La dirigente catalana ha roto con el secretario general del PSOE

Carme Chacón se suma a las huestes de Susana Díaz para crear una alternativa a Pedro Sánchez

Carme Chacón ha roto definitivamente con Pedro Sánchez, quien la situó, a su pesar, en la actual ejecutiva. La socialista catalana ha hecho buenas migas con la líder andaluza. Todo es posible ahora, a la espera de los resultados del PSOE en las municipales.

Carmen Chacón
Carmen Chacón EFE

Carme Chacón ha roto definitivamente con Pedro Sánchez. Y se ha refugiado en el sur, junto a Susana Díaz, quien ha protagonziado la sorpresa de la jornada con el anuncio de su embarazo. Chacón y Díaz hicieron muy buenas migas en el congreso de Sevilla. Desde entonces, mantienen una línea de colaboración muy estrecha así como una relación personal sumamente fluída.

La fractura entre Chacón y Sánchez, que nunca se llevaron demasiado bien, se hizo ostensible en la concentración celebrada frente a la embajada de Francia en Madrid con motivo de la matanza yihadista perpetrada en Charlie Hebdo. Allí apareció Chacón junto a Rodríguez Zapatero en tanto que Pedro Sánchez lo hizo en compañía de otros dirigentes de su formación. Sánchez acusó el gesto, y lo devolvió. En su reciente y accidentada visita a los Estados Unidos no la incluyó en su comitiva, pese a que Chacón es la secretaria de Relaciones Internacionales del PSOE. Una decisión muy comentada en los círculos de Ferraz que evidenciaba la distancia sideral entre el secretario general y la dirigente catalana.

El choque con Rubalcaba

Chacón nunca ha renunciado a su ambición de asumir responsabilidades plenas en el PSOE. Lo intentó frente a Rubalcaba, pero era una pieza de caza mayor y tuvo que plegar velas, en una maniobra que algunos calificaron como el fin de su carrera política. Pero Chacón es combativa y hábil. Su aproximación a Susana Díaz se ha convertido, con el paso del tiempo, en un vínculo muy estecho. Ambas recelan del liderazgo de Pedro Sánchez y están convencidas de que el actual secretario general no es la persona que se necesita en estos momentos al frente del cuadro de mandos del PSOE.

Chacón es combativa y hábil. Su aproximación a Susana Díaz se ha convertido, con el paso del tiempo, en un vínculo muy estecho

El horizonte socialista está lleno de incógnitas, pendiente de los resultados de las autonómicas y municipales donde la actual dirección se lo juega a todo o nada. Podemos le come el terreno y Sánchez no parece dar con la fórmula para frenarlo. Hay demasiado miedo a Pablo Iglesias como para actuar con decisión y personalidad. El enfrentamiento entre los dos dirigentes ya no se disimula como se ha visto este fin de semana en el que ambos se dedicaron ataques frontales y sin anestesia. Se trata de un pulso por la supervivencia y, de momento, es Podemos quien se lleva el gato al agua, de acuerdo con buena parte de las encuestas.

Díaz prepara su estrategia en un doble frente. Adelantar quizás las andaluzas, si es que IU le fuerza a ello, supondría el respaldo en las urnas que necesita, ya que es una presidenta que no ha recibido el respaldo del voto popular. Ya lo adelantó ayer mismo, dejando la puerta abierta a las elecciones anticipadas. Un aviso a los socios de IU y una determinación muy clara de mantenerse al frente de la comunidad. En el territorio andaluz, además, Podemos no funciona de forma tan fulminante como lo hace en otros puntos de España. La estupidez de anunciar la prohibición de la Semana Santa no ha calado demasiado bien entre los andaluces. Y en las primarias de junio, en vísperas de dar a luz, bien podría dar el paso decisivo de dejar caer a Sánchez con la ayuda de Chacón y de otros barones regionales, que observan con creciente inquietud lo inane de la gestión del actual secretario.

Esta pareja de damas puede cambiar la faz del socialismo español a la vuelta de unos meses. De momento ya se ha dado un paso. Chacón ha abandonado al líder del PSOE y se ha sumado a las filas de la andaluza, para lo que, en adelante, pueda ocurrir. Ambas, además, siempre han acariciado la posibilidad de dar el salto a la cúspide del partido en la secretaría general. Una jugada que tan sólo podría ejecutarse en el caso de que Sanchez sufra un patinazo estrepitoso en la próxima cita con las urnas en el mes de mayo.


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba