Los socialistas catalanes ven difícil que la exministra vuelva a tener los apoyos que sumó hace 21 meses en Sevilla

La nueva alianza de Rubalcaba con el PSC estrecha la ruta de Chacón hacia el cartel electoral

Dicen que a la tercera va la vencida, pero Carmen Chacón vuelve a tener las cartas en contra. En el nuevo acercamiento de Alfredo Pérez Rubalcaba a los socialistas catalanes no solo influye la necesidad del PSOE de emitir un mensaje único sobre el desafío soberanista en Cataluña sino también el interés del actual secretario general en abortar cualquier posibilidad de que la exministra de Defensa pueda alcanzar el cartel electoral.

La carrera de Carmen Chacón por convertirse en la principal referencia del PSOE ha tenido hasta ahora dos episodios fallidos. El primero llegó en mayo de 2011 cuando desistió de presentarse a las primarias frente a Alfredo Pérez Rubalcaba. Justificó su decisión diciendo que no quería poner en riesgo la estabilidad del Gobierno de Zapateroy la cohesión en su partido.

Seis meses después, Rubalcaba se pegó un gran batacazo electoral que se cifró en la pérdida de cuatro millones de votos. Entonces comenzó la batalla por hacerse con el control del aparato del PSOE y en ella Chacón compitió con todas sus armas, a pesar de lo cual se quedó sin la secretaria general de su partido por 22 votos de diferencia.

Chacón renunció en 2011 a competir con Rubalcaba en las primarias y un año después se quedó a 22 votos de la secretaría general del PSOE

Quienes dentro del PSOE vivieron de cerca el congreso sevillano de febrero de 2012 recuerdan que Chacón contó en aquella cita con el apoyo casi unánime del Partido Socialista de Cataluña (PSC), de la federación madrileña y de buena parte de la federación andaluza, aunque la fuga de votos de esta última, hábilmente gestionada por Felipe González y Alfonso Guerra, entre otros viejos del lugar, la dejó con la miel en los labios. Para que en su partido se superaran los recelos, acentuó su procedencia andaluza. "Soy catalana. Soy nieta de andaluces, de una castellana recia que se fue a servir a Barcelona y de un aragonés indomable. Un anarquista, un hombre que siempre se sintió libre y que fue consecuente con sus principios". Así se presentó Chacón en la localidad natal de su padre, Olula del Río (Almería), cuando decidió competir por la dirección de su partido.

Desde entonces han transcurrido 21 meses y las cosas han cambiado de manera radical a ojos de la actual ejecutiva. Tanto, que si Chacón decidiera ahora ir sola a unas primarias, posiblemente no contaría con más abrigo que el de Tomás Gómez en Madrid. Fuentes del PSC admiten que el acercamiento protagonizado en las últimas semanas entre su primer secretario, Pere Navarro, y Rubalcaba no solo obedece a la necesidad del PSOE de emitir un mensaje único sobre el desafío soberanista en Cataluña sino también al interés del actual secretario general en abortar cualquier posibilidad de que la exministra de Defensa pueda alcanzar el cartel electoral.

En la ejecutiva socialista se opina que la exministra de Defensa solo cuenta ahora con una cuarta parte de los apoyos que reunió en el congreso de Sevilla

En la dirección del PSC no se la mira a Chacón como hace dos años. En este periodo, ha roto la disciplina de su partido en Cataluña distanciándose del llamado ‘derecho a decidir’ cuando éste lo apoyaba, quedando en terreno de nadie ya que tampoco se retrató junto al PSOE en el Congreso. La exministra mantiene desde su cómodo retiro de Miamiuna magnífica relación con Tomás Gómez y la gran incógnita es si conserva todavía el favor de la andaluza Susana Díaz y de José Antonio Griñán, los dos dirigentes que estuvieron a punto de convertirla en la primera mujer al frente del aparato socialista en el congreso de Sevilla. En la ejecutiva socialista se opina que la exministra solo cuenta ahora con una cuarta parte, como mucho, de los apoyos que reunió en aquel cónclave.

En todo caso, fuentes de la ejecutiva federal aconsejan no perder de vista lo que pueda pasar tras las elecciones europeas, dependiendo del previsible desplome que sufra el PSOE. Para evitar improvisaciones y que algunas federaciones utilicen estos resultados de mayo para precipitar acontecimientos, Rubalcaba y su equipo han marcado por anticipado las reglas de juego.

Rubalcaba inicia una ronda con todas las federaciones para llevar al comité federal del 18 de enero una fecha pactada para celebrar las primarias

El Comité Federal del PSOE, su máximo órgano entre congresos, anunciará el próximo 18 de enero la fecha en la que se decidirá en primarias el futuro cartel electoral para las legislativas de 2015. Rubalcaba abrirá consultas hasta entonces con todas las federaciones para pactar el calendario, pues lo único decidido hasta ahora es que los primeros en elegir a sus candidatos serán los socialistas valencianos, a la vista de las urgencias de Ximo Puig por meterse de lleno en una campaña electoral que puede arrebatar al PP la comunidad que gobierna desde 1995.


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba