carlos García Revenga" ante el magistrado instructor del caso Nóos, José Castro, anuncia la institución en un comunicado publicado en su web oficial.

Justifica esta decisión en que la providencia dictada por el juez para que declare como imputado "no especifica cargo alguno", por lo que la Casa del Rey entiende que la toma de declaración en tal calidad "no lleva consigo acusación alguna que pudiera justificar medidas inmediatas por su parte", sino que "obedecería más bien a procurar una mayor garantía" de sus derechos de defensa.

El comunicado explica que la Casa del Rey tuvo conocimiento ayer "a través de los medios de comunicación" de la providencia dictada por el juez Castro, en la que el magistrado acuerda "recibir declaración en calidad de imputado, con instrucción de sus derechos y asistido de Letrado de su elección" a García Revenga. En esa comparecencia, el asesor y secretario de las Infantas Elena y Cristina tendrá oportunidad de "responder, con las debidas garantías procesales, a cuantas preguntas se le formulen en la fecha señalada en relación con los asuntos referidos en la providencia citada", subraya la Casa del Rey.

Tras citar el martes a García Revenga, el juez Castro ha fijado hoy una fianza civil solidaria para Iñaki Urdangarin y su exsocio Diego Torres por importe de 8.189.448 euros, en un auto en el que atribuye a ambos "una actividad delictiva premeditada" en el Instituto Nóos. García Revenga, que fue tesorero de ese instituto cuando lo presidía Iñaki Urdangarin, ha sido citado en los juzgados de Palma de Mallorca el mismo día que Urdangarin, después de que comparezca el Duque de Palma.

La citación se ha producido de oficio, aunque García Revenga había anunciado el jueves de la pasada semana su intención de pedir al juez que le llamara a declarar para probar su inocencia y la acusación popular que ejerce el sindicato Manos Limpias había adelantado por su parte que pediría que fuera citado como imputado.

El juez convoca a García Revenga para interrogarle como imputado sobre el cargo y funciones que desempeñaba en el Instituto Nóos o en cualquiera de las entidades mercantiles de su entorno, así como para preguntarle acerca del conocimiento que pueda tener sobre las actividades que desplegaba la entidad y los cauces por los que obtuvo dicho conocimiento. También le interrogará sobre las labores de asesoramiento o consulta que pudiera haber llevado "respecto a Iñaki Urdangarin y su entorno societario y personal", según recoge la providencia dictada hoy por el juez Castro.


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba